Bodega Cruzat invierte para elevar su producción

El proyecto de inversores chilenos que dirige el enólogo Pedro Rosell y apunta exclusivamente a la elaboración de espumantes premium en Luján tiene en marcha inversiones por 250.000 euros en equipamiento y 100.000 dólares más en tanques para llevar de 140.000 a 240.000 litros su capacidad de producción en la provincia.

Cruzat, la bodega de capitales chilenos que nació en Mendoza en 2004, sigue en crecimiento y apuesta por ampliar su producción con nuevas inversiones. Es que luego de una apuesta inicial de U$S4 millones para su construcción, la empresa anunció que tiene en marcha un nuevo plan de inversiones por 250.000 euros en equipos y 100.000 dólares más en tanques para llevar su capacidad de elaboración de 140.000 a 240.000 litros.

La bodega está ubicada en la zona de Perdriel, Luján de Cuyo. El proyecto está dirigido por el enólogo argentino Pedro Rosell, fundador de la bodega, director técnico y socio minoritario con el 5% de las acciones. Los principales accionistas del proyecto son tres socios chilenos con know how en el mercado vitivinícola de Argentina y Chile, Gastón Cruzat, Hernán Boher y Carlos Barros – éste último incorporado a la sociedad en agosto 2011-, quienes ostentan el 22%, 22% y 51% de las acciones de la compañía respectivamente.

Pedro Rosell, director técnico de bodega Cruzat.
Rosell es un enólogo de reconocida experiencia en la elaboración de espumantes. Fue uno de los precursores allá por mediados de los ’70 en empezar a trabajar con los espumantes de Navarro Correas y luego asesoró a bodegas de cómo Lagarde y Salentein.

Cruzat cuenta con 8 hectáreas de tierra, de las cuales 7 hectáreas son viñas en plena producción para elaborar vinos base de espumosos de gran calidad, 60% es Pinot Noir y el 40% restante Chardonnay, solo dos variedades con las que la bodega elabora todos sus productos en diferente proporción. La superficie adicional fue destinada a la construcción de la bodega, circulación y jardines.

Construida en el 2005 la bodega tiene un estilo moderno y está equipada con la más alta tecnología disponible en el mundo de los espumosos. Está situada en el centro de la viña y al pie de la cordillera de los Andes en la zona alta de Perdriel, Luján de Cuyo.

Actualmente, la bodega tiene una capacidad de producción de 200.000 botellas. Hoy, si bien el foco de crecimiento es el mercado argentino, también apuntan a crecer en el mercado chileno y expandirse a otros países de la región como Brasil, Perú, Uruguay, Paraguay, Colombia, y asimismo avanzar a Asia y Estados Unidos. Las ventas al exterior representan hoy el 50 % del total.

Para lograr este crecimiento se invertirá en ampliar la capacidad de producción a 500.000 botellas por año.

Según explicó Pedro Rosell, ya están en marcha el plan de ampliación de la bodega que demandará una inversión total por 250.000 euros, para la adquisición de equipos como giropalets, cría de levaduras y conteiners para botellas, y de 100.000 dólares más para la compra de nuevos tanques de fermentación. El plan ya está en marcha y permitirá ampliar en unos 100.000 litros la actual capacidad de elaboración de espumantes de la bodega.

La bodega elabora espumantes en la franja de precios que va de $90 a $100 bajo las marcas Cruzat Cuvée Nature, Brut Nature y Brut Rosé. Estos espumantes se realizan con el método tradicional, con dos años en borras previo a la puesta en botella, donde pasan otros dos años. Todos los espumantes de Cruzat se realizan en base a Pinot Noir y Chardonnay.

Junto con el plan de ampliación de la bodega, Rosell adelantó que ya están haciendo pruebas para el año que viene lanzar una nueva línea de espumantes más jóvenes para potenciar sus ventas tanto en el mercado interno como externo.

Opiniones (0)
22 de mayo de 2018 | 05:38
1
ERROR
22 de mayo de 2018 | 05:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"