Los Red Hot Chili Peppers hicieron vibrar un Estadio de River Plate repleto

La banda de rock californiana hizo vibrar anoche una multitud que se reunió en el Monumental, donde presentaron su nuevo disco, “I'm with you”, y repasaron los temas más emblemáticos de su extensa carrera.

Tras nueve años de ausencia en Argentina, la banda liderada por el vocalista Anthony Kiedis subió a escena después del grupo inglés Foals para inaugurar una nueva edición del Pepsi Music.

De la mano del tema “Monarchy of roses”, de su décimo álbum, en el que se devela un trabajo musical del cuarteto volcado hacia un funk más melódico que en sus anteriores discos, la banda daba comienzo puntualmente a su quinta presentación en Buenos Aires.

Con un show rejuvenecido que hizo olvidar el poco feliz encuentro de 2002, en el que un sonido deficiente y la poca entrega de la banda habían dejado un sabor amargo, el grupo desplegó un compendio de éxitos ineludibles entre los que se destacaron “Other Side”, “Under the Bridge”, “Blood Sugar Sex Magic” y “Californication”.

Sin embargo, no fue sino con “Dani California”, “By The Way” y “Higher Ground”, el cover de Stevie Wonder que convocaron al pogo en un estadio completo.

Con seis premios Grammy en su haber y más de 60 millones de discos vendidos, la banda presentó sólo seis temas de “I`m with You”, el álbum en el que volvieron a trabajar con Rick Rubin en la producción.

El resto del repertorio de la noche se distribuyó en partes iguales entre “Blood Sugar Sex Magic” (1991), “Californication” (1999) y “By the way” (2002) con breves referencias de “Stadium Arcadium” (2006) y “Mothers Milk” (1989).

Entre los grandes omitidos de la velada, el disco “One hot minute” (1995) con sus infaltables clásicos “Aeroplano” y “Wraped” brillaron por su ausencia.

Con Josh Klinghoffer como flamante guitarrista en reemplazo del emblemático John Frusciante, la formación que completan los históricos Flea (bajo) y Chad Smith (batería) desplegó sobre el escenario la solidez jamás que siempre caracterizo a la base del combo.

Tras haber trabajado con artistas de la talla de Beck, PJ Harvey, The Bicycle Thief y Thelonious Monster, Klinghoffer sostuvo la potencia propia que desplegaba la banda con su antecesor y, sumado a sus virtuosos aportes en vivo, hizo relucir un grupo que con los años demuestra mayor madurez escénica sin perder la intensa energía característica de un punk-funk rabioso.

El músico, que se sumó a los Red Hot para la grabación de “I´m with You”, no sólo había acompañado a los Peppers en el último tramo de la gira de “Arcadium Stadium” sino que, además, es amigo de Frusciante con quien grabo los discos "A Sphere in the Heart of Silence" y "The Empyrean".

Cabe mencionar que en 1993, cuando los Peppers debutaron en Argentina lo hicieron con Arik Marshall en la guitarra, en tanto en los shows de 1998, 2001 y 2002, ese rol fue ocupado por Frusciante.

Con un concierto sin grandes efectos especiales, sino tan sólo algunos juegos de luces y videos psicodélicos plasmados en las pantallas gigantes, las grandes estrellas de la noche fueron las zapadas improvisadas por Flea y Josh en base a solos y loops intermitentes que hicieron vibrar el estadio.

Precisamente, un capítulo aparte merece la nueva disposición del campo del Monumental: para contrarrestar las quejas de los vecinos de Núñez por los temblores del pogo, los Red Hot lograron esquivar la utilización de sillas en el campo y apostaron a rebajar un poco el volumen y cubrir la pista con cuatro paneles de goma que absorben las vibraciones del sonido.

Y para evaluar la capacidad de este nuevo sistema, hacia el final del concierto el grupo desplegó artillería pesada y el público estalló con “Give it away now” que coronó un show que dejó sin aliento al público durante casi dos horas.

 

Opiniones (0)
21 de mayo de 2018 | 22:26
1
ERROR
21 de mayo de 2018 | 22:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"