Los más y los menos del año de Showmatch

El propio Marcelo Tinelli definió al 2011 como el mejor año de Bailando por un Sueño. Con Noelia Pompa y Hernán Piquín como grandes campeones, por la pista de baile pasaron muchos personajes y se vivieron momentos de emoción y tensión. Entrá a la nota y reviví todo lo que pasó.

Desde que arrancó, allá por mayo, ShowMatch fue el programa más visto de la televisión argentina. La gran cantidad de audiencia fue producto de las miles de situaciones y de los diversos personajes que hubo en la pista de baile más famosa.

El 2011 fue un año que recarcagado en donde no faltaron las polémicas, coreografías excelentes, risas, destreza, y mucha adrenalina. A continuación, un repaso por lo más saliente e inolvidable de certame.

El Blooper del año: Dentro de la misma categoría entran dos de los finalistas: Tito y Peter tuvieron poco equilibrio en el agua y ambos terminaron en el piso. El ex custodio de Ricardo Fort corrió a Tinelli por todo el estudio y se dio flor de golpe. Algo similar ocurrió con el novio de Paula Chaves, en medio de la coreografía del Baile bajo la lluvia, cuando se resbaló.

La más divertida: Sus desgarbados movimientos en la pista de baile y sus ocurrencias en las previas hicieron divertir a millones de espectadores y al propio Marcelo Tinelli, quien adoptó a Denise Dumas como una de sus favoritas. Finalmente, pese al cariño que se había ganado, Tito la eliminó en un telefónico.

La más aburrida: Sin dudas fue Pamela Anderson, la chica “BayWatch”, que llegó para deslumbrar. De entrada no entendió el ida y vuelta que proponía Marcelo y cada vez que salió a la pista repitió la misma frase: “Sólo vengo a bailar”. Y así le fue…

El susto del año: El desmayo de Rocío Guirao Díaz mientras realizaba un duelo dejó a todos perplejos. Tras hacer un truco hacia atrás, cayó. Fue atendida inmediatamente y tras varios días de recuperación volvió al ruedo. Pero por orden médica debió dar un paso al costado antes de lo esperado.

El golpe: Parecido al golpe de Rocío Guirao fue el que tuvo que soportar Silvina Escudero cuando bailaba Árabe con su compañera de baile, Sofía Pachano. Al finalizar la coreo se golpeó la nunca, quedó tendida en el piso, le colocaron un cuello ortopédico y se retiró llorando del estudio.

Revelación: Eugenia Lemos. Así lo definió el mismísimo Marcelo Tinelli apenas quedó eliminada la ganadora del “Soñando por Bailar”, que llegó a estar entre los diez finalistas. Con garra, peleas y actitud, la morocha llegó muy lejos.

El baile más polémico: El Strip Dance de Cinthia Fernández trajo cola. La acróbata se desnudó por completo y mostró sus partes más íntimas. Tapas de diarios, revistas y horas de televisión se ocuparon de reflejar la noticia que impactó a todos.

El fracaso: Rocío Marengo. “La Reina del Koala”, experta en los certámenes que organiza “ShowMatch”, era una de las candidatas para llegar a la final. Pero en apenas una gala se peleó con todos y se fue…Bajón.

El más carismático: Peter Alfonso. El productor estrella de Ideas del Sur, que se ganó el corazón de Paula Cháves por su humildad y simpatía, le puso mucha onda a sus coreografías, que fueron de las mejores en el “Bailando 2011”.

El más querido: Tito Speranza se ganó el cariño del público por tener una personalidad que se contradice con su imponente físico: un grandote bonachón. Además, sus peleas con Tinelli lo ubicaron como el héroe de los más chiquitos. ¡Crack!

El escándalo del año: Una vez más, Graciela Alfano y Aníbal Pachano se llevaron el premio. Después de varios roces en el jurado, la contienda finalizó con un tremendo cachetazo que la diva le propinó al coreógrafo en su propio camarín. De no creer…

El sueño del pibe: Tito, gran basquetbolista, quedó perplejo cuando apareció en el estudio Emanuel Ginóbili, que venía de ganar el Preolímpico de cara a Londres 2012. “Es mi sueño”, confesó el musculoso, que junto a un amigo desafió en los “triples” a Manu y a Marcelo Tinelli.

