Lo que hay que saber de este lunes

Comienzo de semana, con mercados en rojo. ¿Toma de ganancias luego del mejor mes en año? Puede ser, pero que tienen un trasfondo un poco más concreto, que son los análisis más cautos que ahora comienzan a surgir en relación a lo que acordó la UE. También habrá que seguir una semana intensa de la agenda americana con la reunión de la FED y hasta el dato de empleo. En lo local, las miradas seguirán sobre la plaza cambiaria. Más medidas del Gobierno, y mayor tensión. Además, balances accionarios.

Por Sabrina Corujo, analista de Portfolio Personal

Mientras que desde lo internacional EE.UU. y Europa siguen siendo los dos grandes ejes de atención y lo seguirán siendo durante la semana -recordemos que estará la reunión del G-20, la reunión de la FED, las palabras de Bernanke y hasta el informe de empleo-; en tanto, en lo local, no hay muchas dudas de que será lo que se mirará: al mercado de cambios.

Sobran -y seguirán sobrando- noticias y/o análisis, en función de las medidas del Gobierno que ya se tomaron -y muy posiblemente se seguirán tomando-, con el objetivo claramente final de frenar la dolarización de portafolios. Según las cifras de octubre, esta habría ascendido a unos USD 3700 millones; pero lo que más preocuparía fue que no se frenó tras las elecciones, sino que continúo elevada, costándole al Central más de 800 millones de reservas. Una estrategia de corto, que a mediano, sabíamos que era insostenible.


No obstante, y por lo visto, el tema es que es un camino -el de políticas cortoplacistas- sobre el cual el Gobierno sigue insistiendo. De hecho, desde el miércoles pasado, todos los días desde el BCRA se dieron a conocer medidas para frenar la fuga, aunque reciban oficialmente otro nombre. La última, sin ir más lejos, fue el viernes pasado. ¿Cuál? Que ahora quienes compren dólares deberán ser autorizados por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) antes de comprar divisas y sólo podrán hacerlo por las ventanillas de bancos y casas de cambio. Según las resolución 3210, que se publicó hoy en el Boletín Oficial (BO), sólo podrán comprar divisas quienes estén registrados en la AFIP y dispongan, por lo tanto, de Cuit o Cuil.

El sistema contrastará en tiempo real si las declaraciones de ingresos del usuario son compatibles con la transacción y pedirá declarar el motivo de la compra, aunque esto es optativo. ¿Qué se dice? Que se trata de una medida fiscal y no cambiaria, y para ello se volcarán en bancos y casas de cambios unos 4400 inspectores. Puntualmente, según se explica hoy, cada transacción que involucre la compra de divisas pasará antes por la AFIP, que dirá si valida la operación o si la rechaza por "inconsistencias" entre el monto demandado y la capacidad contributiva del cliente. Mientras que la división serán en compran divisas con fin específico y aquellos que sólo los quieren atesorar. Además, por el momento, quedarán paralizadas la compra/venta de moneda por cajeros. Se dice hasta que los bancos extranjeros se adecuen a la nueva normativa.

En la línea de defensa del Gobierno, debemos mencionar la entrevista de Ambito a Boudou. El ministro y futuro vicepresidente destacó que es "es importante que tengan mucha tranquilidad todos aquellos que tengan sus cuentas en orden y que tengan mucho nerviosismo los que pretendan hacer maniobras en negro". "Estamos poniendo en marcha una medida que es muy importante desde lo fiscal para poder combatir la evasión y el lavado de dinero, y también desde el punto de vista de la equidad, que tiene que ver con todos aquellos que quieran comprar dólares y que podamos verificar su capacidad para hacerlo", destacó, según él.

Amado Boudou defendió los mayores controles al dólar.

Pero luego, y atacando el mejor el tema, fue más allá: "Se acepta como algo natural que haya un dólar blue, que en verdad sería negro porque es ilegal. No puede ser que si hay un sector que pretende que haya otro tipo de cambio vaya a presionar al Gobierno. Si quieren hacerlo, se van a encontrar con un Gobierno muy fuerte y activo, con todos los instrumentos para defender al conjunto de la población y de la economía". Lógicamente, el Gobierno sabe y reconoce que no son los minoristas quienes están presionando en este sentido, por lo que apunta a un "supuesto" ataque.

Boudou, incluso, destacó que "esos intentos de generar histeria colectiva (los que hablan de una posible fuerte devaluación) son intencionados. No podemos reaccionar así frente a esas presiones o reclamos. Se dice que los minoristas son los que hoy están demandando dólares", mientras que agregó que "Es una hipocresía. Cuando se miran quiénes participan son cuatro empresas las que explican el 80% de las ventas de dólares que efectúa el Banco Central". Y por último, reafirmó lo que en realidad ya venía diciendo, el tipo de cambio seguirá bajo el régimen de "flotación administrada".

