En primera persona: diario de viaje a los Grammy Latinos

Pablo Torres es un músico mendocino, líder de la banda Dontorres y participó en el evento que se llevó a cabo en Las Vegas (EEUU) en calidad de miembro votante. Acá, le cuenta a MDZ todo su envidiable periplo.

Mi viaje empezó el día 5 de noviembre. Salí rumbo a Chile y ahí esperé siete horas para salir a Miami, lugar totalmente nuevo para mí. Así, estrenando visa, después de algunas pérdidas finalmente me subí al avión  que me llevó a Santo Domingo, ya que aproveché lo de los Grammy para caerle de sorpresa a la presentación del disco nuevo de mi hermano Matías Torres (Maluko) que lo presentó el 6 de noviembre en el Hard Rock Santo Domingo.


Estuvo muy bueno el encuentro ya que pude ver a mi padre que vive ahí desde hace 10 años. Fue una noche altamente emotiva, para los tres Torres porque a mediados del show me invitó a subir a cantar. Así que pude disfrutarlo arriba y abajo del escenario...

Después de tres días ahí, partí rumbo a Las Vegas, previa escala y casi pérdida de vuelo en Miami, por lo acotado de los horarios de los aviones, por el tamaño del aeropuerto y por mi inglés tirando a arameo…

Tras correr y pedir que me dejaran abordar, pude hacerlo en último lugar.

Un amigo de Mendoza que vive en NY desde hace más de 10 años -Ecio Pozzi- me estaba esperando en el hotel Mandalay Bay donde el 10 fue la ceremonia de entra de los Latin Grammy.

Al aterrizar, y después de flashear de la vista y las luces de las ciudad desde el avión, tuve que ponerme las pilas para poder salir de semejante aeropuerto donde -para sorpresa mía- habían máquinas de casino y tragamonedas dentro del mismo.

Al salir encoentré varias opciones de transporte, entre ellas limousine, que por U$S 50 te lleva donde quieras. Obviamente me fui en taxi…

Al llegar al Mandalay no podía creer el tamaño, el lujo y la cantidad de actividades que se desarrollan permanentemente en el mismo, desde surf (tiene un playa artificial con arena y olas para surfear), piletas al aire libre climatizadas, acuario subterráneo y tremendo spa como para quedarse a vivir.

Esa noche, después del encuentro con Ecio, nos fuimos derecho para el evento donde se entregó el premio a la Personalidad del Año (Shakira) al cual llegamos al terminar y donde me encontré con Gustavo Borner (ingeniero de sonido argentino, que reside en Los Angeles y tiene uno de los estudios de grabación más grandes de Los Angeles,  donde han pasado artistas como Phil Collins, Ricky Martin y otros). Posteriormente la fiesta siguió en el Hard Rock donde estaba preparado todo para zapar con los artistas nominados.

Después de un rato salimos para allá, y en el camino casi me muero cuando me encontré con Lee Sklar!!!un tipo de bajo perfil, súper amable y predispuesto.

Lee era parte de la banda del homenaje a Shakira que dirigió otro argentino súper talentoso que vive en Los Angeles: A Cheche Alara (que dirigió el unplugged de Alejandro Sanz MTV entre otros).

La fiesta era exclusiva para miembros y artistas de los Grammy, así que el lugar fue cerrado durante esa noche sdólo para este evento.

Tuve la suerte de conocer artistas como Paul (de Jarabe de Palo), Gianmarco (Perú)), después estuve hablando con Cheche; estuve también con Fidel Nadal, con el mendocino Alberto Moles (ejecutivo de una compañía discográfica) y con el gran Luis Conte (percusionista archiconocido mundialmente) con el cual estuvimos hablando un rato y me comentó de lo que le gusta la Argentina.

Como los tragos eran free, la noche terminó muy pero muy tarde.

Finalmente el día de la entrega de los Latin Grammy llegó. El hotel era el lugar de paso de una manada de gente yendo y viniendo, altamente custodiado, sobre todo el ingreso a los ascensores, ya que la mayoría de los artistas paraban ahí.

Fue muy difícil llegar a la parte de acreditaciones para los pases a la fiesta, por la cantidad de gente que había apostada en el multiespacio del Mandalay pero lo logramos.
Con las acreditaciones en mano, y un pase para una limousine que te dan (no lo podía creer, pero lo disimulé como algo cotidiano). Salimos contentos a la previa, así que aprovechamos para ir un rato a las piletas climatizadas, cruzarnos después a comprar un roncito, limon y gaseosa y prepararnos un buen cubita libre para afrontar lo que se venía, que no era poco.

