Una de cada dos personas es pobre o de bajos ingresos en EEUU

La estadísticas del último censo ofrecen un panorama de una clase media mermante debido a la persistencia de un elevado desempleo y la reducción de ciertos programas sociales. Ello sigue a años de estancamiento salarial en la clase media que han perjudicado a millones de personas y familias.

Agobiados por el creciente encarecimiento de la vida, un número récord de estadounidenses - casi 1 de cada 2 - han caído en la pobreza o sobreviven con salarios que los encasillan en la categoría de bajos ingresos.

La estadísticas del último censo ofrecen un panorama de una clase media mermante debido a la persistencia de un elevado desempleo y la reducción de ciertos programas sociales. Ello sigue a años de estancamiento salarial en la clase media que han perjudicado a millones de personas y familias, informa hoy el diario El Nuevo Herald.

"Los programas de protección social como los cupones de alimentos y créditos fiscales impidieron un aumento de la pobreza incluso mayor en el 2010, aunque muchas familias de escasos ingresos con gastos laborales y médicos, son consideradas demasiado 'ricas' para recibir esos beneficios", opinó el profesor Sheldon Danziger, de la Universidad de Michigan especializado en la pobreza.

"La realidad es que las perspectivas para los pobres y los casi pobres son desalentadoras", indicó. "Si el Congreso y los estados adoptan nuevas reducciones, podremos esperar un aumento de familias pobres y de escasos ingresos en los próximos años".

Los legisladores republicanos y los demócratas están enfrentados sobre un proyecto de ley que renovaría la reducción de los impuestos de la seguridad social, parte de una estrategia política de fin de año sobre prioridades políticas que reduciría además los beneficios por seguro de desempleo, congelaría la paga de los funcionarios federales y disminuiría también los gastos sociales.

Robert Rector, investigador en la entidad conservadora Heritage Foundation, puso en duda si algunas personas consideradas pobres o de bajos ingresos sufren penurias económicas. Agregó que aunque los programas sociales han ayudado a muchos estadounidenses, han ido demasiado lejos, y mencionó el caso de personas pobres que viven en viviendas de tamaño considerable, poseen automóviles y aparatos de televisión con grandes pantallas.

"No hay duda alguna que la recesión ha sumido a mucha gente en el desempleo y han bajado los ingresos", dijo Rector. "A medida que salimos de la recesión, será importante que estos programas promuevan la autosuficiencia en lugar de la dependencia y animen a la gente a buscar trabajo".

Opiniones (0)
27 de mayo de 2018 | 09:32
1
ERROR
27 de mayo de 2018 | 09:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"