Se tensa la relación entre Pemex y Repsol

Todo salió mal para al petrolera estatal mexicana. Su alianza con una endeudada empresa de construcción para tener una mayor influencia en la junta directiva de Repsol fracasó y la ubicó en el centro de las críticas.

A Pemex le acaba de salir el tiro por la culata. Su alianza con una endeudada empresa de construcción para tener una mayor influencia en la junta directiva de la energética española Repsol SA fracasó y transformó a la petrolera estatal mexicana y a su máximo ejecutivo, Juan José Suárez Coppel, en blanco de críticas.

Pemex, una de las mayores petroleras del mundo, sufrió un traspié el martes cuando Repsol decidió poner fin a años de enfrentamientos con Sacyr Vallehermoso SA, su mayor accionista. Repsol recompró la mitad del 20% que Sacyr poseía en la empresa por alrededor de US$3.400 millones, horas antes de que la constructora hubiera tenido que entregar la totalidad de la participación a sus acreedores, informa hoy el diario The Wall Street Journal.

Como parte del acuerdo, Sacyr puso fin a una alianza con Pemex que buscaba obtener un mayor control de la junta directiva de Repsol.

Las críticas contra Pemex en México no se dejaron esperar. "Pemex pierde apuesta" tituló el periódico Reforma.

Algunos analistas dijeron que el incidente tensa las relaciones con Repsol, una compañía en la que Pemex tiene una participación desde 1979, y resalta las limitaciones que la legislación mexicana le impone a Pemex, que no puede asociarse con empresas de energía privadas para explotar yacimientos en México.

Pemex informó el martes en un comunicado que mantiene la relación con Repsol y que la empresa española ha ofrecido llegar a un "convenio industrial" para maximizar las oportunidades de colaboración. El daño, sin embargo, ya estaba hecho.

Para más información entrar aquí.

Opiniones (0)
20 de julio de 2018 | 07:54
1
ERROR
20 de julio de 2018 | 07:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"