Proyecto Venus en San Rafael

Ayer compartíamos con Ustedes una nota relacionada a un proyecto, nacido en Estados Unidos, denominado Proyecto Venus, cuyo objetivo principal es mejorar la sociedad mediante un diseño social a nivel global y sostenible. Carlos Vinay es un joven con diversas inquietudes y un conocedor de este proyecto, mediamza.com dialogó con él.

Carlos Vinay es Licenciado en Relaciones Internacionales, Técnico Urbano, Asesor Técnico y es un conocedor del Proyecto Venus, un proyecto ambicioso, y que desde su perspectiva es posible.

“Es un plan educativo a largo plazo, como mínimo diez años, un plan de rediseño cultural, porque no solo cultura es lo que hace a fiestas populares, artes, es algo más profundo que tiene que ver con la educación”, explica.

“Siempre tuve inquietudes respecto de cómo mejorar la calidad de vida de una sociedad y estuve investigando y tratando de encontrar algo que se asemejara a lo que me imaginaba podía llegar a ser un estilo de vida ideal, hasta que me enteré de este proyecto, del que Ustedes ayer dieron detalles. Una compañera sabiendo cuál era mi interés, me comentó respecto a un artículo que había estado leyendo en Inglés, así me entero de el proyecto” contó.

“Yo estaba trabajando y buscando información sobre ciudades autosustentables, funcionales, y ella me habló de Jaques Fresco, hasta ese momento yo había estado buscando patrones de diseño en Madrid, Berlín, sabía que el sistema podía ser eficiente, pero hasta que conocí el Proyecto Venus no sabía que podía ser tan perfecto”, dijo convencido.

 Fresco propone tal como lo señalábamos ayer la construcción de ciudades desde cero, no sobre las mismas ciudades, porque hacer una transformación en ese sentido sería muy complejo, son ciudades para unos 60 mil habitantes no muchos más, para que se pueda dar de manera efectiva todo el proceso de sustentabilidad.

En San Rafael es posible esto

Convencido, Vinay explica que “tenemos los recursos necesarios para trabajar sobre un proyecto como este, cada uno podría aportar su conocimiento al servicio de esta ciudad para obtener beneficios y ofrecerlos a la vez, buscando entre todos una mejor calidad de vida”, dice.
Haciendo un análisis sobre la ciudad de San Rafael específicamente explica que “la ciudad esta excedida en capacidad poblacional, en gastos de recursos económicos, en falta de educación, están distorsionados los valores, y se podría trabajar para transformar algunas de las realidades que vivimos a diario, porque como expliqué sería imposible empezar de cero”, destacó.

“La ciudad desde cero se podría hacer en la zona de Cuadro Benegas en la cuesta, porque hay recursos naturales, espacios, es un lugar que cuenta con lo necesario para llevar adelante el proyecto”, destacó.

 “Son muchas las cosas que podrían hacerse a modo de ejemplo vale citar que se podrían reciclar todos los residuos orgánicos, que serían puestos en la tierra para que ésta sea orgánica, con los plásticos y cartón se puede hacer tela antigranizo a bajo costo, inclusive con los plásticos más duros se pueden hacer sillas, mesas, todo se puede reciclar, la tela de la ropa también”.

Como cambiar algunas realidades

Vinay hace algunas propuestas para mejorar la calidad de vida en una ciudad, que como todos sabemos, crece rápidamente y muchas veces se hace imposible, en diferentes sentidos, por ejemplo imposible de transitar.

Para esto propone algo que parece de grandes ciudades, pero que seguramente nos ayudaría a crecer como  habitantes de un espacio en el que debemos convivir, como es la implementación de semáforos inteligentes.

“Se puede hacer un reordenamiento del tránsito con la producción de carteles de tránsito inteligente operados desde una base, por ejemplo la UTN  podría trabajar en el diseñó de esos semáforos, ya que ellos cuentan con personas capacitadas para la realización de los mismos”, explicó.

Pero no solo eso, la tecnología es un recurso que bien utilizado puede ser sorprendente, el uso de cámaras web podría ser otro recurso de mucha ayuda, se podrían colocar en las esquinas para que desde esa base a la que hago referencia se pueda conocer por ejemplo si hay muchos conductores sin cinturón de seguridad, entonces con la utilización de una pantalla se podría hacer la recomendación del uso del mismo” comentó a modo de ejemplo.

“Colocar sensores las cercanías de una curva peligrosa y de esa manera podríamos evitar un 80 % de accidentes, pasa el vehículo por ese sensor se prende por ejemplo una luz roja que avisa que viene una curva peligrosa, que se acerca un auto, es algo muy simple pero que podría ayudar mucho”.

Cambiar el modo de pensar, un desafío

“Cuando comencé a hablar de este proyecto hice referencia a que la puesta en marcha del mismo está íntimamente relacionada, con la educación y un cambio en la manera de pensar en la vida que queremos”, dijo.
 
“Reformar en alguno aspectos la curricula educativa puede servir para comenzar a interesar a los alumnos, que al ver las maquetas del proyecto se sentirían inmediatamente atraídos, y  con ellos se puede comenzar a pensar en una mejora de la ciudad que tenemos, en la concreción de una ciudad autosustentable, esto lógicamente con el acompañamiento de docentes y directivos, con quienes se debería comenzar a trabajar también, para que pudieran ver cuán beneficiosos es el proyecto, porque es necesario que todas las partes entiendan de que se trata”.

“Planificarnos como sociedad nos permitiría mejorar muchas cosas, la energía solar es un recurso poco valorado, y con la utilización de la misma se podría brindar a escuelas alejadas calidad, tanto para el trabajo de docentes, como para los alumnos”, dijo.

“Otro ejemplo de mejoras, podría ser un sistema mecánico para el desagote de las acequias, es otro de los proyectos que podrían funcionar a la perfección, hacer un sistemas de drenaje, hay diferentes maneras de poder solucionar los problemas diarios que muchas veces son un grave inconveniente para lo cotidiano”.

“La idea de este proyecto es incluir a todos, cada uno puede estar preparado para hacer algo que sea necesario para llevar adelante el proyecto, nadie quedaría afuera”.

“Pasó este fin de semana, la ruta a Mendoza, se volvió un camino peligroso por la neblina, si pudiéramos implementar lo de la cartelería inteligente, tal vez, instalando uno de ellos en la zona de la rotonda, se podría informar al respecto del estado del camino y las condiciones del clima para viajar, lo que claramente podría evitar que estos hechos se produzcan o al menos disminuir las probabilidades”, explicó.

¿Será posible llevar adelante una ciudad autosustentable en San Rafael?, es una de las inquietudes que seguramente tendrá su respuesta en el tiempo, al menos existen propuestas que podrían mejorar la calidad de vida de quienes habitan la Ciudad,  propuestas que a lo mejor comienzan a hacer ruido en concejales o autoridades, que son quienes tiene a su alcance el manejo de recursos y la distribución de los mismos.

Carlos Vinay, un joven seguro de su propuesta, un joven emprendedor, que ha buscado ser escuchado y no ha obtenido hasta aquí muchas respuestas, tal vez sea el momento de repensarnos como ciudadanos para mejorar como personas.

Contactos FB: Carlos Vinay

Opiniones (1)
14 de agosto de 2018 | 10:47
2
ERROR
14 de agosto de 2018 | 10:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. me encanto la idea, es un trabajao duro, cambiar la mentalidad de una sociedad, pero creo que es posible, si se hace en otros paises, porque no aqui?, otra: la fotografia del cartel adonde fue tomada, ya que asiento se escribe con S y no con C
    1