Baja el déficit en EEUU pero no cesa el alto desempleo

El déficit por cuenta corriente de Estados Unidos bajó un 1,3% en el segundo trimestre y se ubicó en los 118.000 millones de dólares, la cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo aumentó en 11.000 y se ubicó la semana pasada en 428.000, la más alta en casi dos meses. Aumentó 0,2% la producción industrial pero también se acelera la inflación en agosto, con una suba del 0,4%.

La cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo aumentó en 11.000 y se ubicó la semana pasada en 428.000, la más alta en casi dos meses, según informó hoy el Departamento de Trabajo.

El dato, que superó la expectativa de los analistas de unas 418.000 solicitudes, muestra que continúan las dificultades para encontrar empleo más de dos años después de terminada la recesión económica más profunda y prolongada en Estados Unidos en casi ocho décadas.

El promedio de solicitudes en cuatro semanas subió en 4.000 y se ubicó en 419.500, señaló el Gobierno.

De acuerdo con los datos oficiales en los últimos tres meses, la economía de Estados Unidos ha tenido una ganancia neta de apenas 105.000 puestos de trabajo. Durante la recesión desde diciembre de 2007 a junio de 2009, EEUU perdió más de 8,5 millones de empleos.

En un período de recuperación económica, Estados Unidos suele añadir más de 250.000 puestos de trabajo cada mes, y las solicitudes semanales de subsidio por desempleo bajan a menos de 400.000.

En la semana que terminó el 3 de septiembre, la cifra de personas que seguían percibiendo el beneficio pagado por los gobiernos de los estados bajó en 12.000 y se ubicó en 3,73 millones.

El seguro por desempleo cubre, habitualmente, hasta 26 semanas, pero frente a la recesión y la lentitud de la reactivación económica el Gobierno Federal ha extendido los subsidios a millones de trabajadores por períodos de hasta 90 semanas.


En la semana que terminó el 27 de agosto había unos 7,14 millones de personas que percibían algún tipo de subsidio por desempleo, esto es 25.033 menos que en la semana anterior.

Mejora la balanza
El déficit por cuenta corriente de Estados Unidos bajó un 1,3 % en el segundo trimestre y se ubicó en los 118.000 millones de dólares, según informó hoy el Departamento de Comercio.

El déficit entre enero y marzo, de 119.600 millones de dólares equivalía al 3,2 % del producto interior bruto (PIB) y el saldo negativo entre abril y junio representó el 3,1 % de la actividad económica.

El déficit se achicó como resultado de un incremento de los ingresos de activos estadounidenses en el exterior y un aumento del superávit en servicios que contrarrestaron el creciente déficit en el comercio de bienes.

Industria con poco crecimiento
La producción industrial de Estados Unidos creció un 0,2 % en agosto después de un incremento del 0,9 % el mes anterior, informó hoy la Reserva Federal.

El incremento de agosto superó las expectativas de los analistas que habían calculado una producción industrial sin cambios respecto a julio.

La utilización de la capacidad industrial subió del 77,3 % en julio al 77,4 % en agosto. El promedio de utilización de la capacidad industrial de Estados Unidos ha sido del 79,5 % en los últimos 20 años.

La actividad de las fábricas en agosto creció un 0,5 % después de un aumento del 0,6 % el mes anterior. La producción de vehículos automotores y sus partes, que había aumentado un 4,5 % en julio, creció un 1,7 % en agosto.

Si se excluye la industria automovilística, la producción fabril creció un 1 % el mes pasado.

El sector manufacturero ha encabezado la reactivación económica de Estados Unidos desde junio, tras la recesión más profunda y prolongada en casi ocho décadas, y se ha beneficiado de la demanda externa por productos estadounidenses.

Pero dentro del país la persistencia del alto desempleo y las dificultades de crédito siguen limitando el gasto de los consumidores que, en EEUU, equivale a más de dos tercios del producto interior bruto.


En agosto, la producción minera, que incluye la perforación petrolera, subió un 1,2 %. La producción de las plantas de suministros públicos como el gas o la electricidad bajó un 3 % cuando en agosto se moderaron las temperaturas tras los calores de julio.

Inflación en alza
El índice de precios al consumo (IPC) en Estados Unidos subió un 0,4 % en agosto y la inflación en un año ha sido del 3,8 %, según informó hoy el Departamento de Trabajo.

Si se excluyen los precios de alimentos y energía, que son los más volátiles, el IPC subió un 0,2 % el mes pasado y en los últimos 12 meses la inflación subyacente ha sido del 2 %, informó el Gobierno.

El aumento del costo de la vida en agosto superó la expectativa de los analistas, que habían calculado un incremento del 0,2 % en el IPC.

El informe mostró asimismo que las remuneraciones horarias de los trabajadores, ajustadas por la inflación, bajaron un 0,6 % en agosto, la mayor disminución mensual desde julio de 2008. En un año las remuneraciones de los trabajadores han caído un 1,9%.

El informe sobre la inflación ocurre en medio de crecientes indicios de debilidad en la economía de Estados Unidos.

Tomando en cuenta el elevado índice de desempleo (9,1 % de la fuerza laboral) y el hecho de que un número creciente de trabajadores ha estado desempleado por períodos más prolongados, mientras que la inflación se ha mantenido baja, es probable que la Reserva Federal, en su reunión del 20 y 21 de septiembre, no se muestre muy preocupada por el impacto potencialmente inflacionario de su política de crédito fácil.

El informe de hoy mostró que los precios de la energía, que en julio habían subido un 2,8%, aumentaron en agosto un 1,2%.

Los precios de la gasolina subieron el mes pasado un 1,9% después de un salto del 4,7% en julio, y los precios de los alimentos subieron en agosto un 0,5%, casi lo mismo que en el mes anterior.

Fuente:  EFE

Opiniones (1)
22 de mayo de 2018 | 03:57
2
ERROR
22 de mayo de 2018 | 03:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. todo lo q le hicieron al mundo esta empezando a venírseles encima
    1