Ya impacta en Brasil la crisis europea y podría golpearnos

Amado Boudou podrá insistir con que nadie toca a la economía Argentina. Pero lo cierto es que la superpotencia latinoamericana, Brasil, sufrió un estantacamiento de su economía como coletazo de la crisis europea. Cómo podría afectarnos, según los principales análisis del día.

Según los datos divulgados por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), la mayor economía de América latina, la de Brasil,  tuvo una expansión nula entre julio y septiembre, en comparación con los tres meses anteriores, y apenas un avance del 2,1% en relación con el mismo período de 2010, año en que Brasil creció un 7,5%. Las cifras, que ya habían sido anticipadas por los analistas, obligaron a reducir nuevamente las proyecciones de crecimiento del gobierno de Dilma Rousseff para este año.

La noticia impacta con profundidad y genera dudas en torno a nuestra propia estabilidad, debido a que en la Argentina nos hemos creído el relato oficial en torno a un supuesto "blindaje" de nuestra economía, el latiguillo más repetido por el ministro de Economía y vicepresidente electo, Amado Boudou, durante la campaña que lo colocó en su nuevo puesto.

En Brasil actuaron de otra manera. Esperaban un impacto de la crisis europea en sus números. pero no por ello el golpe que dan las cifras ha caído bien.

Según reporta desde Rio de Janeiro el corresponsal del diario español El País, Juan Arias, "lo que más ha influido en un crecimiento cero del PIB han sido la industria que bajó un 0,9% y los servicios con una baja del 0,3%".

Sostiene que "el descalabro hubiese sido mayor si el sector agropecuario no hubiese ayudado con un crecimiento de un 3,2%". Y señala, además, que "otro de los factores de la falta de crecimiento del gigante latinoamericano, que terminará el año con una subida del PIB alrededor del 3%, ha sido la contracción del consumo de las familias. Para aumentarlo, sobre todo el de los millones de familias llegadas a la clase media baja, la semana pasada, el ministro de Economía, Guido Mantega, que ya preveía el estancamiento del PIB, anunció un paquete de medidas para estimular el crecimiento. Entre estas figuran la reducción del IPI (impuesto sobre productos industrializados), como electrodomésticos, así como la disminución de intereses para el programa Mi casa, mi Vida, para la construcción de habitaciones populares.

El nuevo ministro argentino, ¿una señal?

Según Ámbito Financiero, la llegada de Hernán Lorenzino al ministerio de Economía peude tener relación con la posibilidad de que se hayan acabado los col,chones en nuestro sistema económico.

Escribe Guillermo laborda que "De todos los ministros de la gestión Kirchner, Hernán Lorenzino es el que asume con menos colchones: hoy es cero el superávit primario, los dólares de la balanza comercial no alcanzan, no hay más capacidad ociosa y el tipo de cambio está lejos de una sobrevaluación. Seguramente estas cuestiones incidieron en la elección de Cristina de Kirchner, dado que habrá que retornar en 2012 o 2013 a más tardar al financiamiento en los mercados internacionales. Tiempos de sintonía fina, como se los definió".

Por su parte Alberto Armendariz anticipa en La Nación que "según revelaron ayer las autoridades, debido a una reducción en la actividad industrial y a un menor consumo, la economía brasileña se estancó en el tercer trimestre del año, en una desaceleración que sin dudas impactará en la Argentina. Según consideraron analistas consultados, los datos conocidos ayer son de alto impacto y no se podrán evitar las consecuencias sobre el comercio exterior y la economía real".

¿Cómo llegará el "contagio"?

Según Silvia Stang en La Nación de hoy, "el contagio llegará por varias vías". En sus consultas, señala la opinión de Marcelo Elizondo, director de la consultora Desarrollo de Negociaciones Internacionales (DNI) y ex director ejecutivo de la Fundación Exportar: "Para la Argentina esta desaceleración es más complicada que la caída del precio de la soja; hay que tener en cuenta que en los últimos cinco años las exportaciones en general crecieron un 70%, pero las que van a Brasil lo hicieron en un 130%".

En el mismo diario, el economista Luis Palma Cané destacó que el país vecino tomó ya medidas para intentar suavizar la intensidad de la caída del ritmo de crecimiento. "Ellos hacen lo correcto para evitar una mayor desaceleración, pero, a la vez, exportan menos porque el mundo se desacelera", advirtió.

Palma Cané recordó que el 80% de las exportaciones de autos van a Brasil y agregó que en 2012, además del efecto negativo en el comercio exterior por menor demanda, se prevé que habrá un factor negativo adicional por una caída de precios. Y siendo la Argentina "el único país del mundo que cobra retenciones a las exportaciones", según agregó, no hay que desestimar tampoco el problema que habrá para las cuentas fiscales.

Opiniones (0)
21 de abril de 2018 | 17:27
1
ERROR
21 de abril de 2018 | 17:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Aguas color Malbec
    17 de Abril de 2018
    Aguas color Malbec