Nuevo juicio contra el baterista de Callejeros

Este lunes, Eduardo Vázquez deberá hacer frente a otra causa en su contra: supuesta tenencia de sustancias ilegales. El delito tiene una pena de entre uno a seis meses de prisión y la sentencia podría quedar firme el mismo día. Durante la investigación por la muerte de su esposa, realizada en febrero de 2010, los investigadores descubrieron en el domicilio 11 gramos de marihuana. Este delito, según el Código Penal, tiene una pena que puede ir desde los 30 días a los seis meses de prisión.


Este lunes, Eduardo Vázquez deberá hacer frente a otra causa en su contra: supuesta tenencia de sustancias ilegales. El delito tiene una pena de entre uno a seis meses de prisión y la sentencia podría quedar firme el mismo día

 


Además de estar siendo acusado por el homicidio de su esposa, Wanda Taddei, el ex baterista de la banda Callejeros, Eduardo Vázquez, deberá hacer frente a otra causa en su contra. A partir del lunes, según cuenta un matutino porteño, se realizará un nuevo jucio oral en el que, en este caso, el músico será acusado por supuesta tenencia simple de marihuana.
 
Durante la investigación por la muerte de su esposa, realizada en febrero de 2010, los investigadores descubrieron en el domicilio de Vázquez 11 gramos de marihuana. Este delito, según dicta el Código Penal, tiene una pena que puede ir desde los 30 días a los seis meses de prisión.
 
El Tribuna Oral Federal Nº4, a cargo de esta nueva imputación contra Vázquez, podría definir la condena o la inocencia del músico el mismo día de realizarse el juicio oral.
 
 
 
El juicio por la muerte de Wanda Taddei
 
Dos peritos contradijeron el jueves la versión del ex baterista del grupo Callejeros Eduardo Vázquez, en el juicio en que se lo acusa por la muerte de su esposa, Wanda Taddei, ocurrido dos años atrás.
 
El licenciado en criminalística Jorge Silveira y el perito bombero Luis Díaz negaron la posibilidad de que un cigarrillo encendido haya podido originar, por el contacto con el alcohol, el fuego que le causó a Taddei las heridas que derivaron en su muerte días después.
 
Ambos argumentaron que realizaron pruebas en las que apoyaron cigarrillos encendidos en un recipiente con alcohol y en un algodón impregnado con la misma sustancia.
 
En ambos casos, declararon, el cigarrillo terminó apagándose, por lo que concluyeron que las llamas mortales sólo podrían haberse originado en un encendedor. Silveira también desacreditó la versión de Vázquez, quien estaba sentado cuando accidentalmente se le prendió fuego su ropa y su esposa acudió para intentar sofocar las llamas con un futón.
 
"La posición era inversa", explicó el perito, en base a las heridas recibidas por Taddei en sus senos, en el rostro y en el lado interno de los muslos, que indican que la mujer se encontraba sentada en el momento del hecho.


www.infobae.com
Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 00:01
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 00:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"