La historia violenta de la intimidad de la más joven de Gran Hermano

La madre de Victoria, la más chiquita de la casa, se mostró sorprendida por las escenas de sexo de su hija. "Con Victoria hablamos mucho antes de que entrara a la casa. Dijimos: 'Nada de besos'. También admitió que la vida de su hija en el hogar fue difícil por la violencia de su padre con ambas.

Claudia Rosales es como su hija: frontal, verborrágica. Directa. Y no da vueltas a la hora de comentar las imágenes de su hija, Victoria Irouleguy, la bebota de Gran Hermano 2012, junto a Ezequiel, bajo las sábanas. "Pero no estoy triste ni siento vergüenza como salió decir el padre.

¡Quién es para decir eso!", remarca la madre de la participante más sexy de la casa, un adelanto de lo que serán sus declaraciones en respuesta a Sergio Irouleguy, quien había dicho: "Me dolió un montón lo que vi. Yo la hubiese educado de otra manera".

Dentro del hogar televisado, Victoria había contado que su papá "abandonó" a ella y sus cuatro hermanos menores (dos mujeres y dos gemelos), cuando ella tenía 8 años. Y luego su padre salió a aclarar: "Yo no los abandoné. La verdad es que con la madre estábamos llevándonos muy mal. Ella me estaba volviendo loco, y antes de que todo empeorara, decidí irme". Sin embargo, Claudia le cuenta a Ciudad.com una versión bastante distinta.



"Lo eché yo de mi casa, con 7 patrulleros, por maltrato a mi hija mayor, que tuve durante mi primer matrimonio. Todo el tiempo ejercía la violencia. ¡Hasta un tiro me pegó!", sorprende esta enfermera que actualmente vive con sus seis hijos en Mar del Plata.

-¿Cómo fue que llegó a pegarte un tiro?

-Fue durante una discusión. La bala me entró por el pecho izquierdo y me perforó el estómago. Estuve tres meses para salir del cuadro de gravedad. Victoria tenía 6 años en ese entonces. Hasta me hicieron colostomía, así que imaginate lo que fue.

Leer más en Ciudad.com

Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 00:13
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 00:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"