Hubo horarios de entrega: uno, a las 13, denominado el Pre/Telecast.; y a partir de las 16 empezaron a televisar la Green Carpet, llamada así por que la auspicio la cerveza Heineken y obviamente tiene ese color...

A las 15 y después de varios cuba libre y de haberle dado una planchadita a la ropa por tanta vuelta, bajamos a una de las salidas del Mandalay que es el sitio de transporte puesto por los Grammy para llevarte a la alfombra. Cuando salimos a esa zona había mucha gente apostada contra las vallas tratando de tomar fotos de la salida de los artistas del hotel. Cada vez que salía alguien, la gente gritaba y sacaba fotos... y de paso, posamos para algunas.

Después de esperar un corto rato, nos avisaron que estaba listo nuestro auto. Nos indicaron cuál era y nos avisaron que viajábamos con dos mujeres que, al verlas, nos atraparon por su belleza y vestimenta. Ellas eran Alexandra Rodríguez y Danella Urbay, pero recién cuando pudimos googlear sus nombres nos enteramos quiénes eran y la importancia que tenían.

La mayor sorpresa de la tarde la tuvimos cuando llegamos a la Green Carpet, ya que apenas nos abrieron la puerta de la limo, se nos vinieron las cámaras encima (por las chicas, obviamente…). Así llegó el tránsito por la alfombra que duró bastante porqué íbamos esperándolas a las chicas y, de paso, saludando a gente del día anterior en el Hard Rock.
Alexandra Rodriguez es una gran actriz venezolana que conduce La tómbola, programa emitido por Univision en Miami, y tuvo la deferencia de llevarme con la gente de su canal para que me hicieran nota. Gracias a ese contacto, quedé invitado para tocar en su programa antes de fin de año.

La otra chica, Danelle Urbay, resultó ser una actriz súper sexy, bailarina y conductora también de la misma cadena, con mucha onda y que me abrieron mucho la cancha con su gente.

Como todo era auspiciado por Univisión, tuve la suerte de posar como los artistas nominados y personalidades del espéctaculo para las fotos de prensa con los sponsors de fondo y presentado como músico y artista de Mendoza, Argentina.

Una vez adentro, tuve la posibilidad de disfrutar de un show tremendo, que esté entre los mejores que he visto, desde la organización hasta la puesta en escena, y sobre todo la sincronización con la que se hace el espectáculo.

Arrancó con Calle 13 -el más ganador de todos- tocando con la orquesta en vivo. Después vinieron Shakira, Franco de Vita, Maná, Gianmarco y explotó el auditorio cuando bajo en una esfera Pitbull y canto con Marc Antonhy.

Fueron casi tres horas de show. Estuvimos sentados casi atrás de Piero. Después de saludarlo y de decirle que era de Mendoza, me contó de anécdotas de cuando tocaba con Mario Matar, ese gran guitarrista y referente mendocino. Incluso hubo lugar para varias anécdotas.

Al terminar,  lentamente nos fuimos al After Party, celebración después de la entrega, con tragos, DJ y bandas en vivo. Ahí estuve junto al Negro Rada, que tuve la suerte de conocerlo cuando hizo tres shows en Mendoza con Simpecao y que tuve el honor de que fuera a escucharme a un show en La Gitana (legendario pub de la época). Rubén estaba por ahí porque fue homenajeado por su trayectoria, distinción que también recibieron merecidamente a los inigualables Les Luthiers...

Me quedé en Las Vegas un día más con mi amigo Ecio. Hicimos uso y abuso del spa, de donde nos tuvieron que echar.

Después, partí a Nueva York –lugar que no conocía- y desde acá estoy contándoles todas estas andanzas y experiencias, que agradecido estoy de haberlas podido llevar a cabo movilizado -por supuesto- por el profundo amor incondicional por este hermoso arte que es la música.

Llego este fin de semana a Mendoza, y de ahí me pongo a preparar el show que se viene el 3 de diciembre en el auditorio Angel Bustelo, donde compartimos escenario invitados por Manuel Wirzt, con el cual interactuaremos y también estaremos en la Fiesta de la Cerveza.

Va un fuerte y caluroso abrazo. Nos vemos pronto.

Pablo Torres

En Twitter: @Dontorres

Opiniones (1)
19 de julio de 2018 | 09:13
2
ERROR
19 de julio de 2018 | 09:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Muy lindo e interesante relato en primera persona. Gracias por participarnos tu experiencia y saber de otros mundos.
    1