¿Qué parte del “Prohibido Bañarse” no se entiende?

El pasado domingo, uno de los que formará parte de los últimos días de calor de la temporada visitamos Los Reyunos, en donde pudimos evidenciar una gran cantidad de bañistas en lugares donde la cartelería indica una rotunda prohibición.

¿A quién no le tentó la invitación de un apaciguador lago en una tarde de mucho calor? Sea en el lugar que sea, hondo o pandito, calmo o peligroso; es rara la ocasión en que, bajo estas circunstancias, no hayamos metido al menos los pies.

De todos modos vale la pena que en este espacio realizemos un llamado de atención principalmente por la cantidad de ahogados que se ha cobrado esta temporada.

Entonces, señoras y señores, padres y niños: si un cartel dice Pro-hi-bi-do, es porque está impedido el uso de dicho lugar para que cualquier hijo de vecino se bañe, a pesar del calor y de las óptimas condiciones del agua.

Algunos llevan torpedos, la mayoría se lanza al agua sin ninguna protección

Por otro lado, ante tal tentación, quizás sea favorable que las entidades responsables del mantenimiento de lugares como Los Reyunos y Valle Grande, asignen bañeros que tengan a cargo la preservación de la vida de quienes concurren al lugar.

Una considerable característica de Los Reyunos es que la represa tiene más de 1,50 metros de profundidad en las cercanías a la orilla, luego el tema se va haciendo más hondo y, por ende, peligroso.

Los más tímidos quedan a la orilla de la plataforma, pero son pocos

Igualmente, aún si no hubiera ni un solo ser bañándose en la represas y sólo estuvieran realizando  deportes acuáticos en lancha o moto hay una notable carencia de guardavidas o personal de seguridad y salud.

Éstas son simples detalles para considerar y tomar conciencia, además quizás valga la pena comenzar a elevar los pertinentes reclamos.

Opiniones (0)
17 de agosto de 2018 | 13:57
1
ERROR
17 de agosto de 2018 | 13:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"