"No pasé a ser otra persona por portar una corona"

Virreina Nacional de la Vendimia 2007

Sabrina Álvarez es la actual Virreina Nacional de la Vendimia. Sin embargo, podríamos decir que se comportó como “una reina” al cumplir su mandato con compromiso y actitud.

Por si no recuerdan, esta bella soberana estuvo sólo a un voto de ganar la corona nacional. Lejos de asumir el virreinado con despecho, ella confiesa sentirme feliz porque “estuvo entre los dos puestos de la fiesta máxima de los mendocinos”. Y, como valor agregado, construyó una verdadera amistad con Paula, la Reina Nacional.

Sabrina ha registrado muchos cambios en este año vendimia, aunque –asegura la muchacha de cabello rubio y ojos verdes- que “no pasé a ser otra persona por portar una corona”. Ella sigue conservando la misma forma de ser que tenía cuando era la representante de Luján de Cuyo.

El domingo a la madrugada todo habrá cambiado. Sabrina pasará a ser una personalidad más de Vendimia. Con sus 26 años comenzará a planificar otra vida: ejercerá como arquitecta –pues entre tanta actividad pudo presentar su tesis en junio del 2007- y, a fin de año, dará el sí en el altar a su novio desde hace 7 años.

Sí, su vida seguirá, pero –tal como la joven afirma- “la rutina tendrá un gusto diferente”: cada día Sabrina recordará que ha sido parte de la historia de Mendoza.

- ¿Cómo ha cambiado tu vida desde el 3 de marzo -fecha en que salió electa-  hasta ahora?

- Como estudiante de arquitectura nunca tenía tiempo para pintarme ni arreglarme el pelo. Después de vendimia, notás un cambio. Estás más pendiente de tu figura, de tu presencia.

- ¿Qué cosas creés que aprendiste de Vendimia que sirven para el resto de tu vida?

- La capacitación es importante porque hay muchos temas que no tenés en cuenta: historia de Vendimia, detalles de sucesos, cómo fue evolucionando la mirada del espectador y de los protagonistas para realizarla y vas entendiendo por qué, años tras años, la fiesta tiene mayor importancia a nivel mundial. Desde ese aspecto nos generaba asombro y la inquietud de seguir investigando. Aprendés sobre protocolo, catación de vinos... Si bien iba a cursos de degustación con mis amigos, no es lo mismo. La capacitación es positiva si cada una lo toma como una forma de crecimiento personal que luego se puede explotar.

- ¿Qué pensás sobre lo que dice la gente en la calle: “las reinas no tienen idea sobre una viña y después todas hablan como viñateras?

- Tenés un montón de eventos donde tratás con embajadores, cónsules, empresarios. Hace un par de días estuvimos con un grupo de “Mujeres Notables”, había arquitecta, una cantante lírica... Tenés que tener una diversidad cultural para afrontar cada situación o cada persona para entablar un diálogo. Si bien la fiesta nació eligiendo a la reina de la cosecha, con los años el concepto fue creciendo, ya no es la reina del cultivo sino de un departamento. Las chicas provienen de diferentes lugares y no veo mal que las chicas que se presenten no sean viñateras. Ellas ayudan a la economía de la provincia desde otro ámbito.

- Cuando cruzaron con Paula las fronteras de la provincia, ¿qué sintieron?

- Estuvimos en Jujuy, Bariloche y Buenos Aires. En todas esas provincias sentimos el reconocimiento de nuestra fiesta. Pero lo increíble es que en Uruguay y Brasil pasaba lo mismo. Todo esto te hace sentir una fiel representante de Mendoza.

- Una anécdota emocionante que recordés.

- En Bariloche, íbamos a Isla Victoria en una embarcación y la gente que estaba con nosotros nos reconoció. Allí había gente de Misiones, Santa Fe... Ni siquiera estábamos con los atributos, vestíamos los trajes de nieve. Se acercaban y nos preguntaban por vendimia. No lo podíamos creer.

- Un papelón soberano que hayás tenido.

- Fuimos a un evento en el Independencia y llevaba un vestido que recién me entregaban. Llegábamos tarde y el vestido era muy largo. Trastabillé en la escalera, no sé qué hice para no caerme. Pero estaba tan tentada de risa que, luego, nos sentamos con las autoridades y con Paula no podíamos disimular nuestra tentación.

