Miguel Mateos en Mendoza: la vigencia de un clásico

El músico se presentó anoche en un colmado auditorio Angel Bustelo. Paso por sus más grandes éxitos, presentó canciones nuevas y hasta se dio el gusto de hacer algunos covers. Impecable. Disfrutá de la galería de fotos.

Llegó la primavera y hay muchas ganas de pasarla bien. Y como la música es parte fundamental en nuestras vidas, cada canción conocida que suena sacude nuestros corazones, nos remite a tiempos felices y nos predispone de la mejor manera.

Así lo analizó cada una de las dos mil personas que colmaron el auditorio Angel Bustelo en la noche del sábado y no dudó ni un instante en comprar la entrada para disfrutar del show de Miguel Mateos, a sabiendas que la pasaría muy bien.

Y así se dio.

Con su consabida entrega, Mateos recorrió un paisaje musical durante dos horas y media ante un público que lo ama sin condicionamientos.

Con su clásica y conocida banda –formada por Alejandro Mateos (batería, percusión, coros), Roly Ureta (guitarras), Ariel Pozzo (guitarras), Nano Novello (teclados) y Alan Ballan (bajos)- abrió con “Perdiendo el control” para seguir desandando éxitos como “Sólo una noche más”, “Bar Imperio”, “Va por vos, para vos”, "Un poco de satisfacción", la poderosa “Lola”, “Un poco de satisfacción”, “Extra, extra”, “Un gato en la ciudad”, “En la cocina, huevos”, “Solos en América”, algunas muy olvidadas como “Lágrimas bajo la lluvia” y “Mal herido” y un excelente set acústico, que contó con la presencia estelar de Ricardo Pegnotti, primer guitarrista de Zas, pero esta vez en el steel guitar para hacer canciones como “Si tuviéramos alas”, “Ciudades en coma” y “No me dejes caer” más versiones de “Help” y “Stand by me”, que sorprendieron y encantaron a todos.

A la hora de los estrenos, Miguel aprovechó a mostrar "Cuando despierte mañana" y "Rock libre", dos canciones que a pesar de su poco tiempo de vida, fueron coreadas por la multitud.

Desde luego que con el lugar convertido un una caldera cuarentona el final no podía ser otro que con “Obsesión”, “Cuando seas grande” y “Tirá para arriba”.

Así pasó otra visita de uno de los exponentes más fieles de los ochenta, que supo aggiornarse a los nuevos sonidos, que sigue componiendo de la mejor manera y que sigue manteniendo ese romance con su público que nació hace 25 años y promete extenderse por mucho más tiempo.

Opiniones (1)
19 de agosto de 2018 | 22:25
2
ERROR
19 de agosto de 2018 | 22:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Yo estuve.... la verdad.. que da gusto y placer pagar por ir a ver un show de el....
    1