Ejecutivos de finanzas alertan por la fuga de capitales

Según el último informe del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), la intensificación, desde junio, del ritmo de salida de capitales privados y fuertes ventas del BCRA y la desaceleración del crecimiento de los agregados monetarios privados generan preocupación, porque estarían indicando un freno en la economía.

Los ejecutivos de finanzas de las principales empresas que operan en el país expresaron hoy su preocupación por la aceleración de la salida de capitales de la economía argentina y el impacto negativo que tendría la fuga para enfrentar en 2012 a un mundo que probablemente entre en recesión.

En ese sentido, señalaron los ejecutivos que hay datos en la actividad local que dan cuenta de un mantenimiento en el ritmo de crecimiento, aunque otros indicadores advierten sobre una desaceleración acompañando la tendencia en otras economías de la región.

Así se desprende de un informe del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) dado a conocer hoy.

Factores como el elevado optimismo de la población, el arrastre del fuerte crecimiento económico, la reducción significativa del superávit comercial y el sostenido crecimiento del gasto del Gobierno dan cuenta de un mantenimiento de la actividad.

Pero la intensificación, desde junio, del ritmo de salida de capitales privados y fuertes ventas del BCRA y la desaceleración del crecimiento de los agregados monetarios privados generan preocupación porque estarían indicando un freno en la economía.

Las "ventas de dólares del Banco Central alcanzaron en agosto y septiembre últimos a 2.675 millones de dólares; a los que se agregan 476 millones más en la primera semana de octubre, en un contexto de relativa estabilidad de los depósitos en pesos", dijo el IAEF.

Asimismo, los ejecutivos de finanzas tienen sus ojos puestos en las tasas de interés domésticas, que vienen en alza y ya alcanzaron los niveles más altos respecto de los meses previos.

La combinación de una mayor aversión al riesgo ha provocado  salida de capitales de la mayoría de las economías emergentes y la Argentina no fue una excepción y el reflujo se vio profundizado por factores domésticos, precisó el IAEF.

Esta situación se da, según el informe, cuando comienzan a  divisarse señales sobre una posible recesión para Europa en 2012, y un estancamiento para la economía de los Estados Unidos, también el próximo año.

"El comportamiento de los mercados asigna una muy alta probabilidad de recesión en el año 2012 a la Unión Europea (UE), que se combina con un virtual estancamiento de la economía estadounidense", afirma el informe.

Fuente: NA
Opiniones (0)
16 de julio de 2018 | 14:30
1
ERROR
16 de julio de 2018 | 14:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"