Aumenta la preferencia por vacacionar en hostels

Es una opción altamente considerada por los más jóvenes debido al dinamismo sociológico que estos lugares propician. En esta nota desmitificaremos al hostel para que si “su nena” planea vacacionar en uno no crea que volverá llena de piojos o sin sus pertenencias.

Hoteles, cabañas, departamentos, hosterias y hostels son las opciones más comunes a la hora de buscar refugio para vacacionar. En esta nota descubriremos que éstos últimos no son elegidos por ser más económicos sino que hay otras cuestiones que atraen la preferencia de, principalmente, los más jóvenes.

Para conocer cómo es el funcionamiento de este tipo de alojamientos tomamos contacto y también recorrimos algunos de los hostels de San Rafael. En la Dirección de Turismo hay cuatro inscriptos lo que significa que están formalmente constituidos, ellos son Hipólito, Shanti, Tierrasoles y Trotamundo. Los precios por noche van desde los $50 en habitación compartida hasta los $180 en habitaciones privadas, el costo generalmente incluye el desayuno, acceso a la cocina, ropa de cama, servicio de limpieza, agua caliente, lugares comunes compartidos y, en algunos casos, hasta pileta.

Cada lugar tiene reglas que favorecen la convivencia

“Elegimos venir a un hostel porque nos gusta el hecho de poder conocer gente, es más divertido, siempre pegás onda con alguien”, dijo una bonaerense que participaba de una ronda de mates y guitarra en el patio de un hostel de nuestra ciudad. “Yo vine con mi novio, recorrimos todo Cuyo en colectivo y en todos los casos nos alojamos en hostels, es una costumbre que nos gusta y nos permitió hacernos muchos amigos con los que mantenemos contacto al volver a nuestros lugares de origen”, expresó otra.

Una habitación compartida

“Este año la temporada empezó el 1 de enero y tenemos reservas hasta mediados de marzo, después baja la ocupación y durante el año hay picos en Pascuas, feriados largos y en invierno. En un 90% son jóvenes entre 20 y 35 años los que eligen esta opción, tuvimos algunas parejas mayores pero porque eran personas que desde hace muchos años viven así sus vacaciones”, contó una de las encargadas de un hostel céntrico.

En diálogo con Andrés Charadio, responsable de la Dirección de Turismo local, él estuvo de acuerdo en que los hostels son lugares que permiten el contacto con otra gente, por eso se eligen, “no es una cuestión netamente económica”, dijo.  Luego brindó los datos ocupacionales que manejan hasta esta época del año los hostels inscriptos, siendo Shanti y Tierrasoles los que arrojan una ocupación parcial del 80%, Hipólito tuvo 85% y Trotamundos 94%.

En  la mayoría de los lugares los turistas cuentan con el opcional de realizar excursiones por los distintos circuitos turísticos de San Rafael y Malargüe.

Año a año la opción “hostelera” va en aumento y un destacado que los encargados de estos lugares notaron es el incremento de personas que eligen viajar solas, sin pareja, sin amigos, a modo de retiro, quizás.

La decoración de los hostels tiene detalles interesantes

Así que, como acordamos al principio, si su hijo o hija le dice que se va de vacaciones y parará en un hostel no se alarme, no es verdad eso de que “se llenan de piojos” o de que “les roban todas las cosas”, lo comprobamos en San Rafael y, por lo que verificaron los mismos visitantes, esas cosas no suceden en otros lugares del país.

Conocimos, entonces, una opción económica y sumamente fraternal. Habrá que experimentarla, ¿no?

Opiniones (0)
21 de mayo de 2018 | 16:55
1
ERROR
21 de mayo de 2018 | 16:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"