Es oficial la ruptura de los senadores del radicalismo

Lo anunció hace momentos el presidente provisional del Senado, Mauricio Suárez. Desplazaron de la jefatura del bloque al neocobista Sergio Bruni y colocaron en su lugar al iglesista Leonardo Hisa.

Tras este anuncio de la separación, se reunieron los diputados del cobismo para analizar el panorama político.

Sin embargo, desde la Legislatura provincial minimizaron la posibilidad de que la ruptura se irradie a la Cámara Baja.

Se oficializó la ruptura del radicalismo en el Senado provincial. El encargado del anuncio fue Mauricio Suárez, presidente provisional del Senado, quien informó el desplazamiento de Sergio Bruni como jefe de la bancada y su reemplazo por Leonardo Hisa, quien responde a Roberto Iglesias.

Bruni fue desplazado de la jefatura del bloque debido a su unión con el cobismo. Sin embargo, este legislador seguirá al frente del grupo de senadores que respaldan al gobernador. Es decir: lo que se formalizó fue una división que pondrá de un lado a los cobistas, aliados al presidente Kirchner, y del otro, a los iglesistas, opositores al kirchnerismo.

Esta situación no es nueva. En todo caso, con el capítulo de hoy se blanqueó la rispidez que se estaba viviendo en el bloque radical desde hace meses. Desde el cobismo hicieron un llamado a la prudencia luego del anuncio hecho por Suárez. Y algunos se animaron a decir que se había tratado de "una actitud infantil, digna de un chico que está enojado".

Suárez remarcó que no hacen falta “procedimientos especiales” para cambiar el jefe de la bancada y resistió el embate de sus adversarios cobistas, quienes, hace unos días, le habían pedido que diera un paso al costado en la presidencia provisional del Senado.

Esta mañana hubo rumores de que la misma división del Senado ser produciría en la Cámara de Diputados. Alentó estas versiones una larga reunión entre los diputados del cobismo, a la que no asistieron los iglesistas.

Voceros de la Legislatura afirmaron que es poco probable que los diputados decidan generalizar la división interna que afecta al radicalismo. Si bien las diferencias existen, los fieles al Iglesias no tienen el mismo peso que en Senadores.

A eso se agrega la amenaza tácita de que el cobismo intente vengarse y deje sin protección al diputado Rubén Lázaro, cuestionado por delcarar que tenía un título terciario y en realidad eran unos cursos que no llegaban a ese nivel. De algún modo, Lázaro se convirtió en la carta de negociación en el bloque.

"El presidente de soy yo"

Sergio Bruni, el blanco de la jugada hecha por el sector iglesista, dijo que, jurídica y administrativamente, "yo soy el presidente del bloque radical. Y Diego Seoane es el vicepresidente. Esto es así".

"Es difícil de calificar lo que pasó hoy. Se trató de 8 personas de un total de 18. Es una minoría autoconvocada que hizo una declaración de tipo política, pero que además fue antirreglamentaria y antijurídica", señaló Bruni, quien consideró que la actitud de Suárez fue "destemplada, inoportuna e imprudente".

Desde el radicalismo conservador echan en cara a Bruni su paso a las huestes cobistas-kirchneristas. Y si bien el senador reconoció que las diferencias son difíciles de conciliar, sostuvo que "lo ideal sería terminar estos dos meses como un solo bloque. Si ellos quieren conformar otro, tienen la cantidad necesaria para hacerlo.

La interna de la interna

A la división entre radicales ortodoxos y concertadores se sumó una disputa dentro de los defensores acérrimos del escudo de la UCR. Diego Seoane no adhirió a la postura adoptada por Mauricio Suárez, pero no por estar en desacuerdo con el desplazamiento de Bruni, sino porque pretendía ser él quien se hiciera cargo del bloque en vez de Hisa. Su argumento fue que, si lo sacaban a Bruni, el reemplazante natural era él por ser el vicepresidente del bloque.

Otro que no quedó conforme fue Alejandro Volpe. A pesar de que nadie lo tenía en los planes para hacerse cargo del bloque, trascendió que, al menos, esperaba una señal, un gesto o una convocatoria.

Opiniones (3)
25 de febrero de 2018 | 05:05
4
ERROR
25 de febrero de 2018 | 05:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Sergio Bruni que te esta pasando tan amigo de los radicales que eras,quisiste ser intendente y no pudiste,puteaste siempre al cobito y ahora le chupas las medias,le pinchaste el tel a Aguinaga para que no sea ministro de seguridad y te cagaste de agarrar ese ministerio,te vas con kirchner,moyano,barrionuevo y compañia y encima no queres dejar un bloque al cual ya no perteneces,sos "con todo respeto" IMPRESENTABLE que suerte para los radicales que te fuieste.....!!!! saludos a anmtunz,pardal,chiqui,gabrielli y a tus amigos de la triple A con los que militas ahora...
    3
  2. muy bueno lo que escribio facs
    2
  3. Leandro N. Alem el romántico; poeta; lírico; combatiente en Pavón, Cepeda y en la guerra del Paraguay; jurista; fundador de la Unión Cívica de la Juventud, de la cual surgió la Unión Cívica Radical (UCR); legislador e inspirador de la revolución de 1890, que produjo la renuncia del presidente Miguel Juárez Celman, antes de su muerte, escribió su testamento político y lo dejó bajo sobre, con un rótulo que decía: "Para publicar". He aquí su contenido: "He terminado mi carrera, he concluido mi misión. Para vivir estéril, inútil y deprimido, es preferible morir. ¡Sí, que se rompa, pero que no se doble!. He luchado de una manera indecible en los últimos tiempos; pero mis fuerzas, tal vez gastadas ya, han sido incapaces para detener la montaña... ¡y la montaña me aplastó! He dado todo lo que podía dar; todo lo que humanamente se puede exigir de un hombre, y al fin mis fuerzas se han agotado... y para vivir estéril, inútil y oprimido, es preferible morir. Entrego decorosa y dignamente todo lo que me queda: mi última sangre, el resto de mi vida. Los sentimientos que me han impulsado, las ideas que han alumbrado mi alma, los móviles, las causas y los propósitos de mi acción y de mi lucha en general, en mi vida, son, creo, perfectamente conocidos. Si me engaño a este respecto, será una desgracia que yo ya no podré ni sentir ni remediar...Ahí están mi labor y mi acción desde largos años, desde muy joven, desde muy niño, luchando siempre de abajo. No es el orgullo el que me dicta estas palabras, ni es debilidad en estos momentos lo que me hace tomar esta resolución. Es un convencimiento profundo que se ha apoderado de mi alma en el sentido que lo enuncio en los primeros párrafos, después de haberlo pensado, meditado y reflexionado en un solemne recogimiento. Entrego, pues, mi labor y mi memoria al juicio del pueblo, por cuya noble causa he luchado constantemente. En estos momentos el partido popular se prepara para entrar nuevamente en acción en bien de la patria. Esta es mi idea, éste es mi sentimiento, ésta es mi convicción arraigada, sin ofender a nadie. Yo mismo he dado el primer impulso, y, sin embargo, no puedo continuar. Mis dolencias son gravísimas, necesariamente mortales. ¡Adelante los que quedan! ¡Ah, cuánto bien ha podido hacer este partido, si no hubiesen promediado ciertas causas y ciertos factores! ¡No importa! Todavía puede hacer mucho. Pertenece principalmente a las nuevas generaciones. Ellas le dieron origen y ellas sabrán consumar la obra: ¡deben consumarla! Así terminó su vida Leandro N. Alem, un símbolo, que seguirá vibrando , por los siglos en el alma de la Nación Argentina.
    1
En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve