Banco Mundial alertó sobre el proteccionismo

El vicepresidente de la entidad para América Latina, Hasan Tuluy, señaló los riesgos de limitar el libre comercio y afirmó que el mayor desafío es incrementar la productividad. La aplicación de medidas que restringen el comercio "afecta a todo el mundo, lo vemos también en Europa, Norteamérica", dijo el alto funcionario de la entidad crediticia en encuentro con periodistas. "En el largo plazo, pondría en peligro la habilidad de alcanzar algunos de los objetivos que tiene la región",

La aplicación de medidas que restringen el comercio "afecta a todo el mundo, lo vemos también en Europa, Norteamérica", dijo el alto funcionario de la entidad crediticia, en un encuentro con corresponsales de agencias de noticias. "En el largo plazo, pondría en peligro la habilidad de alcanzar algunos de los objetivos que tiene la región", advirtió.
 
Tuluy destacó que para mantener tasas de crecimiento robustas es necesario un incremento de la inversión y del comercio, lo que "en general requiere una mayor predictibilidad". En ese sentido, consideró que hay muchas medidas que se pueden aplicar -como una política fiscal saludable o el control selectivo de los flujos de capital que ingresan al país con tasas de interés bajas- antes que implementar restricciones al comercio, ya que éstas "afectan a los consumidores, reducen la predictibilidad a los productores e inversores y tienden a ser mucho más difíciles de revertir".
 
Para el alto funcionario este "es un tema de corto plazo". "El principal desafío es la cruzada o la batalla de la productividad", aseguró.
 
Tuluy, que previó un crecimiento de la región de 3,6% o 3,7% este año y una alza del PIB de entre 4% y 4,3% en 2013, elogió el desempeño de América Latina en la última década, con un crecimiento sólido y políticas macroeconómicas saludables y destacó que 73 millones de personas salieron de la pobreza. Pero indicó que para que esta sea la "década de América Latina", el desafío para la región es el incremento de la productividad y de la competitividad.
 
 Para Tuluy, los desafíos son mejorar la infraestructura y logística, incrementar las habilidades, la innovación, la investigación y la calidad de la educación, y comenzar a pensar en una segunda generación de reformas en la seguridad social. "Si atacamos esos temas, esta puede convertirse en la década de América Latina, y los países latinoamericanos podrán jugar papeles cada vez más importantes en la definición de la agenda global", aseguró.
 
El alto funcionario destacó por otra parte la importancia de las asociaciones entre naciones para alcanzar estos objetivos y consideró que la complementariedad entre los distintos países de la región "será una ventaja más que una desventaja" a la hora de avanzar juntos hacia el desarrollo.
 
Tuluy arribó a Uruguay para participar de la 53 asamblea anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que se celebra hasta el lunes en Montevideo. Se trata de su primera visita a Sudamérica desde que asumió su cargo en enero y luego de participar de la asamblea viajará a Argentina, donde se reunirá con la presidente Cristina Kirchner.

www.infobae.com
Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 09:13
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 09:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"