La Sal: una mezcla perfecta de sabores, sonidos y colores

Si buscás un espacio cool en Mendoza para disfrutar de un delicioso plato preparado con ingredientes de la zona, estar rodeado de esculturas, pinturas y fotografías de muy buen nivel y dejarte llevar por la melodía de un violín o una guitarra que suena en vivo, es a este rincón en calle Belgrano, en el centro de la ciudad, el que sin duda deberías visitar y entregarte al placer de deleitar tus sentidos.
Mirá la galería de fotos para descubrir este emprendimiento multidisciplinario.

La Sal nació hace cuatro años y medio como un proyecto de fusión entre la gastronomía, el arte y la decoración, resuelto en un espacio en donde los que ingresan viven un agradable momento de intima relación con los sentidos.

Sin dudas, el excelente nivel que ha alcanzado el lugar lo posiciona entre los restaurantes más cool para comer, contemplar hermosas obras de artes plásticas, navegando el menú de deliciosos platos sutilmente creados y disfrutando bellas melodías de músicos en vivo que se presentan todas las noches en La Sal.

En una noche lluviosa, ingresamos con la calurosa bienvenida de su mentor José Bahamonde, una excelente persona y un visionario en su rubro. Con él pudimos conversar entre una copa de exquisito vino, alegría y anécdotas del lugar.

"La Sal es un emprendimiento multidisciplinario de desarrollo cultural. El primer paso fue
establecernos en un espacio físico donde compartir algunas expresiones de la cultura de
nuestro pueblo: la cultura gastronómica, la cultura de los vinos, la cultura artística y la
persistente cultura del trabajo. Mendoza y su gente se han caracterizado por recibir la influencia de las más diversas culturas, creando así una forma particular de ver el mundo, de expresarse, de relacionarse. Es precisamente eso lo que queremos compartir en La Sal, la fusión de las costumbres que hemos heredado, reinterpretándolas, redimensionándolas" destacó Bahamonde.

- ¿Cómo se creó el lugar y cuando?
- Hace 4 años y medio que está abierto. Desde siempre el concepto fue claro, y eso creo que es básico para que cualquier proyecto se lleve a cabo con éxito. El concepto es gastronómico y cultural, crear un espacio para artistas. Es por eso que hay exposiciones y música en vivo.
Por la parte gastronómica unimos conceptos de distintas culturas, tomando como referencia los métodos de cocción de las diferentes culturas que llegaron a Mendoza.

- ¿Cuál era tu idea en ese momento?
- El sueño fue que existiera un lugar donde pudieran converger distintos tipos de personas y de diferentes edades, y así es. Tenemos mucho público extranjero, que llegan aquí porque tienen un espíritu sensible al arte. Defendimos el concepto desde el principio, porque lo confundían con un bar; así que tuvimos que poner una consumición mínima. Es un proyecto apasionado, y estamos muy felices de que este sueño se halla realizado con éxito y superando nuestras expectativas.

- ¿Qué clase de personas llegan a La Sal?
- La mayoría es un público con un perfil intelectual, que están interesados en la cultura. Espíritus sensibles que disfrutan del arte y la música, que buscan algo más.

- ¿Qué tipo de música integra la agenda musical?
- Tenemos música en vivo de lunes a sábado, que son los días que estamos abiertos, de 20.30 a 2. Los lunes toca un concertista de guitarra que interpreta flamenco y tango. Los martes, David de Mata, toca clásicos de los 70, Beatles etc. Los miércoles, Miguel López, en bandoneón, interpreta hermosos tangos. Los jueves son para la Bossa Nova. Los viernes, Rodolfo Castagnolo toca el violín que mezcla con bases electrónicas y los sábados toca “Ningún Puerto” que es un dúo de guitarra.

- ¿Qué artistas exponen?
- Tenemos en este momento una muestra de Osvaldo Chiavazza en pintura, David Kaiser, fotografía y Guillermo Rigattieri esculturas en metal. Esta última lleva ya un año, ya que ha tenido tanto éxito en ventas que se va renovando constantemente.

- ¿Cómo es la propuesta gastronómica?
- Resaltamos mucho los ingredientes regionales y las verduras y frutas de estación. No creemos que la sofisticación haga al buen gusto o a la calidad de la comida ya que una buena trucha de la zona es más fresca y sabrosa que cualquier otro elemento traído de muy lejos. Siempre los ingredientes son locales. En los mejores lugares del mundo funciona de esta manera y se lo denomina "cocina de mercado". Tenemos riquísimos platos vegetarianos y hacemos distinciones en la carta para celíacos, o personas que deban seguir alguna dieta específica. La carta cuenta también con un menú de degustación que es para compartir y se integra de 8 platos. Es bueno advertir que cada cuatro meses renovamos todos los platos.