La mejor en la pista: Cinthia Fernández demostró gala a gala que no tiene techo. Sorprendió con sus coreos jugadas y sus riesgosos trucos y así quedó entre las finalistas del show.

El romance del año: Sin dudas fue el de Tito y Marcela, su pareja, que se casaron en vivo, antes de una gala. De esta manera, los tortolitos destronaron del podio a Peter Alfonso y Paula Cháves, quienes habían sido los protagonistas del año pasado.

La gran sorpresa: Después de hacer un casting en “Este es el Show” para ingresar al programa, Noelia Pompa demostró todo el talento que tiene y supo explotar sus virtudes al máximo al lado de un grosso como Hernán Piquín.

El mejor en la pista: Hernán Piquín corrió con ventaja desde el minuto cero. Su capacidad, su talento, su trayectoria y la admiración de sus colegas colocaron como el más grande todos.

El grotesco: Manuel Navarrete, productor de Ideas del Sur, participó en un par de galas y luego se tuvo que bancar todas las gastadas del conductor del programa. ¡Hasta se tiró en las piletas del AquaDance!

El momento más emotivo: El baile bajo la lluvia de Herán Piquín y Noelia Pompa. No sólo se llevaron el mejor puntaje, sino que hicieron llorar a todos, inclusive al propio Marcelo Tinelli

El momento de mayor destreza: El caño de Adabel Guerrero se llevó todos los aplausos por la cantidad de trucos impresionantes que realizó. Eso sí, el jurado la destrozó. ¡Ah bueno!

La más polémica: María Eugenia Ritó se la agarró con todos y todas. Hasta con el propio Marcelo Tinelli, a quien casi insulta en cámara. ¡Polvorita!

El que se quedó con las ganas: La Mole venía de ser campeón en 2010, pero este año apenas duró un par de meses y se fue con las manos vacías. Otra vez será.

Sin pena ni gloria: Así pasaron en el “Bailando 2011” el Negrito Luengo, productor de Ideas del Sur y reemplazante de Mike Tyson, y Hernán Cabanas, subcampeón del “Soñando por Bailar” y eliminado en la tercera gala. Además tuvieron poca participación La Negra, esposa de la Mole Moli, y el Roña Castro, que amagó con embarrarle la cancha al cordobés.

El superclásico: Coki Ramírez y Larissa Riquelme se sacaron chispas durante todo el año. Insultos, discriminación y declaraciones picantes fueron algunos ingredientes de esta novela. Finalmente, la cordobesa eliminó a la paraguaya en un telefónico que quedará en la historia.

El mejor reemplazo: Paula Chaves entró por Pamela Anderson y de a poquito le tomó el gustito al show. Una vez más, está cerca de la final.

La reconciliación: Enemigas desde hacía varios años, Adabel Guerrero y Mónica Farro decidieron dejar las diferencias de lado para empezar una nueva relación. ¡Viva la paz!

El papelón: Ricardo Fort había ido de visita al estudio de “ShowMatch”. Flavio Mendoza lo provocó, el “Chocolatero” se calentó y le metió una mano. Enseguida se fue y no volvió más.

La mejor compañera: Larissa Riquelme no llegó a la final, pero se ganó el cariño de la mayoría de sus colegas, quienes la votaron como la mejor de todas.

El más llorón: Marcelo Iripino dejó el alma en la pista, pero las críticas del jurado y sus problemas con los ataques de pánico le jugaron en contra.

El payaso del año: Martín Withencamp, el bailarín de Adabel Guerrero, dijo estar enamorado de su compañera, se puso a llorar porque nadie lo entendía y hasta le dedicó una canción en vivo.

Visitas internacionales: Mike Tyson y Pamela Anderson aportaron su cuota de glamour al certamen de baile. Estuvieron pocas galas, pero nadie los olvidará.

El mejor look: Denise Dumas lookeada como Avatar cuando tuvo que bailar en el caño. Un trabajo de producción excelente.

Las novedades: La pareja de hombres que encabezó José María Muscari y la dupla femenina que primero tuvo a Vanina y Silvina Escudero y que finalizó con la morocha junto a Sofía Pachano. El ritmo Cuarto Giratorio también dio que hablar.

Fuente: Diario Show
Opiniones (0)
22 de abril de 2018 | 06:55
1
ERROR
22 de abril de 2018 | 06:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Aguas color Malbec
    17 de Abril de 2018
    Aguas color Malbec