Una tradición inspirada en el pasado

La Vendimia, para llegar a ser el festejo como hoy lo conocemos, atravesó diferentes tradiciones que fueron construyendo la cultura de la vid en Mendoza. Las festividades en honor a la cosecha y el vino fueron variando a lo largo de los años.

Vendimia es memoria folclórica, historia de celebraciones que se remontan al siglo XVII, ya que la industria del vino tiene sus antecedentes en Mendoza desde 1632, siendo corregidor en ese entonces Juan de Adaro y Arracola.

A pesar de las diferencias de nuestra geografía, de las costumbres y características de cada departamento que conforman nuestra provincia, poseemos una cultura propia que nos identifica como mendocinos. Reflejados en Vendimia y reconocidos por los mejores vinos, juntos volvemos a recrear nuestra tradición.

Durante la primera mitad del siglo XVII la industria vitivinícola fue adquiriendo forma. Los colonizadores españoles trajeron las primeras plantas de vid. Comenzó a cultivarse la vid en Cuyo con el objetivo de obtener el vino necesario para oficiar la misa. En aquel momento, la importación del vino era dificultosa, por eso los conquistadores levantaban un parral y un huerto junto a cada capilla, y así cultivaban las uvas para consumirlas frescas y hacer el vino. Las tierras mendocinas comenzaron a perfilarse como tierras prometidas para la cosecha y la elaboración de exquisitos vinos.

En esos tiempos el baile, el canto y las comidas formaban parte de los sencillos festejos al finalizar cada cosecha. También se elegía a la más linda de las mujeres y se la coronaba con hojas de vid y racimos de uva.

Con el paso de los años se fue reforzando cada vez más la idea de celebrar el cultivo de las uvas y la producción del vino en Mendoza, como símbolo del esfuerzo de los agricultores y homenaje a nuestra tierra.

Así es que se recuerda la "Fiesta de las Chinas", una celebración anual instaurada hacia el 1800, realizada en amplios galpones coloniales, donde inmigrantes y nativos se disputaban las mujeres más hermosas, junto al rasguido de sus guitarras.


El primer intento más cercano hacia el festejo vendimial

Aunque la Fiesta Nacional de la Vendimia ya está oficialmente instalada en el calendario cultural de la Provincia hace 72 años, cabe señalar que tuvo un primer intento el 11 de abril de 1913, en el marco de un congreso de la industria y el comercio. En dicha oportunidad se realizó un desfile de vendimiadores y carrozas alegóricas, un antecedente vendimial que años después se convertiría en un espectáculo de grandes características.


La Fiesta de la Vendimia empieza a crecer en 1936

Recién en el año 1936 se institucionalizó la primera fiesta vendimial mediante un decreto provincial impulsado durante la gestión del gobernador Guillermo Cano y el ministro de Industria y Obras Públicas, ingeniero Frank Romero Day.

Una de las primeras celebraciones para exaltar nuestra cultura y tradición  se realizó el 16 de abril de 1936. Ese día se reunieron más de 10.000 personas en la Rotonda del Parque General San Martín. Este fue el punto de encuentro de las grandes bodegas, fábricas y granjas que expusieron sus productos, marcando la actividad económica de Mendoza del momento.

En la noche del 18 de abril de ese 1936 se llevó a cabo la primera edición de la Vendimia. El lugar elegido para celebrarla fue el estadio del Club Gimnasia y Esgrima, ubicado en el Parque General San Martín. Allí asistieron 25.000 personas que presenciaron la gran fiesta y la elección de la primera Reina de la Vendimia, la soberana Delia Larrive Escudero, representante de Godoy Cruz.

Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 12:08
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 12:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"