Andina y Polar controlan Coca Cola en Argentina

Hace rato que para las embotelladoras todo va mejor con Coca Cola. Envasar y distribuir la bebida siempre se consideró la vaca lechera del negocio. Lo saben bien las chilenas Andina y Polar que ayer anunciaron su fusión, en una operación que cruza la cordillera y tiene impacto en la Argentina. De este modo y tras haber adquirido durante la última década varias embotelladoras pequeñas en las provincias, Andina y Polar pasarán a controlar el Centro, la región de Cuyo y el Sur del país.

En el Norte reina la mexicana Arca; la ciudad de Buenos Aires y el área metropolitana permanecen bajo el dominio de la mexicana Femsa. Y sólo queda una firma de capitales argentinos.

Se trata de David Lee, que tiene reservada la Costa Atlántica, La Plata y algunos partidos bonaerenses como Berisso.

En Coca tienen para celebrar: las ventas al compás del calor crecieron 15% este verano, con la Coca Cola etiqueta roja reinando en sus ingresos: representa el 50% del volumen y se considera una de las gaseosas que deja mayor margen de utilidades.

La compañía chilena que surge de la fusión tendrá ventas por 640 millones de cajas, equivalentes a más de US$ 2.413 millones y se consolidará como el tercer embotellador de Coca Cola en Latinoamérica detrás de las mencionadas Femsa y Arca.

Argentina representa el 30% de sus ingresos. El nuevo grupo tendrá cinco socios con participaciones idénticas. Son las familias Chadwick-Claro (Polar) y las familias Garcés-Silva, Hurtado-Berger, Said-Handal y Said-Somavía (Andina).

Polar llegó a la Argentina en 1996 y actualmente cuenta con plantas productivas en Bahía Blanca,  Neuquén y Trelew. Unos años más tarde lo hizo Andina que cuenta como territorio exclusivo a las provincias de Mendoza, San Juan, San Luis, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, en tanto que Polar está presente en el sur del país.

Andina también opera en Brasil, en las ciudades de Rio de Janeiro y Espirito Santo. Polar lo hace en todo Paraguay.

Con la firma que acaba de nacer surge la principal embotelladora del sistema Coca-Cola en Chile, la segunda en Argentina y uno de los mayores productores de bebidas gaseosas en Brasil.

Algunos analistas del mercado de bebidas, que solicitaron no ser mencionados, señalaron que en Atlanta, cuartel general de Coca Cola, habrían dado el visto bueno a unión. Coca les renovará las licencias que vencen este mismo  año para Chile y Argentina y en 2013 en Brasil. Por cierto, esa decisión echa por tierra la ilusión de competidores que buscaban quedarse con algunos territorios.
Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 16:28
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 16:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"