La columna vertebral funciona

La columna vertebral que forman los referentes pidió estar en el clásico para olvidar la derrota copera y Falcioni le dará el gusto. La única duda es Somoza.

Búsquese un buen arquero, un buen central, un buen cinco y un goleador. Después, los demás puestos cúbralos con sus familiares”. El viejo concepto futbolero que perpetuó en el tiempo toma más vigencia que nunca en el Boca de Falcioni. Es que luego de la derrota inesperada con Fluminense, y cuando la intención inicial era poner un equipo repleto de juveniles y suplentes, de acuerdo a los 11 que paró en la práctica a puertas cerradas, el DT apuesta a la columna vertebral del equipo para enfrentar hoy a Independiente. Y el plus lo aporta el 10, el encargado de jugar y hacer jugar a sus compañeros: Román Riquelme, quien se suma al resto de los componentes de la cadena fundamental.

“Cuando uno pierde, está bueno demostrar la fuerza que tiene el grupo en el siguiente partido y ganar”, anticipó Erviti el día después de la primera derrota en 322 días. Los capos de este plantel, con la decisión tomada de querer estar, levantarse rápido de la caída y no dar lugar a dudas sobre su verdadero nivel, le transmitieron su idea al entrenador, quien se tomó varios días para decidir y finalmente apostó por ellos, en lo que puede ser un puntito más para escalar al récord de partidos invicto en torneos locales que ostenta Bianchi. De esta manera, en el arco estará Orion, cerquita de seguir haciendo historia y aumentar a cinco su racha personal de encuentros sin goles. El “buen central” será el Flaco Schiavi, recuperado de la distensión que lo alejó de los últimos partidos y dispuesto a volver a aportar la seguridad y fiereza que mostró desde su llegada. Somoza es el único que todavía no está confirmado, a pesar de su enorme deseo de jugar, porque es uno de los que más partidos tiene en el año y arrastra una molestia muscular (si hoy lo ven mal, estará Erbes de entrada y Pol Fernández en el banco). El 9 tendrá la camiseta 19, aunque siente como pocos el área. Santiago Silva, jugador fetiche del técnico, tendrá la oportunidad de convertir su primer gol en el club. La fluidez del juego estará a cargo de Román, en lo que será su cuarto partido del campeonato. Justo él fue uno de los generadores de la idea de jugar, entrenándose hasta el jueves, cuando correspondía descansar.

La duda en el cuerpo técnico se había generado por la cercanía con el primer partido de Copa contra Arsenal (“El mano a mano que definirá el segundo lugar en el grupo”, como remarcaron varios jugadores). El cansancio acumulado y el desgaste físico y mental juegan su carta importante en encuentros trascendentales, pero las ganas de revancha fueron más fuertes. Y el “partido más importante” es el próximo (Falcioni dixit) y la siguiente batalla es a las 19.10 contra Independiente. Los pesos pesado ya están encolumnados para dar pelea.
Opiniones (0)
20 de mayo de 2018 | 22:36
1
ERROR
20 de mayo de 2018 | 22:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"