Huelgas y movilización paralizan a Santa Cruz

Una columna encabezada por monseñor Juan Carlos Romanín y dirigentes de todos los gremios está marchando desde la denominada Carpa de la Dignidad hasta el centro de Río Gallegos para exigir "justicia".

El acto es en repudio al incidente protagonizado el último viernes por el ex funcionario provincial Daniel Varizat, quien atropelló a varias personas.

La Iglesia dio "libertad de acción" a Romanín, que está al frente de los reclamos.

Una columna encabezada por monseñor Juan Carlos Romanín y dirigentes de todos los gremios está marchando desde la denominada Carpa de la Dignidad hasta el centro de Río Gallegos para exigir "justicia".

La movilización llegó hasta Roca y San Martín, la esquina principal de Río Gallegos, donde se reunieron entre 8 mil y 10 mil personas para esperar el acto de repudio al incidente protagonizado el último viernes por el ex funcionario provincial Daniel Varizat. Esto ocurrió en simultáneo con un acto encabezado por el presidente Néstor Kirchner y la senadora Cristina Fernández, quienes retornaban a Río Gallegos luego de varios meses.

Distintas organizaciones sociales se sumaron a la marcha convocada por la Mesa de Unidad Sindical. Algunos manifestantes llevan carteles que piden "por la paz, la justicia y la dignidad".

En la provincia se cumplía además hoy un paro por 24 horas y los colegios religiosos convocaron a una misa a toda la comunidad católica en el gimnasio del Colegio Salesiano, para comprometerse "a trabajar por la paz que la sociedad necesita".

Anoche, una flamante multisectorial surgió de una asamblea realizada en el Teatro del Obispado, que convocó a más de 500 respresentantes de las más diversas organizaciones intermedias y partidos políticos, a excepción del gobierno y el partido gobernante.

En un documento, pidieron por "una Justicia independiente del poder político", por "un gobierno autónomo de las decisiones de
Buenos Aires" y fundamentalmente "respeto a la vida".

También reivindicaron la lucha salarial que vienen llevando adelante un sector de los gremios y el repudio a la negociación de los contratos petroleros.

Por otra parte el vocero del Episcopado, presbítero Jorge Oesterheld, aseguró que Romanín "no tiene que pedir autorización al Episcopado para actuar. Tiene libertad de acción. Sin embargo, seguimos su trabajo a favor de la paz social, el diálogo, la reconciliación y la democracia en Santa Cruz".
Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 16:22
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 16:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"