Proyecto Venus, una vida diferente

Al Proyecto Venus lo componen un grupo educativo de expertos ubicado en un Centro de Investigación localizado en Venus, Florida, y representa un cambio radical en la forma en que se utiliza la tecnología y nuestros recursos naturales. El proyecto tiene como meta, entre otras, eliminar el actual sistema monetario y lograr un intercambio simbiótico entre humanos y naturaleza. ¿Es posible llevar adelante este proyecto en San Rafael?

El Proyecto Venus (del inglés The Venus Project) es una organización de los estadounidenses Jacque Fresco y Roxanne Meadows, que aboga por la mejora de la sociedad mediante un diseño social a nivel global y sostenible, que ellos llaman "economía basada en recursos". Incorpora un sistema de ciudades sostenibles, la eficiencia energética, las granjas colectivas, la administración de recursos naturales y la automatización avanzada, centrándose en los beneficios que dicen que esto traerá a la humanidad.

La organización fue fundada por Jaque Fresco y Roxanne Meadows en 1995, aunque en su sitio web afirman haber comenzado las ideas que inspiraron el proyecto en 1975. El proyecto se denomina así porque está instalado en Venus, Florida. Tiene una superficie de 8.5 hectáreas cerca del Lago Okeechobee con 10 edificios diseñados por Jaque Fresco que sirven además de muestra sobre sus ideas para los visitantes.

Jacque Fresco

“El Proyecto Venus intenta mostrar cuál es la dirección que debería tomar la humanidad para efectuar un rediseño total de la cultura, utilizando el principal recurso del homo sapiens: su propio ingenio. Están al alcance de la mano los instrumentos necesarios para diseñar y construir un futuro que sea digno del potencial humano”, explican los creadores de este proyecto.

Quienes proponen este proyecto  entienden que todos los sistemas monetarios del mundo perpetúan la estratificación social, el elitismo, el nacionalismo y el racismo, la escasez, el hambre, la guerra, el crimen, la violencia principalmente sobre la base de la disparidad económica. Mientras un sistema social utilice el dinero o el trueque, la gente y las naciones tratarán de mantener la ventaja competitiva económica o, si no pueden hacerlo por medio del comercio lo harán a través de la intervención militar. Aún hoy en día utilizan estos mismos métodos anticuados.

Jacque Fresco es uno de los impulsores más grandes de este cambio, y apuesta a una economía basada en los recursos.

Una economía basada en recursos es un sistema socioeconómico en el cual los bienes y servicios están al alcance de todas las personas sin necesidad de dinero, crédito, trueque. Todos los recursos se consideran herencia común de todos los habitantes. La premisa en la cual se basa este sistema es que nuestro planeta es abundante en recursos, si estos se obtienen de forma lógica, no a través del sistema de mercado actual.

La sociedad moderna posee la tecnología avanzada capaz de hacer disponibles para todos los alimentos, el abrigo, el refugio y otras necesidades básicas; actualizar el sistema educativo, y desarrollar un suministro sustentable de energía no contaminante. Postula que en un sistema económico basado en la disponibilidad libre de los recursos, cualquiera podría disfrutar de un estándar de vida alto con las ventajas de una sociedad de alta tecnología.

Muchas personas creen que la tecnología es la causa principal de la contaminación ambiental. Esto es falso. Lo que ocurre es que se está haciendo un mal uso de la tecnología. Las máquinas deberían servir para darnos mejor calidad de vida, para que tengamos menos horas de trabajo y más vacaciones.

 Según puede leerse en The Venus Project , “si todo el dinero del mundo fuera destruido, dejando la superficie del suelo, las fábricas, y otros recursos intactos, el hombre seguiría siendo capaz de construir aquello que desea y satisfacer también cualquier necesidad.” El dinero no es lo que la gente necesita, sino el libre acceso a las cosas básicas de la vida. En una economía basada en los recursos, el dinero no sería necesario. Todo lo que se requeriría sería los recursos y la fabricación y distribución de los productos.

Cuando la educación y los recursos estén disponibles para toda la humanidad, sin un precio, no habrá ningún límite al potencial humano. En tal sociedad, la medida del éxito estaría basada en el cumplimiento de búsquedas individuales más que en la adquisición de riqueza, propiedad y poder.

Jacque Fresco también ha explicado que la ciudad debe ser un sistema autosuficiente similar al cuerpo humano. Debe poder regenerarse y debe generar suficiente energía para que funcione. La ciudad debe estar controlada por ordenadores. En las ciudades del futuro, con inteligencia interna, las ciudades podrán pensar, prepararse a sí mismas, mantenerse y ponerse al día así mismas basándose en la razón, los descubrimientos y la tecnología y metodología.”

¿Serán posibles entonces las casas del futuro, autosustentables, sin un sistema monetario?, mañana compartiremos con los lectores de Mediamza.com una entrevista con un joven referente de este proyecto, con quién mantuvimos una charla respecto de que es lo que se puede hacer en nuestra ciudad para mejorarla y si en un lugar en el mundo como este es posible llevar adelante el proyecto.

Opiniones (0)
14 de agosto de 2018 | 16:56
1
ERROR
14 de agosto de 2018 | 16:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"