Sobre las tasas, en tanto, destacó que la suba "es transitoria". El tema acá es que recordemos la presión sobre el billete no se frenó aún cuando la tasa pasó de cerca del 10% a más del 20% en sólo semanas, y lo que ahora se estudia, claramente la consecuencia que ello tiene sobre la actividad.

Camino elegido
Por otro lado, es claro que el camino elegido por el Gobierno no es el mejor para frenar la incertidumbre y el malestar en lo financiero; sino, más bien al contrario, "fogonea" la tensión aún más. El tema es que hay coincidencia que con este tipo de medidas las verdaderas causas que están generando las compras cada vez más masivas de dólares no están siendo atacadas. Alfonso Prat Gay, apuntó claramente en esta línea, y afirmó que "los mayores controles a la compra de dólares lo que logran es aumentar el deseo por la divisa norteamericana por parte de los ciudadanos". "Para frenar la fuga hay que dar un combate frontal y contundente contra la inflación para quien el aumento del costo de vida es el problema de fondo", agregó. Y la realidad es que en el mismo sentido se escuchan las palabras de prácticamente todos los economistas que no forman parte del arco oficialista.

Ahora llevemos esto al mercado hoy. Por un lado, tengamos presente que los mercados externos operan con bajas. Europa cae hasta 1.8% y Wall Street acaba de abrir con caídas de 1%. El mercado local no hay dudas que no escapará a esta corrección, en especial, ante las presiones o los ruidos propios que como dijimos tensionan más la plaza. No obstante, el consejo vuelve a ser el mismo que en otras ocasiones en donde el mercado se puso nervioso y hasta sobre-reaccionó. Recomendamos mantener la calma y no tomar decisiones apresuradas que muchas veces suelen estar basados en una lectura "muy primaria". Mantenemos convencidos posiciones en bonos de la parte media de la curva en dólares, y cupones. En particular, TVPY. Muy posiblemente acá se observe un nuevo arbitraje entre pesos y dólares. Mientras que en acciones, comenzará una semana, en donde además tendremos la llegada de los balances. Mantenemos posiciones en papeles como TS, YPF, APBR, TECO, en particular.


De hecho, vayamos a lo externo. Con tendencia a la baja comienza hoy la última rueda de octubre en los mercados externos, un mes que igual promete ser el mejor para las bolsas internacionales desde el año 1974. La euforia provocada por el acuerdo alcanzado para contener la crisis financiera europea en la madrugada del último jueves en Bruselas, está dando paso a una mayor cautela. No fue buena la colocación de bonos de Italia el viernes pasado y el rendimiento de sus bonos vuelve a subir fuerte esta mañana para ubicarse en niveles de 5.99%, el más elevado desde 1997. Este jueves y viernes será la reunión del G20 en Cannes y la Unión Europea está pidiendo una mayor colaboración de los miembros de esta organización para encontrar una salida coordinada a la crisis. Pero desde China dicen no estar dispuestos a jugar el rol de salvadores. Y en Japón, las autoridades decidieron esta mañana intervenir en el mercado de cambios para evitar una apreciación excesiva de su moneda. Como consecuencia, el yen cae casi un 5% contra el dólar, siendo su mayor caída de los últimos tres años.

Además de la reunión del G20 esta semana habrá que prestar atención a la reunión de la FED el miércoles y a la del BCE el día jueves. A su vez mañana comenzamos con la llegada de los datos de la economía americana de octubre; se publicarán los datos de ventas de autos y el ISM manufacturero, el miércoles la encuesta privada de empleo y el viernes el siempre muy relevante Reporte de Empleo. Los datos deberían confirmar la recuperación gradual que viene mostrando la economía americana en los últimos dos meses y que están siendo uno de los principales drivers de la recuperación de las acciones en las últimas semanas. Por lo pronto, hoy y como dijimos, Europa cae en promedio 1.5% con Italia liderando las bajas al perder cerca de un 2.4%. Wall Street también en rojo con bajas de 1% en promedio. El oro y el petróleo también en negativo con mermas de 1.35% y 1.55% respectivamente. El euro en US$1.4, levemente hacia abajo y los bonos del tesoro volviendo otra vez a ser refugio de valor perdiendo 10 puntos básicos la tasa a 10 años para ubicarse en 2.22%.

Decíamos que octubre apunta a terminar como el mejor desde el año 1974 para los mercados. Aún con las bajas de hoy, las acciones europeas ganan 11.2% en el mes -15.8% si la medimos en dólares- con Alemania liderando las subas y ganando más de 13% en euros y 18% en dólares. En Wall Street las ganancias promedian el 12.5% para los tres principales índices. Pero esta performance no logra igual dejar en positivo los números para lo que va del 2011. Europa sigue en promedio 13% abajo en dólares y 9% en euros con Italia y Francia siendo los mercados más afectados con pérdidas del 19% y 13.4% respectivamente. También fue un buen mes para el petróleo que ganó 10.7% en octubre y para el oro que subió poco más de 6%.

