Una apuesta ganada: la música en vivo fue brillante

Una banda de notables músicos mendocinos se ganó todos los aplausos a la hora de la puesta en escena. Sin duda, una tarea impecable.

La utilización de una banda en vivo es un recurso de alto riesgo y si, se decide hacerlo, lo mejor es mostrarla frente a todos y no en un escenario lateral, escondida tras las grúas que sostienen las luces y los andamios donde se colgó el sistema de sonido. Un detalle tan importante no puede pasar desapercibido.

Sin embargo, fue tan poderoso el sonido y la propuesta que llegó desde ese puñado de músicos que atrás quedó ese inconveniente, logrando ganarse la admiración de todos los presentes.

Así, bajo la dirección general de Roberto Tristán y Claudio Brachetta, la música fue fundamental a la hora de la puesta en escena, llena de arreglos de buen gusto.

Bien ecualizados, mejor operados desde la consola y demostrando un profesionalismo total, los intérpretes llevaron adelante la difícil tarea de crear climas y permitir el lucimiento de varios solistas como Juan Lázaro Méndolas (vientos), Eduardo  Ordoñez (percusión) y Fana Martínez (teclados), entre otros.

Un momento especial, por la tensión y el silencio ganados, fue cuando Sandra Amaya le puso su voz a una caja chayera sentida, emocionante, con la huarpe en escena.

Ante tal desafío, a la hora de elegir las pocas canciones grabadas que aparecieron, los aires españoles y árabes fueron fenomenales y se mezclaron de la mejor manera con una tarantela tocada ahí, frente a todos. Ese fue el momento donde quedó bien claro que la mezcla entre lo grabado y lo original que sonaba valoraba aún más la apuesta.

Pero, todo se tornó en magia cuando Mercedes Sosa, la gran cantante argentina, apareció en escena poniendo en un lugar de privilegio a Tito Francia y cantando una versión exquisita de “Zamba de los adioses”, de Armando Tejada Gómez y el mismo  Francia,  acompañada por Jorge "Pipi" Iuliano en guitarra. Una delicia pocas veces vista en nuestra fiesta mayor.

La escena dedicada a la Virgen de la Carrodilla llenó de afecto al teatro griego pero terminó siendo algo tediosa, por la extensión de la escena. Entonces nada mejor que Los Navarro –artesanos del foclore cuyano- para levantar los ánimos y la fiesta con la cueca de Jorge Viñas, “De vendimia en vendimia”. Y como no hay cueca sin gato, llegó “El rasguño” también del tunuyanino Viñas.

Chacarera, malambo, incidental tecno y otros detalles fueron pasando por la puesta de una manera impecable, aportando tal vez lo más destacado de la noche.

Para el final, “Barro de labranza” tuvo el mismo efecto que al principio encontró “Hija del río y la tierra” interpretada magistralmente por Marcelino Azaguate.

En síntesis, la música pasó a ser fundamental en una fiesta que por momentos se tornó densa, con una falta de agilidad coreográfica marcada y cayendo en pozos inentendibles. Así, la tarea de Tristán y Brachetta fue brillante.

Las luces

La puesta de luces no varió demasiado de otros años. Atinada, con el encanto de las cajas lumínicas y la utilización adecuada de efectos como a la hora de la aparición de Virgen de la Carrodilla o cuando los aires latinoamericanos inundaron el lugar.

Así, también el uso de las pantallas fue vital y quedó muy bien que al final se viera el backstage de la fiesta.

 

Opiniones (11)
25 de febrero de 2018 | 19:44
12
ERROR
25 de febrero de 2018 | 19:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. boris parece que los que no tenemos idea de música son la mayoría que opina que fue cualquier cosa, da para pensar no??, me parece que ahora el que se tiene que dedicar a otra cosa sos vos. aparte no te colgues de mí, y opina independientemente.
    11
  2. Impresionante su tarea, lástima que estuvieran tan escondidos y no se pudo apreciar todo los huevos que pusieron. Pude verlos antes que empezara la fiesta, se notaba la adrenalina que les corría y demostraban las ganas que tenían para que todo saliera bien. Obviamente hay gente a la que nada les viene bien (gataflorismo patológico) y van a tirar todo para abajo. Felicitaciones!!!!!
    10
  3. Esta apuesta a la musica en vivo me parecio espectacular, pero en la televisacion no se reflejo asi, los bailarines eran importantes pero los musicos tambien, quizas el lugar fisico elegido para los musicos no fue el ideal.
    9
  4. Creo que hay que separar la elección del estilo de música (algo muy subjetivo) de lo que logran los músicos en el escenario. Queda demostrado que no hace falta que la fiesta de la vendimia sea el playback de siempre, recurso siempre berreta y sólo bien rankeado en nuestra vendimia, y que en Mendoza hay músicos capaces de sostenerse en vivo de manera impecable. Si hubiese sido puro folclore estarían diciendo que fue LO MISMO de siempre. Chachu, tu "música de siempre" no moviliza mi corazón.
    8
  5. A travez de la tele, no emosionó en ningún momento. Sumado a que los músicos no los mostraban, salvo por una pasada muy como de lástima. Faltaron los clásicos vendimiales... La música árabe,buena, pero sin odaliscas,nooooo.
    7
  6. NO VOY A JUZGAR LOS ARREGLOS DE TRISTÁN O BRACCHETTA, PORQUE CONSIDERO QUE ES UN TEMA TOTALMENTE SUBJETIVO Y OPINABLE SEGÚN EL GUSTO PERSONAL DE CADA UNO. PERO SI QUISIERA DEJAR MI OPINIÓN SOBRE LA INTERPRETACIÓN DE LOS TEMAS PROPUESTOS, DE LO CUAL PARA MI SÓLO ES OPINABLE SI ESTÁ BIEN O MAL INTERPRETADOS, NO TIENE SUBJETIVIDAD: CREO QUE DE ESTA VENDIMIA PODEMOS RESCATAR ,ENTRE OTRAS COSAS, QUE LA DUCTILIDAD Y EL NIVEL , DE ESTOS MÚSICOS MENDOCINOS FUE EXCELSO!!!! ( COMO DECÍA UN AMIGO - MÚSICO QUE NOS DEJÓ HACE SÓLO 3 MESES )
    6
  7. No se.......me quedé con ganas de escuchar la música de siempre, la música que todos podemos cantar, la que sentimos en nuestros corazones. Y la cancion de La Virgen de la Carrodilla, fue desabrida. Que quisieron inventar? Todo está allí, y hay que ser creativo desde ese punto. Nuestra fiesta ya tiene su esencia y tenemos mucha música para disfrutar y muchos conjuntos folklóricos para la música en vivo. Si tienen ganas de tocar otra música, organicen un show especialmente para eso y todo estará más que bien, y saco una entrada para escucharlos.
    5
  8. simplemente me parece que tu critica fue mucho mas atinada que la de Patricia Rodón que fue casi una critica patologica
    4
  9. no tenes idea de música... dedicate a otra cosa. La música fué fabulosa. Felicitaciones.
    3
  10. no se sabía ni que tipo de música era, era un "menjunje de estilos", quisieron inventar y les salio pésimo, y más de una desafinadita, entiendo de música y se noto bastante. que vuelvan las cuecas de siempre!!!!!
    2
En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve