Julieta Venegas y Vicentico cumplieron: dos grandes presentaciones en la segunda noche de la Vendimia

La repetición de "Te miro... Vendimia de Colores" peligró por un enojo inicial de los artistas con Vicentico, pero la irritación fue sofocada por Marizul Ibáñez y "la sangre no llegó al río". Se trató de una verdadera "noche MDZ", con la conducción de los créditos de MDZ Radio Eduardo Ripari y Cristina Rodríguez.

A las 21:30 se apagaron las luces y se escuchó la bomba que marca el inicio del espectáculo.

Desde temprano, el teatro griego se llenó de mendocinos y turistas, que además de disfrutar del acto artístico llegaron para disfrutar del plus del día: la presentación de Vicentico y la mexicana Julieta Venegas.

La previa fue a puro baile, animada por los locutores de MDZ Radio Eduardo Ripari y Cristina Rodríguez, y el sanrafaelino Luis Céspedes.

Problemas con solución

El inicio del espectáculo estaba pautado a las 21, pero un cuarto de hora antes de comenzar, el enojo de los bailarines contemporáneos se hizo sentir. Incluso se vio a un pequeño grupo que se sentó en uno de los sectores más visibles del escenario, y otros parados, en uno de los espacios superiores. "No querían comenzar la presentación", comentaron algunos de ellos a MDZ. ¿El motivo? La técnica de Vicentico ya había instalado los instrumentos en el escenario, dificultando la actuación y las performances. Se les pidió que lo retiraran, y el cantante se negó.

La orden para los locutores fue estirar, mientras el clima tenso continuaba, intensificado por la llegada de personal de seguridad. El temor de que sucediera algo similar al bochorno del año pasado se disipó cuando la ministra Marizul Ibáñez llegó y a través de la palabra y la diplomacia, convenció a los artistas para que salieran a escena, mientras los instrumentos fueron cubiertos con una gran tela blanca.

Mercedes Riquero, la coordinadora de Vendimia, se acercó al sector de prensa para hablar con MDZ Online y brindar su opinión: "No hubo ninguna sentada, ni manifestaciones ni nada por el estilo. Decir eso predispone mal a los artistas, y verdaderamente se ha logrado un buen clima. Si viste artistas en el escenario antes de la presentación, deben haber sido dos o tres", comunicó.

Tibia recepción popular y opiniones encontradas

"Pasó sin pena ni gloria", comentó Adela, una señora de la platea que lo vio junto a sus nietas. "A mi me pareció excelente que chicas que han sido parte de vendimia como reinas hayan actuado. ¡Divinas Flor Destéfanis y Julieta Navarro!", consideró Viviana, al mismo tiempo que se preguntaba cómo iba a levantarse para ir a trabajar al día siguiente.

"La verdad es que me pareció un poco intrascendente, no me impactó demasiado", opinó Inés, una joven abogada. "A mí me pareció prolijo. Y la música, un excelente acierto", dijo Federico. "Hubo muchos espacios en blanco y vacíos en el escenario, sobre todo en el cuadro de la Virgen de la Carrodilla: muy denso y largo", expresó Rosita, una periodista. "Faltaron varias cosas por resolver", resumió.  "Me gustó mucho el vestuario: uno de los mejores que se han visto en los útimos tiempos", aportó Gerardo, un papá que asistió con toda su familia. 

Son algunas de las opiniones que se escucharon a la finalización de la representación artística. 

"Los Modernos" en escena

Sorprendiendo al público, el grupo “Los Modernos” –integrado por los actores Pedro Paiva y Alejandro Orlando- fue presentado por los locutores apenas terminado el show de fuegos de artificio.

 

El dueto, que salió a la luz en la ciudad de Córdoba en el año 2002, no ha cesado de escalar de a poco, pero sin pausa, los escalones de la fama internacional.


Se trata de una especie de Les Luthiers minimalistas -sin instrumentos- que apelan únicamente a la palabra para armar un espectáculo no solamente divertido sino, extremadamente lúcido.

El mecanismo utilizado para desplegar su ingenio verbal se parece al de un reloj: preciso, ajustado, con movimientos sutiles en todo su desarrollo, en perfecta conjunción con la catarata de diálogos punzantes. Son dueños de un humor corrosivo pero de mucha fineza y gran inteligencia.

Llegó Julieta

Veinte minutos pasadas las 23 la mexicana pisó el escenario del Frank Romero Day. "Amores platónicos", de su disco "Otra cosa", editado en el 2010, fue el tema que eligió para abrir su presentación. Pero fue con el segundo tema, "Limón y sal", con el que el público expresó su primera ovación, transformando a todo el teatro griego en un verdadero coro gigante.

“¡Mendoza, que emoción estar aquí! ¡Que fiesta tan bonita hacen con la Vendimia! Nosotros estamos todos felices de ser parte de ella, y compartirla con todos ustedes. Es una celebración muy linda”, fueron las palabras de Julieta para saludar a todos los presentes.

 

“Otra cosa” fue el tema que siguió, mostrando a una Julieta dulce, simpática y con una pose casi de niña, muy naif y minimalista.

 

“Todo el mundo está hablando de que en la música ya no hay nada nuevo por hacer. Pero yo creo que cuando una persona le dedica a otra una canción, ese momento es siempre, siempre, siempre original”, fueron las palabras que precedieron al tema “Original”, una de las más nuevas composiciones de la artista.

 

“Un lugar”, “Lo que pidas” y “Algún día”, fueron las canciones siguientes, que permitieron corroborar la excelente calidad sonora del show.

