Fiesta de la Cosecha 2008, pasada por agua

Por la lluvia, el evento no tuvo su esperada cosecha en los viñedos del aeropuerto. Minutos antes de las 23, comenzó el concierto ante 6.000 personas.

La amenaza de una fuerte tormenta no impidió que se realizara la VI Edición de la Fiesta de la Cosecha. Sin embargo, debido a las inclemencias del tiempo el evento no contó con la esperada cosecha representativa. El concierto “Filarmónica por dos, Concierto para el Vino” comenzó a desarrollarse minutos antes de las 23.

Ante la presencia de unas seis mil personas, 80 músicos de las Orquestas Filarmónica de Buenos Aires y Filarmónica de Mendoza ofrecieron un nutrido repertorio que abarcó cuatro bloques musicales.

Pasadas las 22.45 arribó rápidamente el gobernador Celso Jaque junto con su esposa, Liliana Landete, y el vicegobernador Cristian Racconto. El secretario de Cultura, Ricardo Scollo, también dio el presente.

Una hora antes, ya se habían ubicados el presidente del INV, Juan Carlos Jaliff; el intendente de Las Heras, Rubén Miranda; el ministro de Producción, Guillermo Migliozzi, y el anfitrión de la noche, el presidente del Fondo Vitivinícola, José Luis Lanzarini, entre otros funcionarios.

Cerca de las 22, llegaron las candidatas departamentales escoltadas por la Reina Nacional de la Vendimia 2007, Paula García; la Virreina, Sabrina Álvarez, y la Anfitriona 2008, Carla Ortega. Todas las soberanas aspirantes al cetro nacional lucieron vestidos de cosechadoras, alpargatas y el pelo suelto con un simple tocado de flores.

Sin embargo, a pesar del vestuario para la ocasión, ni las reinas ni las autoridades invitadas pudieron hacer la cosecha de uva malbec prevista. Las constantes lluvias dejaron el suelo muy embarrado. Incluso, se vio complicado el traslado desde la carpa destinada para los invitados especiales hasta el escenario.

La lluvia complicó la organización de una gran noche

El espectáculo estaba previsto para las 21.30. Comenzó a llover una hora antes, por lo que se temía que se suspendiera como ha ocurrido años anteriores. Sin embargo, la amenaza de una tormenta no impidió que muchas personas ya estuvieran en el aeropuerto antes de las 21.

Una vez que estuvieron acomodados, la organización del evento no paró de movilizar sillas y crear nuevas filas. Con el objetivo de ubicar a la gente de gobernación, se reacomodó a todos los espectadores sentados en primera fila. Cuando todo estuvo listo, comenzó el anhelado evento.

Un concierto prolijo

Como es sabido, la humedad, el viento y el agua pueden desafinar los instrumentos. Sin embargo, los músicos decidieron llevar a cabo un concierto que, aunque demorado, cumplió con las expectativas generales.

A las 22.47, una voz en off  inauguró el espectáculo frente a la mirada atenta de unos 6 mil espectadores, mientras dos pantallas, apostadas a ambos lados del escenario, amplificaron el tañido de los instrumentos.

Las tres mil hectáreas de Malbec iluminadas apropiadamente, acompañadas con el sonido de las orquestas, crearon un entorno musical especial pese a las constantes amenazas de lluvias.

Cada uno de los estilos incluidos en el repertorio (popular, tango, folclore y música ligera) fue presentado con un video alusivo y una breve teatralización danzada sobre un pequeño escenario ubicado delante de las hileras de vid. Fue el actor y bailarín, Francisco Carrasco, quien se destacó por su presencia escénica y precisión en los movimientos.

Quizá uno de los puntos flojos del evento que, recordemos, fue de carácter solidario –las entradas debían ser cambiadas por alimentos no perecederos- fue el sonido. Si bien subió a medida que el concierto avanzó, no se caracterizó por tener una gran potencia.

Uno de los puntos fuertes de la velada se dio durante la interpretación de "Fuga y misterio", del celebérrimo Astor Piazzolla. En esta, el concertino (solo de violín) realizado por Pablo Saraví -músico mendocino radicado en Buenos Aires y actual violinista de la filarmónica de esa provincia- imprimió, con el característico registro agudo de su instrumento, los toques agónicos tan propios del compositor.

Otro aspecto sobresaliente lo marcó la presencia de Polo Martí, quien se ocupó de arreglar el bloque destinado a la música cuyana. El folclorista logró avivar al público, que acompañó las piezas con las palmas.

El tercer momento importante de la noche - y quizá el más esperado- fue el baile que compartieron sobre el escenario más pequeño el gobernador Celso Jaque y la actual reina de la vendimia. Al término del mismo, fuertes aplausos indicaron la aprobación de los presentes.

Para finalizar, la orquesta interpretó "El firulete", mientras las candidatas vendimiales, Jaque, Racconto y Lanzarini levantaron sus copas de vino y saludaron a la gente.

"La cumparsita" cerró un concierto que duró aproximadamente una hora y veinte.

Así, casi 6 mil personas pudieron apreciar la unión de las orquestas filarmónicas de Mendoza y de Buenos Aires, que ofrecieron un impecable concierto bajo la batuta del maestro José Carli.

Algunas particularidades

- Las lluvias demoraron los vuelos. Por tal motivo, el ingreso de los autos se hizo muy lento debido a que había que coordinar la llegada de los aviones y el paso de los vehículos.

- Federica País se robó la atención de todos cuando, de repente, se convirtió en la movilera que transmitía el evento mendocino al país por Canal 7, TV Pública.

- Hubo inconvenientes entre periodistas en el sector Prensa ya que algunos llevaron a sus familiares y ocuparon sillas.

- Los asistentes tenían en sus manos infinidad de fotos de las candidatas departamentales que eran entregadas personalmente por sus promotoras.

Opiniones (0)
18 de febrero de 2018 | 17:39
1
ERROR
18 de febrero de 2018 | 17:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve