Del Brindis de las Reinas, ¡tenemos apostillas!

Se realizó el brindis de las Soberanas vendimiales en una noche para alquilar balcones. Planta baja, primer piso y terraza fueron los escenarios que albergaron por momentos a la multitud que allí se hizo presente. Cada Reina se presentó y expresó un deseo tras el cual brindó.

La tradición de Vendimia que envuelve febrero tiene una interesante variedad de actividades para la sociedad y también para “las chicas”, así como ellas se llaman. “Es una noche muy linda para mí y para las chicas”, expresaron varias de ellas.

¿Le cuento cómo se desarrolló la noche? La velada comenzó a las 21 horas, la cita fue en las nuevas instalaciones del hotel Vecchia Terra ubicado en Los Franceses y Av. Hipólito Yrigoyen. El lobby del lugar se encontraba repleto con reinas, copas y personalidades que se desplazaban de un lugar a otro. Champagne, vinos variados y bebidas gaseosas dieron la bienvenida a los invitados.

“¡Hola! ¿Cómo estás?” para acá… “¡Qué lindo verte!" para allá, así transcurrió la primera parte de la noche. Los presentes fueron invitados a recorrer el lugar y bueno, fuimos varios los que cedimos a la tentación de estrenar el ascensor que tanta curiosidad viene despertando desde que se puede visualizar en la mencionada esquina.


El primer piso aguardaba el momento del brindis; decenas de sillas ordenadas y el escenario para las Reinas se encontraban prolijamente dispuestos para el momento que motivó la convocatoria.

Pero la terraza, señora, ¡ay! La luna estaba tan redonda que daba un brillo especial a todo lo que allí había y a todos los que por ahí circulaban. Una pileta con agua vertiente completaba el cuadro. Nuevamente la invitación a movilizarse, esta vez sería hacia el primer piso ahí donde le conté que estaban las sillas acomodadas, ¿recuerda?

Disculpe la expresión pero habían más colas que lugares donde sentarse por lo que las autoridades de distintas entidades ocuparon los primeros lugares, algunos otros también encontraron algún hueco y los demás permanecieron paraditos. Quienes estuvieron a cargo del Protocolo tuvieron comportamientos un tanto bruscos para quienes permanecimos de pie y la prensa no fue la mejor tratada, ¡qué lástima! Tendremos que ponerle pilas, desde ambos lados, claro, porque reconozcamos que los periodistas solemos ser desobedientes en más de una ocasión.
 
Habían dos gauchos con sombrero y facón que hace rato venían llamando mi atención hasta que evidencié que estaban allí para recibir a cada una de las Reinas que descendían por las escaleras y llegaban hasta el escenario al cual subían con una copa de vino en mano, allí tomaban el micrófono y expresaban unas breves palabras, discurso que se considera “prueba de fuego” para las chicas quienes deben presentarse, dar a conocer el distrito que representan y expresar un deseo.

Algunas muy nerviosas, otras más controladas subieron una a una: “Brindo por una buena Vendimia para todos los distritos”, “Brindo para que el clima acompañe la cosecha”, “Brindo por la fiesta que se aproxima” y así, las dieciocho soberanas pasaron y bebieron un sorbito cada una.

Después de la presentación oficial todos se desplazaron a lo largo y ancho del salón y, para qué mentirle,  a partir de ese momento se bebió más que un sorbito. Las bebidas seguían siendo las mismas pero al final de la noche llegó un trago que tuvo bastante aceptación, luego de las empanaditas riquísimas (mediterráneas, de chorizo desgrasado y las tradicionales de carne), las mini brochettes y unos bocaditos de zucchini, jamón cocido y ciruela que no tuvieron mucha aceptación de parte de los comensales. La evidencia estaba en las mesas del salón que se fueron adornando de esos bocaditos con un solo mordiscón.

Como le decía, luego de todo eso llegó un frappé de melón que, como dice Zaira Nara, estaba “¡Mmmhh, riquísimo!” y se acabó en poco tiempo. Los ojitos de varios comenzaron a enrojecer  y el equilibrio también. Igualmente se desarrolló de manera muy amena, podemos concluir en que fue una buena noche. Sonría.

Un año más, un brindis más, prepárese y quédese con la pestañita de Mediamza abierta porque queda Vendimia para rato.
Opiniones (0)
22 de junio de 2018 | 05:40
1
ERROR
22 de junio de 2018 | 05:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"