 

 

“Esta canción habla de cómo las melodías que escuchamos en la radio no pueden representar lo difícil y profundo que es el amor y las dimensiones que este puede llegar a tomar. Aquí les va “Canciones de amor”, presentó Julieta.

 

En uno de los momentos más altos de la noche, la oriunda de Tijuana interpretó “Ilusión”, la canción que en el disco Unplugged que grabó canta con la genial Marisa Monte, mitad castellano, mitad portugués. Fue uno de los tantos instantes en que se pudo comprobar la calidad vocal de Venegas. La siguientes fueron “Lento” y “Despedida”.

 

“Esta canción habla de las cosas que nos guardamos cuando conocemos a alguien, de nuestras inseguridades… se llama ‘Debajo de mi lengua’”.

 

“¡Por fin llegó otra de las conocidas!”, exclamó una espectadora. Es que el tema siguiente fue “Algo está cambiando”… y el anfiteatro volvió a cantar fuerte, porque ahí nomás llegó “Me voy”.

 

"Eres para mí" confirmó el bloque de los hits archiconocidos de Julieta, y llegaron las palmas en el público mendocino -que disfrutó a su manera: sentado, cantando bajito y sin mucha demostración de afecto-. 

 

"No nos olvidaremos de ustedes ni de esta fiesta maravillosa. Con este tema, les decimos adiós", dijo la cantante luego de presentar a su banda, sonaron los acordes de "El presente".

 

Pero eso no fue todo: llegaron los bises. "Sin documentos" y "Andar conmigo" fueron los temas elegidos para cerrar definitivamente una exitosa y encantadora presentación.

 

A la 1:10 AM, apareció Vicentico

 

El ex cantante de "Los Fabulosos Cadillacs" llegó al escenario después de una nueva presentación de "Los Modernos".

 

"Ya no te quiero" abrió la presentación de Gabriel Julio Fernández Capello, el nombre que figura en el DNI de Vicentico.

 

"Cobarde" y "Viento" fueron los temas que siguieron. Luego llegaron "Bajando la calle" y la archiconocida "Paisaje".

 

"Es una noche preciosa. Se los ve muy bonitos, iluminados por la luna. Es un placer absoluto para cualquier artista o músico poder tocar en este lugar precioso. Estamos muy agradecidos y contentos. Es un festejo para nosotros este, igual que para todos ustedes", dijo a modo de saludo. 

 

"Siguiendo la luna" transportó a muchos de los presentes a épocas pasadas y volvió a encender a un teatro griego adormilado.

 

Chispeante y de buen humor, Vicentico bajó del lugar en el que estaba previsto actuar con su micrófono de pie para estar más cerca del público, y desde allí expresó: "Tengo una preocupación. Ustedes -señalando al público de los costados del escenario- me ven de atrás. Por favor, que las cámaras no tomen esta zona", dijo señalando sus glúteos y provocado una risotada generalizada. "No es para reír. Más bien es para llorar", remató.

 

"Algo contigo", "Culpable", "Si me dejan" y "Las manos" fueron los temas que continuaron y que, a pesar de la hora, hicieron bailar a los que poblaban el Frank Romero Day. 


Federico Croce en Twiter: @FedericoCroce 

Opiniones (7)
26 de mayo de 2018 | 22:34
8
ERROR
26 de mayo de 2018 | 22:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. asisti a la repeticion de vendimia anoche domingo y me parecio EXCELENTE!!! el juego de luces, lo colorido, la musica, no hubo espacios vacios.... MAS NO SE PUEDE PEDIR, esta todo dicho en libretos vestimenta y acto en si... que cuernos quieren se INVENTE??? estuvo GENIAL si a eso se le suma dos grandes espectaculos como JULIETA VENEGAS Y EL GRANDE DE VICENTICO!!!por 40$ encima!!! no me digan que quienes se quejan no lo hacen de incha huevos!!!! que no vayan ni asistan nunca mas NADIE LOS OBLIGA, que dejen que los demas trabajen tranquilos(director bailarines musicos ect) en PAZ!!!! A de mi parte FELICITO A T O D O S !!!!!!!!!!! FUE SENSACIONALLLLLLLLLLLLLL
    7
  2. DÉJENME ACLARAR QUE, SI BIEN ES CIERTO QUE TUVIMOS QUE ACTUAR CON UNA TÉCNICA INCÓMODA QUE INTERRUMPÍA LA PUESTA en el escenario 2, jamás los artistas tuvimos intenciones de hacer una sentada, jamás atrasamos la fiesta que estaba prevista a las 21, y jamás tuvo que venir Marizúl a mediar por "la mala predisposición de los artistas". Si hubo artistas en el escenario minutos antes de comenzar, fue porque ante la negación de sacar esa técnica que molestaba, con el staff y la organización, preferimos mostrarle a los artistas cuál era el espacio interrumpido para tenerlo en cuenta a la hora de actuar y no encontrarse con la sorpresa en el instante en el que subíamos! DEJEN DE UTILIZARNOS COMO BOCHORNEROS Y QUEJONES!!!
    6
  3. los artistas... como era esperado!!!
    5
  4. Me tienen con los huevos al plato
    4
  5. EXCELENTE ELLA IMPECABLE ,SIMPLE UNICA,EL GUAPISIMO....TE AMO VICENTICO..
    3
  6. Una opinión del publico en general fue, lo malo que eran los locutores que conducían el show.
    2
  7. "...y llegaron las palmas en el público mendocino -que disfrutó a su manera: sentado, cantando bajito y sin mucha demostración de afecto-." ¿Acaso alguna vez el público mendocino disfrutó de otra manera?
    1