"Fedra" sube a las tablas mendocinas

El elenco de teatro de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCuyo pone en escena este drama en la versión de Racine. Serán tres funciones, una el viernes y dos el sábado, todas en el Quintanilla.

La historia de Fedra, quien se enamoró de su hijastro Hipólito, hijo de Teseo, y fue rechazada por éste, lo que la llevó a acusarlo de haber intentado violarla, vuelve a subir a las tablas.

El elenco de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCuyo, en su decimaquinta temporada, estrena Fedra, en la versión de Racine, y lo hará sólo en tres funciones, el viernes 4 de noviembre a las 22 y el sábado 5 de noviembre a las 20 y a las 22, todas en el Quintanilla (ubicado en la plaza Independencia.

El elenco que pone Fedra el fin de semana está integrado por Malena Orozco, Omar Ochi, Silvana Bondi, Victoria Montiel, Mauricio Manini, Nicolás Gallar, Mariela Calderón y Belén López, dirigidos por Elsa Cortopassi. En tanto, escenografía, utilería, vestuario y planta lumínica están a cargo de Claudina Gomensoro, y el responsable de la iluminación es Andrés Romano.

Sobre la obra

La profesora Lilia Elisa Castañón detalla sobre el teatro de Racine que es, ante todo, “el teatro de la pasión”, y sobre el dramaturgo agrega: “El choque de sentimientos anima la tragedia. De su confrontación, de su exceso nace la emoción, y es con Fedra (1677) que el autor creyó haber alcanzado la perfección. Fedra es la última tragedia pagana que escribió Racine, y marca su retiro oficial de la escena para consagrarse a su labor de historiógrafo oficial del rey Luis XIV; sólo doce años más tarde y a pedido de la reina volverá a componer sus dos últimas tragedias, pero estas serán bíblicas”.

En detalle, Castañón profundiza en los personajes de la obra observando: “Fedra, la nueva esposa de Teseo desaparecido hace largo tiempo, incapaz de vencer la atracción incontenible que la fatalidad divina le impone, ama, a pesar de ella, a su hijastro, Hipólito. ¿Cómo superar el sufrimiento de amar sin ser amada? ¿Cómo luchar contra quien se ama? ¿Cómo soportar que la persona amada sueñe con otros brazos y otros labios? ese es el drama de Fedra. Ella evita hablar, consciente de que su libertad depende de su silencio. Hablar significa condenarse, razón por la cual los personajes tratan en vano de callar sus sentimientos más profundos. Todo el universo de Racine está regido por la fatalidad. Prisioneros de un destino que los supera, los personajes son víctimas de sus propias pasiones. En ese sentido, Fedra es, pues, la tragedia por excelencia de la pasión fatal”. 

Opiniones (0)
22 de mayo de 2018 | 22:04
1
ERROR
22 de mayo de 2018 | 22:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"