Lily Allen cree que podría haber muerto como Amy Winehouse

"Sentí que ella se había convertido en un personaje de ella misma. Su muerte casi no se sentía real porque su vida se había vivido en los periódicos hasta casi el final", dijo la cantante británica.

La estrella de 26 años era amiga de la malograda cantante - quien fue encontrada muerta el pasado julio - por lo que muchos de sus amigos pensaron en ella y le mandaron mensajes diciéndole que se alegraban de que ella no hubiera corrido la misma suerte.

"Sentí que ella se había convertido en un personaje de ella misma. Su muerte casi no se sentía real porque su vida se había vivo en los periódicos hasta casi el final. Amy quería una vida real. Quería ir al pub y no podía", contó al suplemento del Evening Standard.

"De hecho cuando Amy murió recibí un montón de sms de amigos diciéndome que estaban felices porque yo estuviera todavía aquí. Que yo no hubiera muerto también. Es fácil quedarte enganchada y me siento afortunada por haber sido lo suficientemente fuerte para haber salido".
Con su actual embarazo, Lily pasa ahora la mayor parte de su tiempo en Cotswolds, en el centro de Inglaterra, con su marido Sam Cooper, y disfruta de no hacer nada.

La cantante, que perdió otro bebé a los seis meses de embarazo y que sufrió un aborto en 2008, confesó: "De manera instintiva siempre he querido estar envuelta en todo. Pero con este embarazo, especialmente con lo que pasó la última vez, he llegado a un punto en que pienso, ´Que le joden a todo´. Es el único momento en mi vida en el que se me permite no hacer nada".
Opiniones (0)
20 de agosto de 2018 | 19:16
1
ERROR
20 de agosto de 2018 | 19:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"