- Cuando observamos los platos vemos una construcción casi pictórica, donde se ve una coherencia de colores y texturas. ¿Cómo trabajan en este sentido?
- Ponemos mucha atención en eso. Trabajamos los materiales con los elementos indicados que colaboran con el concepto de lo que queremos decir, transmitir sensorialmente es lo que nos interesa, la vista y el gusto, en una coherencia que se entienda. Vemos cada plato como si fuera una pintura.

- ¿Cómo es el clima de trabajo interno?
- Es un placer porque encontrás gente muy sensible y muy agradecida; así se traduce el equipo de trabajo de La Sal, donde están todos muy tranquilos y a gusto con lo que hacen, vivenciando una respuesta directa de agradecimiento del público.

- Hablemos de la carta de vinos
- Tenemos una  carta muy elogiada. Manejamos muchas variedades que son unas 250 etiquetas diferentes, y de bodegas muy atípicas. Y fue catalogada por la crítica como poco obvia, ya que es muy amplia y sorpresiva.

- ¿Quién concibió la parte estética y decorativa de La Sal?
- Lo diseñamos con la Arquitecta Macarena Mosso y yo.

Entre amables conversaciones, José nos comenta sobre sus proyectos personales y la charla se profundiza en criterios artísticos y filosofías de civilizaciones lejanas. Su pasión por el flamenco desborda su diálogo y se impregna el ambiente de imágenes y sueños de intercambio.

Ya al finalizar la tarea del grupo de trabajo de la Sal, se nos une Emilio Cadini, responsable de esos platos deliciosos y nos habla de las sutilezas dentro de la cocina y de algunos de sus secretos para lograr esos sabores que quedaron impresos en el paladar y en la memoria.

El resultado: una propuesta gastronómica dinámica, moderna, con los fundamentos que
vimos en las hornallas de nuestros abuelos y la visión en la tierra que queremos para el
porvenir. Los vinos como expresión de un trabajo que mixtura la mirada poética del autor
con el sabio paso del tiempo. Y el arte, como la metáfora más clara de la salvación.

Y si todavía se pregunta ¿por qué La Sal? porque para nosotros tiene la simpleza de las
cosas que cambian el sabor.

Opiniones (5)
20 de febrero de 2018 | 18:29
6
ERROR
20 de febrero de 2018 | 18:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Los felicito por ser tan autenticos , eso se refleja en sus preparaciones y atencion .con esa autenticidad la vida se hace mas "real" y agradabel Felicitaciones Gerardo Gordon
    5
  2. Que agradable es saber que el diario le dedica unas palabras a este refugio de placer, pocos son los lugares que realmente logran resaltar todos nuestros sentidos... buena música, buena comida, buen ambiente, buenos vinos para degustar y por supuesto la presencia de Pepe siempre es el broche de oro... una persona súper cálida, culta y buena gente. En fin, resulta difícil transmitir lo que sentimos por este lugar, ojalá nunca deje de estar entre nosotros LaSal y pepe querido que tanto te apreciamos.
    4
  3. La Sal en Mendoza es el remanso perfecto, el sonido magico, los sabores sensibles... No dejamos de ir a disfrutar de las sensibles compañías que en este páramo siempre encontramos... Gracias a José y a todo su equipo por hacernos sentir que en el Oeste del País existe un lugar donde la casa se reserva el derecho de soñar... Un abrazo desde la jungla de cemento. Alejandro y Susana.
    3
  4. Dos cosas importantes, da gusto compartir una nota con la excelente artista que es Yamyla, siempre desde el respeto, la mirada aguda, la sensibilidad ante todo. Todas las personas que cada día construimos este sueño nos sentimos muy respetados por ella, perfecta traductora de cada sensación, cada sentimiento, cada pasión. Así se trabaja por una Mendoza más sensible. Y por otro lado, queremos agradecer a todas las almas que han pasado y pasan por LaSal, sin nuestros amigos que nos eligen para pasar un buen momento, nuestro sueño sería sólo eso. Nuestro respeto, reconocimiento y amor a todos los que han colocado un granito de sal en esta playa... Jose Bahamonde
    2
  5. La nota refleja claramente lo sucedido en La Sal en estos cuatro años y medio. José Bahamonde ha ido construyendo un lugar ideal, donde la buena cocina, el mejor vino y la cultura musical te garantizan una cena memorable. Gracias por tu aporte cultural !!
    1
En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve