De cara a las elecciones, la Iglesia repudió el clientelismo y la dádiva

El Episcopado advirtió hoy que el acto eleccionario "exige una gran transparencia, que lo aleje de prácticas demagógicas y presiones indebidas, como el clientelismo y la dádiva". 

Reiteró su exhortación por una autonomía "real y auténtica" de los poderes del Estado. Aclaró, además, que es obligación del ciudadano controlar a los gobernantes.

En el documento difundido hoy por la cúpula de la Iglesia, los obispos se refirieron a las próximas elecciones, condenaron el clientelismo, reconocieron "esfuerzos" para superar la crisis, aunque advirtieron sobre la gravedad de la situación social y no marcaron posición sobre el sacerdote Christian Von Wernich, enjuiciado por crímenes de lesa humanidad.

El Episcopado advirtió hoy que el acto eleccionario "exige una gran transparencia, que lo aleje de prácticas demagógicas y presiones indebidas, como el clientelismo y la dádiva" y reiteró su exhortación por una autonomía "real y auténtica" de los tres poderes del Estado.

Los obispos sostuvieron que esas prácticas "desvirtúan su profundo significado y degradan la cultura cívica" y consideraron que la independencia de poderes es "imprescindible" para el ejercicio de la democracia".

"Es obligación del ciudadano controlar la gestión del gobernante", sostuvieron los prelados, luego de finalizar la 147 reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina, la cúpula eclesial, que preside el cardenal Jorge Bergoglio.

La declaración se dio a conocer a través de un documento dirigido "Al Pueblo de Dios y a los hombres y mujeres de buena voluntad".

Esos conceptos habían sido incluidos en el documento que los obispos elaboraron en su anterior reunión en abril pasado, pero cobran valor a casi dos meses para los comicios presidenciales. 

Por otra parte, los prelados encabezados por monseñor Jorge Bergoglio advirtieron que en el país aún "queda pendiente la deuda de la reconciliación" y pidió dejar de lado los "desencuentros" y "resentimientos".

"Nuestro país sufre todavía fragmentación y enfrentamientos, que se manifiestan tanto en la impunidad, como en desencuentros y resentimientos. Nos queda pendiente la deuda de la reconciliación", señaló la Comisión Permanente del Episcopado, que sesionó en la sede de la Conferencia Episcopal desde el martes pasado.

En el documento, los obispos reconocieron "los pasos dados para superar la crisis en la que habíamos caído" y "los esfuerzos realizados" en materia económica y social, a la vez que destacaron que esa situación viene de "vieja data".

De todos modos, volvieron a señalar la "profundidad" de la problemática social y advirtieron que la "pobreza y la inequidad" siguen siendo "problemas fundamentales".

"Debemos priorizar medidas que garanticen y aceleren la inclusión de todos los ciudadanos. La pobreza y la inequidad, no obstante el crecimiento económico y los esfuerzos realizados, siguen siendo problemas fundamentales. Toda gestión social, política y económica debe estar orientada al logro de una mayor equidad, que permita a todos la participación en los bienes espirituales, culturales y materiales", señalaron.

Los obispos instaron a "todos los argentinos, y especialmente a los cristianos" a convertirse "de habitantes en ciudadanos, corresponsables de la vida social y política". 

En cuanto a los comicios, advirtieron que "el acto eleccionario requiere el conocimiento de las propuestas y el pleno ejercicio de la libertad del ciudadano".

"Esto compromete al que se postula, quien debe definir claramente su programa de acción política, y al que debe votar, a informarse debidamente de la probidad de los candidatos y de la dimensión ética de sus propuestas", señalaron.

Sobre las propuestas electorales, ratificaron el reclamo de la Iglesia para que se garantice el derecho a la vida "desde el momento de la concepción".

Expresaron que la familia "fundada en el matrimonio entre varón y mujer es la célula básica de la sociedad".

Subrayaron también que la primacía del bien común "sustenta y fortalece los tres poderes del Estado, cuya autonomía, real y auténtica, se hace imprescindible para el ejercicio de la democracia".

"Dicho bien común se afianza cuando la autoridad sanciona leyes justas y vela por su acatamiento. También el ciudadano está obligado en conciencia a cumplirlas, salvo que se opongan a la ley natural", indicaron.

Además, reiteraron su reclamo para que se promueva "el verdadero federalismo, que supone el fortalecimiento institucional de las Provincias, con su necesaria y justa autonomía respecto del poder central".

"Los poderes del Estado se ennoblecen cuando consolidan la estructura federal y republicana del país", consideraron.

Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 22:06
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 22:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"