Paulina Rubio vuelve a tomar clases

La cantante se libró de un juicio a cambio de recibir clases de seguridad vial. La Corte estima que serán 4 años.  Paulina Rubio fue detenida el pasado junio tras una disputa con la Policía de Miami.

La cantante mexicana Paulina Rubio alcanzó un acuerdo con las autoridades para no tener que ir a juicio en Miami por la disputa que mantuvo con la Policía local tras un accidente de tráfico menor que tuvo lugar el pasado junio.

"Paulina Rubio acordó con el fiscal recibir una serie de clases de formación (relacionadas con tráfico y seguridad vial) que se pueden hacer por internet, y hacer una donación de 500 dólares", dijo Teresita Chávez, portavoz de la Fiscalía estatal del condado de Miami-Dade.

El pasado 4 de agosto un juez de Miami determinó que la conocida cantante debería ser juzgada por los delitos presentados contra ella por parte de las autoridades estadounidenses, que la acusaban de no acatar una orden judicial, alterar el orden público y resistirse sin violencia a ser detenida.

El juez Steven Leifman fijó entonces la fecha del juicio para el 14 de septiembre en una vista judicial que se celebró en un tribunal de Miami sin la presencia de la intérprete de "Ni una sola palabra".

Sin embargo, ambas partes han alcanzado un acuerdo para evitar que se llegara a juicio, en gran parte gracias a que "no tiene antecedentes penales y los cargos son delitos menores", explicó Chávez.

Según detalló, el desacato a una orden judicial y la alteración del orden público son delitos de segundo grado que son castigados con un máximo de 60 días de cárcel o se le ordena a las personas realizar programas especiales.

El tercer cargo, resistirse al arresto sin violencia es también un delito menor y conlleva una sentencia máxima de 364 días.

Rubio tuvo un incidente con la policía después de que su BMW chocara con otro vehículo el pasado junio en una calle del céntrico barrio de Miami de la Pequeña Habana.

Cuando llegaron los agentes le pidieron que se retirara a un lugar seguro para que mostrara su documentación.

La artista buscó la documentación, pero no salió del vehículo y realizó varias llamadas telefónicas, según las autoridades. Fue detenida y esposada después de que se le notificara en varias ocasiones que debía acatar las órdenes de la Policía.

Los agentes la liberaron una hora después, ya que Rubio les dijo que debía dar el pecho a su hijo que en ese momento tenía seis meses.

Según detalló este la citada portavoz, bastará con que la artista de 40 años reciba cuatro horas de clases de formación, según el acuerdo alcanzado en una vista a la que ella tampoco acudió.

Además, se ha comprometido a donar 500 dólares a una entidad caritativa.

Fuente: EFE
Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 00:18
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 00:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"