Babasónicos en Mendoza: la noche del rock glamoroso

La banda volvió después de mucho tiempo a nuestra provincia. Lo hizo para presentar “A propósito” y, además, hacer un repaso por muchos de sus más grandes éxitos. Mirá la galería de fotos.

Es cierto que el Bustelo no estaba como a todos nos hubiese gustado que estuviese. Sólo una mitad del mismo se vio lleno –con unas mil quinientas personas- pero ese no fue impedimento para que hubiese un importante calor popular.


Tampoco pudo empañar la noche la pobrísima tarea del operador de sonido, que nunca pudo hacer sonar bien a la banda en un lugar como el auditorio, donde todo –pero todo- suena bien. No se entendieron las palabras de Dárgelos (muy comunicativo con el público), el bajo fue una bola machacante durante las dos horas, una de las guitarras tenía un extraño sonido metálico y hasta acoples hubo.

A pesar de todo esto, Babasónicos regresó a nuestra provincia y demostró que es una de las bandas más importantes que nacieron en lo noventa, que pasó con todo éxito la primera década del siglo y que hoy goza de una reputación envidiable.

Desde luego que todo se basa en dos conceptos que la banda tiene muy claros: buenas canciones y un despliegue visual importante. Así, anoche se vio un simple escenario, pero bien planteado y mejor resuelto, con fajas de leds, mucho flash y varios móviles. Con eso –muy bien utilizado- bastó para que la puesta en escena fuese notable.


Y a esa propuesta fue necesario agregarle canciones que valen, que sirven. Así pasaron “Flora y fauno”, “El ídolo”, “Ideas”, “En privado”, “Valle de valium”, “Posesión del tercer tipo”, “Capricho”, “Irresponsable”, “Sin mi diablo”, “Sátiro”, “Los calientes”, “Deléctrico”, “Microdancing”, “Muñeco de Haití”, “Pijamas”, “Deshoras” y “Fiesta popular” entre otras.

Adrián “Dárgelos” Rodríguez(voz), Mariano Roger (guitarra), Diego "Uma" Rodríguez (guitarra, percusión y coros), Carca (guitarra y percusión), Tuta Torres (bajo), Diego Castellanos (batería) y Diego Tuñón (teclado) siguen mostrando un talento envidiable sobre el escenario por más que esta vez optaron por mostrar mucho más su costado sentimental que el bailable. Pero igual fue un show prolijo y candente, como Babasónicos sabe ofrecer.

Opiniones (0)
19 de julio de 2018 | 09:15
1
ERROR
19 de julio de 2018 | 09:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"