La inversión en ladrillos llegará al 13% del PBI

Lo vaticinó el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Enrique Wagner, para quien “las expectativas para el 2012 son optimistas”, y recordó que el proyecto de Ley de Presupuesto Nacional para el año próximo contempla una inversión creciente en obra pública, del orden del 20%. El sector daría trabajo a 3 millones de personas si esto se cumple.

El titular de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Enrique Wagner, destacó que “las expectativas para el año 2012 son optimistas”, y recordó que el proyecto de Ley de  Presupuesto Nacional para el año próximo contempla una inversión creciente en obra pública, del orden del 20%. 

“Esto es de una importancia crucial para contribuir al crecimiento continuado de la economía para un año que se presenta con algunas dificultades en el contexto internacional”, señaló Wagner al inaugurar la 59 Convención Anual de la entidad, que este año se realiza bajo el lema “La industria de la Construcción como pilar de la modernidad”.

Wagner remarcó que “tenemos una real expectativa de que la inversión en construcción  alcance el año próximo una relación con el  Producto Bruto Nacional del 13%, lo que se traducirá en que dará trabajo a más de 3 millones de personas entre los trabajadores, profesionales y empresarios de la construcción,  y los ocupados en los otros sectores, como los proveedores de insumos, así como los empleos inducidos por el mayor nivel de actividad”.

En cuanto a la perspectiva de la Obra Pública para el próximo año, la iniciativa gubernamental prevé  destinar 79.000 millones de pesos para  obras públicas, a ser abonadas por el Tesoro de la Nación, los Fondos Fiduciarios y las Empresas Públicas.

El empresario sostuvo que “es ahora el momento de mirar hacia adelante, de pensar las acciones requeridas para acompañar un ciclo de crecimiento que no debe detenerse y que necesita de una capacidad instalada adecuada”.

Destacó luego que “durante este año el sector consolidó su crecimiento y alcanzó cifras récords en diferentes variables”.

Wagner detalló en ese sentido que “se observan incrementos interanuales en empleo registrado del 9,6%; en permisos de construcción del 5,7%; y este año finalizará con un consumo récord de cemento”.

“Así, al final del 2011 esperamos haber consumido y transformado en obras alrededor de 12,5 millones de toneladas de cemento, cifra 14 % superior a la del año pasado y que se establecerá como nuevo tope histórico”, sostuvo el titular de la cámara.

Además, añadió el empresario, según las cifras del mes de setiembre, últimas disponibles, el Indicador de Actividad de la construcción tuvo un crecimiento interanual del 8,5 % y lleva acumulado en el año un incremento interanual del 9,2 %.

Wagner sostuvo que “la situación de la economía nacional, según el diagnóstico con el que coinciden los más prestigiosos analistas nacionales e internacionales, es de solidez y se vislumbra un año próximo con crecimiento y producción”.

Puso de relieve, asimismo, que la industria de la construcción tiene registradas en la actualidad más de 26.000 empresas, de las cuales, más del  90 % son pymes, las que generan una gran proporción del empleo del sector.

En tal sentido demandó ventajas crediticias e impositivas para consolidar al segmento.

El titular de la Camarco celebró, por otra parte, la decisión de racionalizar la aplicación de subsidios al consumo de servicios públicos.

“Compartimos que los subsidios no deben ser indiscriminados sino graduados en función de las necesidades socioeconómicas de los beneficiados”, ya que el grueso de la sociedad “debe tener señales reales del precio de los servicios, que racionalicen su consumo y que, por otro lado, alienten la inversión privada en infraestructura de generación de los servicios”, indicó, antes de señalar que “la erogación en subsidios, que a la larga alientan un despilfarro de recursos, supera en el corriente ejercicio la erogación pública en infraestructura y vivienda”, por lo cual respaldó la decisión de reducirlos y sostuvo que el monto ahorrado “debe ser aplicado a la inversión que generará mayores recursos”.

Wagner consideró, en otro orden, que  “para facilitar la concreción de las obras, es necesario agilizar el efecto de los incrementos de salarios y materiales sobre la ejecución de contratos de obra pública que, en general, demandan un plazo prolongado”.

A tal fin requirió “modernizar el régimen de Redeterminación de Precios, establecido por Decreto 1295/02, fijar plazos para la liquidación y pago de las redeterminaciones y adecuar los indicadores elegidos a las circunstancias cambiantes del mercado, luego de 9 años de vigencia del régimen”.

Con el mismo fin, dijo Wagner, “deben extremarse los esfuerzos administrativos y financieros del Estado para lograr el pago en término de certificados y redeterminaciones, evitando onerosas cargas financieras sobre los contratistas”.
 
En ese marco, estimó que la inversión pública en el sector construcción alcanzará el año próximo el 5,5 % del Producto Bruto Interno, “un logro inimaginable en el año 2002 cuando no llegábamos al 0.7 %”.

“Esperamos también que se mantenga el dinamismo creciente que se ha venido observando en la obra privada, que inclusive revirtió y recuperó la actividad en obras industriales y comerciales, que habían sido las más afectadas por la crisis del año 2009”, sostuvo el titular de Camarco.

En cuanto a la vivienda para sectores medios y altos, si bien se registra una recuperación de la demanda, Wagner alertó que “sigue sin resolverse la falta de crédito hipotecario accesible”.

Opiniones (0)
24 de junio de 2018 | 23:23
1
ERROR
24 de junio de 2018 | 23:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"