Concesionarios quieren reeditar el plan canje de autos

A principios del 2000 había sido dado de baja por decreto por el gobierno de Fernando de la Rúa el famoso Plan Canje, que levantó polémicas en su momento pero contribuyó a dinamizar la venta de autos en un escenario difícil para la economía argentina. Ahora, la Cámara del Comercio Automotor quiere reeditarlo para actualizar el parque obsoleto.

Los concesionarios de la Cámara del Comercio Automotor impulsan la puesta en marcha de un nuevo Plan Canje, destinado a dar más estímulo a la venta de autos y contribuir a reducir los niveles de contaminación ambiental provocado por el parque obsoleto.

A principios del 2000 había sido dado de baja por decreto el famoso Plan Canje, que levantó polémicas en su momento pero contribuyó a dinamizar la venta de autos en un escenario difícil para la economía argentina,destaca en su edición de hoy el diario Ámbito Financiero.



Para el titular de la Cámara del Comercio Automotor, Alberto Príncipe, "pasaron 12 años y las motivaciones que justificaron su creación siguen vigentes, ya que el uso o abandono de vehículos con un alto grado de obsolescencia, no solamente contaminan el medio ambiente sino también son frecuente causa de graves accidentes".

La Cámara del Comercio Automotor (CCA) adelantó que presentará a las autoridades nacionales una propuesta para renovar el actual parque automotor –que tiene una antigüedad promedio de 15 años-, a partir de un estímulo al usuario para comprar un 0 kilómetro o un usado "más joven”, informa hoy la agencia de noticias Télam.

"El plan comprende la implementación de un bono o crédito fiscal por un valor determinado para la compra de un automotor nuevo o usado en cualquier concesionaria o agencia multimarca, la que podrá usar ese documento para el pago de impuestos, tasas u otro tipo de contribución”, explicó el titular de la CCA, Alberto Príncipe.

El empresario recordó que a comienzos del 2000 se dio de baja, por decreto, el famoso Plan Canje implementado durante la Convertibilidad.

Príncipe recordó que ya pasaron 12 años del fin de la implementación de ese plan y que las motivaciones que hoy justifican la nueva iniciativa se sustentan en la existencia de "vehículos con un alto grado de obsolescencia que no solamente contaminan el medio ambiente sino también son frecuentemente la causa de graves accidentes".

"El objetivo de nuestra propuesta se centra en la concreción de un plan permanente, con sólida base económica, que no afecte en forma sustancial las cuentas fiscales, pero que además de los mencionados beneficios ecológicos y de seguridad vial, conlleven una mayor reactivación de las ventas con sus efectos sobre la recaudación de los tributos y sobre la permanencia de las fuentes de trabajo", dijo el directivo.

En ese sentido, agregó que "esta es una propuesta del sector, habrá que consensuarla con las autoridades y seguramente habrá cosas que modificar".

A diferencia del denominado Plan Canje –por el que se habían establecido montos fijo de acuerdo al tipo de unidad -auto particular, utilitario, camión- que se pagaban a través de un bono que luego se transfería a las automotrices y éstas debían cobrar al Gobierno, en la nueva propuesta no intervienen las fábricas sino que serían directamente las agencias las que tomarían esos bonos.

La otra diferencia es que aquel Plan Canje sólo se aplicaba para la compra de unidades 0Km, mientras que ahora incluiría también a los usados.

"Estamos proponiendo que los vehículos a ser desguazados tengan una antigüedad no menor a diez años, debiendo ser dados de baja en el Registro de la Propiedad del Automotor”, señaló Príncipe.

En dialogo con Télam, el directivo sostuvo que “con dicha baja se obtiene un certificado que debe ser aplicado a la compra de un automotor nuevo o usado. La esencia del plan es que alícuota del impuesto al valor agregado (IVA) sea eximida totalmente sobre la venta de las unidades que reemplacen a las que fueron destruidas, este es el esfuerzo que deberá efectuar el Estado" en materia impositiva.

"Este plan apunta también a que tanto el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires como las diferentes provincias, condonen las deudas de patentes de los automotores dados de baja", señaló el titular de la CCA.
Según el empresario, "otra pata fundamental de este programa, es la puesta en marcha de los programas de Verificación Técnica Vehicular (VTV) en aquellas jurisdicciones donde aún no rige y fiscalizar estrictamente su cumplimiento donde ya existen".

El parque automotor nacional, a septiembre de este año ronda los 10 millones de vehículos.

“No hay antecedentes de un país con plantas automotrices tan importantes como las de Argentina, en el que la antigüedad de su parque automotor supere los 15 años”, concluyó el dirigente empresarial.
Opiniones (0)
18 de febrero de 2018 | 01:25
1
ERROR
18 de febrero de 2018 | 01:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve