Cristina pidió invertir más en ladrillos

En la 59º Convención de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), la Presidenta pidió elaborar una ley que "contemple los intereses de los trabajadores y de las empresas para evitar la industria del juicio" en la construcción y señaló que el sector inmobiliario es el más seguro para la inversión, por lo que recomendó apostar a ella.

La presidenta Cristina Kirchner pidió anoche elaborar una ley que "contemple los intereses de los trabajadores y de las empresas para evitar la industria del juicio" en la construcción, y consideró que la
"inversión en ladrillos es la más segura que tiene la Argentina".

Así lo expresó al hablar en el cierre de la 59 Convención de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), donde respaldó el histórico pedido de los empresarios, especialmente del sector de la construcción, para terminar con la industria del juicio.

"Es necesario impulsar una ley que contemple los intereses de los trabajadores y las empresas que termine con la industria del juicio definitivamente, que impacta negativamente", sostuvo la jefa de Estado en uno de los pasajes más aplaudidos por los empresarios.

La jefa de Estado deslizó que los trabajadores y las empresas podría empezar poniéndose de acuerdo con "eliminar la doble vía de indemnización a los trabajadores" de la actual ley de ART e incluso recordó que hace poco una pyme "se fundió tras haber pagado una indemnización".

"Creo que si se logra un acuerdo entre los sectores sindicales, empresariales, legislativo y el judicial, que interpreta las normas, estaríamos dando un salto cualitativo porque daría al sector mayores certezas y seguridades", señaló.

Hace un año la jefa de Estado también había convocado a modificar las ART, aunque ahora adquiere otro significado, en medio de los roces de la jefa de Estado con sectores del sindicalismo, entre ellos el titular de la CGT, Hugo Moyano, la UATRE, o los sindicatos aeronáuticos.

"Es un mundo difícil, complejo, la integración es la forma de asegurarnos que lo que sucede en otras partes del mundo tenga menos impacto negativo", indicó la jefa de Estado, quien se permitió soñar con que en algún momento en el país "no importemos ni un clavo".

Antes de la mandataria, pronunció un discurso el titular de la CAC, Carlos Wagner, mientras que el escenario fue completado por el gobernador Daniel Scioli y los ministros Aníbal Fernández, Amado Boudou y Débora Giorgi, entre otros, y en la primera fila se ubicaron el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, y el titular de la UIA, José Ignacio de Mendiguren.

Cristina aseguró que "la inversión en ladrillos es una de las más seguras que puede tener la sociedad argentina" frente a la crisis financiera mundial, y destacó que es un "buen lugar para poner los pesos o los dólares".

Por otra parte, señaló que que la eliminación de los subsidios en las tarifas de servicios "no es un ahorro para el Estado sino una reorientación de la inversión".

Además, les indicó a los empresarios que tengan la absoluta confianza de que el Gobierno "continuará trabajando en la misma orientación" con respecto a la asumida durante los últimos años y adelantó que una de las claves será la "integración regional".

Anticipó que en los próximos días hablará en Caracas con su par de Brasil, Dilma Rousseff, sobre los temas relacionados a mejorar la integración para "enfrentar la crisis mundial".

Y advirtió que le planteará a Rousseff la necesidad de que las empresas de construcción argentinas puedan ingresar a Brasil como "los hacen las brasileñas en nuestro país".

A su vez, hizo alusión al reclamo de Hugo Moyano por el reparto de ganancias empresariales, al señalar que puede haber discusiones o debates "pero no en el marco de la imposición, sino en el de la sintonía fina" y reiteró la necesidad de discutir "por sector", ya que "cada actividad tiene problemas diferentes".

Durante la ceremonia también se dirigió amistosamente al titular del gremio de la construcción UOCRA, Gerardo Martínez, en momentos en que es investigado en una causa judicial impulsada por organismos de derechos humanos que lo acusan de haber sido agente de inteligencia durante la última dictadura.

Fuente: NA
Opiniones (0)
16 de julio de 2018 | 14:26
1
ERROR
16 de julio de 2018 | 14:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"