La confesión de Carmen Barbieri a un taxista

En un viaje que realizaba la vedette, habló con el chofer sobre la infidelidad de su ex marido, Santiago Bal, de su tumor vaginal y de sus miedos. Lo que no sabía la capocómica era que estaba siendo grabada por el conductor, publica diario Crónica.

Aunque parezca mentira, la tecnología ha hecho que en cada ciudadano anide un periodista, un curioso o una persona con ánimo de saber algo más de sus estrellas. De ahí que ayer haya llegado a la redacción de Crónica un taxista que trasladó a Carmen Barbieri de Pueyrredón y French hasta el Alvear Palace. En ese trayecto, el chofer no sólo grabó un diálogo íntimo de la vedette con Santiago Bal sobre los temas que se han convertido en el culebrón del escándalo, sino también una charla que mantuvo Carmen con el mismo chofer, que acercó la grabación.

Carmen Barbieri le marcaba a Santiago: “Yo no quería que vengas a verme internada porque me ponés muy nerviosa. Hoy siento que estás esperando un resultado de mis análisis que no quiero ni que te lo den. Porque yo no te importé en el último año. ¿Entonces, por qué te importa ahora? ¿Puede ser malo esto? Porque me asustás. ¿Cómo vos no te preocupabas antes, cómo antes no me preguntabas y ahora te preocupas tanto? Me preocupo más por ver que lo llamás a Fernando Castro, mi manager, para preguntarle por mí. Digo: ¡La pucha! Debe ser algo importante y grave lo mío. Me das miedo, Santiago”.

Pero después Carmen habló con el taxista: “Me van a operar de un tumor. Yo le contaba al doctor con humor, porque tengo humor negro, que hacía mucho que no me hacía un estudio, entonces voy al ginecólogo sola porque Santiago hace un año que sale con esta chica. Me di cuenta de que me abandonó porque Santiago me llevaba a todos lados y ahora no. Y fui al doctor sola y le pregunté, ¿hace cuánto que no vengo? Y el doctor me dijo ‘hace 3 años, y vamos a hacer todos los estudios’. Me dio el colesterol alto, como 400... ¡Terrible, pero bueno, no importa! Y cuando me hago el estudio vaginal me salta un tumor. Después no lo dije porque la prensa qué va a pensar. ¡Siempre hace algo para llamar la atención!”.

Por último, Barbieri confesó: “Te juro que me pasó de todo. Entonces le pregunté al doctor: ¿puede ser cáncer? Y me dijo: 'Mirá, por la forma y el color que se ve, parece que no, para nosotros es un quiste, se dice así cuando es benigno'. Y le pregunté: ¿puede ser cáncer? Y me dijo ‘de 10 mujeres, una tiene un cáncer’. Y ahí le dije al doctor: ‘¡Bingo!”.

La propia Carmen Barbieri, que veía pasar las calles al mismo tiempo que le confesaba esto al taxista, también dijo: “Yo no puedo creer todas las cosas que me pasaron este año. ¡Todo mal! Y… Son rachas. Se me murió un amigo del alma como era Rolo Puente, así comencé, y después se vino todo lo demás. ¡Je! Después me hablan de la suerte, ¡Qué querés que te diga! Eso es por no mirar lo que me pasaba a mí, por otro lado, yo no sabía verlo. En la vida nunca hay que dejar de prestar atención".

Fuente: Diario Show

Opiniones (0)
20 de agosto de 2018 | 09:38
1
ERROR
20 de agosto de 2018 | 09:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"