Pero la euforia es solo la contracara de un quizás excesivo pesimismo en septiembre donde los temores de una doble recesión ganaron mucho terreno ante la desaceleración de USA y las eternas demoras de Europa para resolver su crisis financiera. Pero los datos de Estados Unidos comienzan a ser más alentadores, tras dos trimestres muy malos, la economía comenzó a levantar cabeza en el tercer trimestre y los datos de esta semana comenzarán a ayudar a dibujar perspectivas más certeras para el cuarto trimestre que los analistas esperan sea el mejor del año dejando un arrastre positivo para el 2012. Hace minutos se publicó el Indice Manufacturero de Chicago que mostró que el ritmo de negocios se desaceleró en octubre respecto del mes anterior. El Indice se ubicó en 58.4 puntos, por debajo de los 59 esperado y menos que los 60.4 del mes anterior.

Principales dudas
Las principales dudas van a seguir estando concentradas en Europa; tras el acuerdo alcanzado la última semana llega ahora el momento de comenzar a trabajar en los detalles. Quedan varios puntos importantes sobre los cuales trabajar. En primer lugar ¿aceptarán los bancos la quita del 50% de la deuda griega en su poder y sin activar los CDS que cubren su exposición a estos títulos? ¿alcanzará con este nuevo paquete para que Grecia no colapse? ¿alcanzará con 108.000 millones de euros en los bancos para apuntalarlos y que puedan digerir sin problemas las pérdidas ocasionadas en sus tenencias de deuda soberana? ¿Cuánto es lo que queda de activos tóxicos en sus balances? ¿Alcanzará el nuevo FEEF apalancado en caso de que haya que salvar a una economía como la de España y la de Italia?

El debut no fue bueno. Italia tuvo que pagar el viernes la tasa más alta para colocar bonos desde que entró en el euro y el rendimiento de los bonos sigue subiendo. La tasa a cinco años sube 19 pb a 5.94% su mayor rendimiento desde el año 1997.

Por lo pronto durante el fin de semana la Unión Europea pidió formalmente al G-20 "la ayuda de todos para asegurar la reactivación global y el crecimiento". Así lo solicitó explícitamente el titular de la UE, José Barroso, en una misiva enviada a los socios del G-20. El pedido apunta a que los países que lo componen apunten a "un objetivo idéntico y al mismo tiempo tengan un sentido de responsabilidad común".

A pesar de los pedidos de Europa, China advirtió durante el fin de semana que no tiene pensado jugar el rol de salvador. Se especuló mucho en los últimos días respecto de la participación del gigante asiático en el financiamiento del fondo de rescate.

Una de las claves de la cumbre del G20 pasará por la reforma del sector financiero; quieren que los bancos aumenten considerablemente sus reservas de capital -como hicieron los europeos-, pretenden prohibir el pago de sueldos y bonificaciones excesivas en el sector y aspiran a que en el futuro ninguna firma financiera pueda ser demasiado grande como para quebrar.

PARA TENER PRESENTE:

COMPAÑIAS DE SEGURO PIDEN MAS TIEMPO: Las compañías de seguros quieren que el Gobierno extienda el plazo de 50 días que les dieron para repatriar las inversiones que tienen en el exterior y que actualmente suman unos 2.000 millones de dólares. El argumento es que esas inversiones en el exterior están colocadas casi en su totalidad en bonos de gobiernos y acciones de empresas extranjeras que deberán vender en un plazo muy breve y en un mercado mundial más que volátil por la crisis, lo que les puede originar pérdidas.

UN NUEVO ACERCAMIENTO DE CARA A LA REUNION DEL G20: Según se dice en los medios, la Casa Blanca salió dar señales de que intenta abrir una nueva etapa en su relación siempre difícil con el kirchnerismo tras la contundente reelección obtenida por la Presidenta la semana pasada. Ayer, mientras descansaba en Río Gallegos antes de regresar a Buenos Aires, Cristina Kirchner recibió el llamado de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, para felicitarla. "Sé lo importante que es nuestra relación entre Estados Unidos y Argentina y me alegra que, dejando de lado las dificultades que hemos tenido, podamos empezar a mantener un diálogo continuo, porque ciertamente es importante que renovemos nuestro compromiso con una relación fuerte y exitosa", manifestó Clinton, de acuerdo a un comunicado difundido por la Subsecretaría de Comunicación Pública de la Presidencia.

Fuente: Portfolio Personal

Opiniones (0)
18 de julio de 2018 | 08:30
1
ERROR
18 de julio de 2018 | 08:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"