Precio e importación o no de ciruelas, reunión caliente y por una vez, la política poniendo paños fríos

En uno de los salones del Centro de Congresos y en oportunidad de desarrollarse Parlamento Abierto se reunieron los integrantes de las comisiones de Economía del Senado y Diputados con productores de ciruelas, industriales y el titular de la CGT local.

En una por momentos, tensa reunión, legisladores, industriales, productores y gremio acordaron un impasse hasta tanto finalice la cosecha de Ciruela D´Agen y pusieron fecha para un nuevo encuentro para el 15 de Marzo.

Quedó patente la gravedad de la situación que afrontan todos por la escasa cosecha de ciruela de este año. Lejos de la abundancia del 2011 hoy navegan en la incertidumbre sobre cómo mantener los mercados. ¿Cuánta ciruela seca hay acopiada en las fincas? y ¿cuánta ciruela seca necesitan los industriales para cumplir con sus compromisos? son las preguntas que ninguno de los dos sectores quiere ceder a contestar…primero.

En este departamento y General Alvear se produce el 80 por ciento de la producción de ciruela D´Agen del país y está a punto de quebrar el sistema por tantas razones que expusieron los pilares del esquema que parece que no tuvieran un punto para empezar a conciliar.
La relación de años, en tire afloje de productores-industriales-gremio pareciera que hoy ha colapsado y quedado expuesta en ese salón donde el senador Sergio Moralejo (UCR) moderó a pesar de algunos que no querían ceder la palabra o intentaban  interrumpir a otros.

El industrial Luis Pietreli hizo una enumeración de los inconvenientes que tiene ese sector:
bajo rendimiento (no mas de 30 millones, muy por debajo de los pronósticos del IDR), costos crecientes en dólar, tipo de cambio, aranceles de importación, demoras en la devolución del IVA, costos en los puertos (“el más caro del mundo, es más caro mover dentro del puerto que el flete”, el 1,8 de impuesto nacional y ahora Ingresos Brutos.

Antes había dicho que son unas 14 mil familias las que dependen de la ciruela, de ellas 12 mil están en san Rafael y General Alvear. “Sólo está viva la uva” dijo en algún momento para agregar luego que “el resto está muerto en plazo inmediato”.

A su turno Marcelo Serrano enumeró: baja rentabilidad, curvas en la producción (despareja en cuanto a la cantidad de kilos de rinde por hectárea año a año), la necesidad de subsidiar los fletes y la devolución de IVA; también hizo referencia a la necesidad de tener la ley “Marco de Precios" y reiteró la necesidad de ampliar el mercado interno, instando por ejemplo a que el gobierno incluya ciruelas en los bolsones de alimentos que provee el Pami.

En un momento de su alocución recordó los 40 o 45 centavos por kilo que los industriales pagaron en el 2011 y que muchos productores no pudieron siquiera levantar la cosecha, circunstancia que implica luego la falta de recursos para realizar los mantenimientos mínimos en las fincas para que al año siguiente la planta produzca.

También se refirió a que en aquella ocasión los productores eran visitados por los inspectores del Ministerio de Trabajo por la contratación de personal y finalmente destacó la gravedad que implica la falta de agua para riego.

El sector sindical representado por Ricardo Bertero titular de la CGT San Rafael y secretario general del Sindicato de la Alimentación enumeró uno por uno los establecimientos industriales y secaderos. La mayoría de ellos no elaborará esta temporada, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo.

Transversalmente había otro tema: importar o no. Los industriales quieren, los productores se oponen o por lo menos piden que primero compren lo que hay en Mendoza ( a precios razonables) y luego que venga de afuera.

Bertero unido a la postura de los industriales pidió que se importe, es una forma de mantener los puestos de trabajo y los mercados que con mucho trabajo y tiempo se han logrado.
El sindicalista hizo una pregunta retórica ¿Qué harán los obreros a partir de Abril o Mayo?
Por otra parte pidió la intervención del estado  “para que el productor tenga rentabilidad y también el industrial” reconoció, como aporte, que los salarios han tenido en los últimos tres años una variación positiva del 100 por ciento.

Por su parte Ernesto Sanz recordó que la mayoría de puntos señalados por el industrial están bajo la órbita del Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno y que no es fácil pero que todos pueden influir para lograr una audiencia con el funcionario nacional.

También aclaró que no se puede eliminar el impuesto al cheque (ha sido prorrogado por dos años más) pero que sí se podría discutir dentro de la provincia la redistribución de aquello que ingresa desde ese concepto.

Quizás lo más importante puede haber sido la propuesta de Sanz de preparar un proyecto para que sea discutido en el Congreso que haga de la ciruela D´Agen lo mismo que hicieron productores, bodegueros y sindicatos con la produccion vitivinícola, que dio a la luz la COVIAR, organismo que ha ordenado la producción de uvas y elaboración de vinos en el país.

En cuanto al pedido de eliminación de Ingresos Brutos, Sanz expresó que no cree que el gobernador “vuelva para atrás” pero que podrían plantear algo similar a la forma de devolución que tiene el impuesto al champan.

Alejando Limas  (UCR) presidente de la comisión de Economía de Diputados dijo que el ministro de Agricultura ha sido citado para la semana que viene a una reunión y  que telefónicamente comprometió su presencia para tratar estos temas. Germán Gómez (Eje Peronista) instó a buscar una fecha en plazo cercano para una nueva reunión lo que finalmente quedó acordado para el 15 de Marzo.

Moralejo, que cerró el casi improvisado cónclave, haciendo gala de contemporizador pidió a todos los sectores involucrados en la temática, conciliar posiciones, hacer gestiones en Buenos Aires para reducir la carga fiscal  y se comprometió a acompañar el proceso viniendo hasta aquí, de hecho no es la primera vez  que él y los integrantes de esta comisión llegan a San Rafael para tratar temas de la producción.

Más tarde expresaba a Mediamza.com: “no se puede poner en riesgo a 10 mil personas por la puja de precios cuando esto representa el 80 por ciento de la producción de ciruela del país, desde la política hicimos ver que si se cae para uno se  cae todos”.

Es importante destacar que, como pocas veces en años, lo productores tienen la sartén por el mango. El año pasado perdieron millones de kilos y aquel que acopió está “sentado” esperando. La política nacional les ha dado una mano, el freno a las importaciones impuesto por Moreno no tiene precio aun a costa de la pérdida de miles de puesto de trabajo.

Opiniones (0)
28 de mayo de 2018 | 05:32
1
ERROR
28 de mayo de 2018 | 05:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"