Llega Dido & Eneas, una ópera con talento mendocino

Una muy vieja historia, una partitura vieja y una mirada contemporánea. Más de 40 artistas en escena. Una epopeya que, creada por Virgilio, sobrevivió a los siglos y una ópera del siglo XVII en manos de talentosos jóvenes mendocinos. Hoy, mañana y pasado, en La Nave Cultura, una cita imperdible.

A pesar de su origen –fue escrita a pedido de un emperador que pagó muy bien a su autor por hacerla– la Eneida de Virgilio es una fantástica epopeya latina que atravesó los siglos sobreviviendo con toda naturalidad. Y lo hizo porque sus libros, como toda gran obra, tienen lecturas múltiples y grandes, perdurables, temas abordados.

La historia de Eneas, un príncipe llamado por los dioses a fundar Roma y Dido, la reina de Cártago, es columna vertebral de la Eneida y de ella brotan asuntos imperecederos como el amor, el viaje, el abandono, la venganza, la muerte y la guerra, nada menos. Y todo en el ámbito de la tragedia, como corresponde.

La Eneida ha sido muy estudiada y también han sido muchos los compositores clásicos que se dejaron inspirar por ella, en la piel de Dido y Eneas.

Tal es el caso del británico Henry Purcell, quien, en 1689, escribió su obra más famosa: “Dido and Aeneas”, con libreto del dramaturgo y poeta inglés Nahum Tate e inicial estética barroca. Se trata de un trabajo breve, en tres actos y se estima que su duración, puesta en escena, es de una hora.

Se dice de la obra de Purcell, siguiendo la línea de la ópera Venus y Adonis de su coetáneo John Blow, pone en escena “la fatal unión la fatal unión de una mujer autoritaria y dominante con un hombre vanidoso y fatuo; además, ambas acaban con la trágica muerte de uno de sus protagonistas, casos únicos en la ópera del siglo XVII. Pese a la limitación del texto literario, que apenas permite la descripción y el desarrollo de los personajes, y de la brevedad de la partitura, Purcell demuestra ampliamente su instinto teatral, además de componer una música de un dinamismo y belleza insuperables”.

Y se va más lejos, al afirmar que el Lamento que Dido canta al morir, “When I am laid in earth” (Cuando yazca en la tierra), es uno de los momentos más hermosos y célebres de la historia de la ópera.

Quienes asistan, podrán comprobarlo.

Vamos a una versión bien mendocina.



Dido & Eneas



Gabriela Guembe.

Violetta Club es un grupo de música barroca de Mendoza. Una de sus integrantes, la talentosa Gabriela Guembe (foto), es la directora de esta ópera, que se estrena hoy a las 21.30 y se repetirá mañana sábado, a las 21.30 y el domingo a las 20.

La ópera tendrá 40 artistas en escena, entre músicos, cantantes, bailarines y coro. Se destacan los cantantes Gloria López Sandman (Dido), Griselda López Zalba (Belinda) y Fernando Lazari (Eneas). Además, estarán acompañados por un coro, dirigido por la maestra Elisabeth Guerra y por el Ballet Contemporáneo de la Ciudad de Mendoza, a cargo de Lucía y Valentina Fusari. El vestuario están a cargo de Leo Peralta y Joana Ortega. La puesta en escena es de Federico Ortega Oliveras y la citada Gabriela Guembe asume la dirección musical.

Elisabeth Guerra.

“Dido y Eneas es un eslabón más de una cadena de búsquedas artísticas del grupo de música barroca Violetta Club. Reconocidos ya en el ámbito local, con experiencia en festivales provinciales, nacionales y latinoamericanos, buscan ahora conjugar lo sonoro con lo visual, apelando a una de las más celebres óperas del barroco”, dice la información de prensa de la presentación.

Según los artistas, la originalidad de esta propuesta tiene que ver con la utilización de instrumentos y técnicas de interpretación acordes a la época de composición de la obra y, en cuanto a lo visual, con la apuesta por lo contemporáneo.

Las entradas se venden en La Nave Cultural, teléfono 4495288, en horario de 10 a 13 de 18 a 21.

Opiniones (0)
24 de junio de 2018 | 18:18
1
ERROR
24 de junio de 2018 | 18:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"