- ¿Cómo articulaste tu vida personal con la parafernalia de vendimia?

- No me imaginaba tanta actividad. Hay gente que nos ha dicho que no hemos hecho nada pero todos los fines de semana teníamos algún evento. Por lo tanto, nada de novios, familia, amigos. Pero, no me puedo quejar siempre mis allegados me acompañaron. Esto es una etapa que sólo se vive una vez en la vida y todos te entienden y, por otro lado, tratamos de cumplir con la mayoría de las invitaciones.

- ¿Qué faltas viste en este tiempo como virreina? ¿Qué te parece que se debería cambiar para el futuro?

- En mi caso, no pude ir a muchos actos porque no tenía quién me acompañara. Las otras veces fui con mi novio. Sería bueno que haya dos coordinadoras. En este momento, sólo hay una y si vamos separadas, la coordinadora acompaña a Paula. En algunos casos, he tenido que tomar decisiones y no he tenido a quién consultarle... Al estar portando los atributos, necesitás un asistente hasta para ir el baño.

- Una imporonta que marcó tu virreinado fue que, a pesar de reaccionar con enojo por aquella reñida elección, en la que no fuiste reina sólo por un voto, te mostraste muy compañera de Paula. Se ven que, realmente, se han hecho amigas.

- Creo que atrás de nosotras dos habían 15 chicas que tenía la misma ilusión. Fue una alegría quedar entre los dos puestos que son la cara visible de nuestra fiesta máxima. Mi objetivo era trabajar con Paula de la mejor manera y creo que lo logramos. Siempre digo que es mejor trabajar de a dos, quizás, sea por mi profesión, en la cual es conveniente construir en equipo. No siempre por quedar segunda hay que generar una discordia. Tenés que saber perder y saber llevarlo de la mejor manera para lograr un crecimiento personal.

- Lo ves de una manera muy positiva, muy diferente de cómo lo han visto otras virreinas...

- Quiero seguir trabajando en Vendimia para que las virreinas se lleven mejor con las reinas. Esa es nuestra propuesta con Paula. Además, en los viajes no hay nada mejor que, en vez de una, estén dos vestidas iguales (cuando están con capa, corona y vestido). Estábamos en Buenos Aires y nos dijeron: “¡Uy, los Reyes Magos! ¡Pero, faltó Baltazar!”. Imaginate nosotras...

- ¿Cuál es tu definición personal de Vendimia?

- Significó mucha amistad. Conocí a muchas personas y mantuve mi forma de ser, es decir, no pasé a ser otra persona por portar una corona. Me llevo un enriquecimiento personal en todos los aspectos, lo que me ayudó este año y estimo que así será para el resto de mi vida al momento de relacionarme con la gente.

- Hablando de futuro, ¿cómo sigue tu vida?

- Voy a seguir trabajando en un estudio como lo hacía antes. He tenido unas propuestas interesantes del Estado, ¡ojalá que se me den! Me caso en diciembre, así que empezaré con toda la previa de ver salones, iglesias, vestidos... En realidad nos íbamos a casar el año pasado pero, por esto lo pasamos. Seguiré trabajando en Vendimia e intentaré que las chicas no sean una imagen protocolar, sino que todo el año trabajen para llevar vendimia a las escuelas. Creo que en las bases difundís la cultura para que cuando sean más grandes, ellos respeten y valoren sus tradiciones.
Opiniones (4)
20 de julio de 2018 | 15:00
5
ERROR
20 de julio de 2018 | 15:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Estoy de acuerdo con el resto de los comentarios, la elección del año pasado fue un ROBO! por un voto ganó la reina??? mmmmm
    4
  2. Espero que este año, no pase lo mismo de la elección del año anterior. Si Uds. le prestan atención a la Reina actual, y a la Virreina, se daran cuenta del vergonzoso robo en la elección 2007.
    3
  3. Una lastima que no hayas sido la reina. Fue acomodo, ya lo sabemos. Sos mucho mas linda y elenate y fina, la reina tendria que suspender los postrecitos un poco
    2
  4. Q bueno que no t la hayas creido porque la Reina parece q si, el año pasado ante un delito que hubo fuimos a su casa a pedirle que firmara un pedido de justicia y la respuesta de la reina nac de la vendimia fue NO PORQUE ME DUELE LA MUELA..Yo nunca me senti representado por esta Srta. Gracias
    1