Brasil se desacelera pero el consumo sigue creciendo

La economía brasileña presentó un menor crecimiento el segundo trimestre, con la pérdida del ritmo centralizado en la industria que se ve afectada por la apreciación del real. El consumo interno, sin embargo, recobró fuerza, arrastrado por el avance del empleo y de los mejores ingresos de la población, lo que impulsó a su vez el avance del sector de servicios en el país.

La economía brasileña presentó un menor crecimiento el segundo trimestre, con la pérdida del ritmo centralizado en la industria que se ve afectada por la apreciación del real y por las altas tasas de interés.

Este es un tema de preocupación del gobierno debido a la inflación, el consumo, sin embargo, recobró fuerza, arrastrado por el avance del empleo y de los mejores ingresos de la población, lo que impulsó a su vez el avance del sector de servicios en el país, destaca hoy el diario Folha.com

Tal panorama surge por los números del Producto Interno Bruto (PIB - suma de la producción de bienes y servicios), de abril a junio, divulgado ayer por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

En el periodo, la economía del país creció 0,8% en comparación con el primer trimestre, época en la que el alta fue de 1,2%.

El panorama es antiguo, y refleja la realidad que se esperaba. No obstante, alimenta preocupaciones en relación al escenario de una inflación y crecimiento bajo: el ritmo entre producción y consumo sigue descompasado.

Perjudicada por el alta de las importaciones y en desventaja para competir en el exterior con la apreciación del real, la industria creció apenas 0,2% en comparación con el 1º trimestre.

De abril hasta junio, las familias, que habían pisado el freno a principio de año, en parte en función de las medidas más restringidas al crédito, volvieron a gastar. Además, impulsaron segmentos como el comercio y servicios de información (telefonía e informática).

"El mercado laboral continuó firme y el crédito no se secó como era de esperar. Esto estimuló el consumo", dice Rafael Bacciotti, analista de la Consultora Tendencias.

La buena noticia, no obstante, fue el aumento de las inversiones, de 1,7%. Esto nos señala que las empresas pueden estar preparándose para una mayor oferta más adelante, a través de la adquisición de equipos.

La fuerza
A pesar de la expansión de la inversión, Silvia Matos, economista de la Fundación Getulio Vargas (FGV), expresa que el alta del consumo acarrea riesgos de mayor inflación. La experta cree que el Banco Central (BC) fue "precipitado" al reducir la tasa de interés en 0,50 puntos.

Por otra parte, Aurelio Bicalho, del banco Itaú-Unibanco, evalúa, en informe, que el consumo está a niveles inferiores en relación al del 2010. Y que puede perder aún más la fuerza en lo que resta del año.

En una perspectiva más lejana, los datos del PIB demuestran de manera más clara el enfriamiento de la economía. La expansión fue de 4,7% en los últimos 12 meses culminados en junio _en 2010, el alta había sido de 7,5%. 

Para más información entrar aquí

Opiniones (0)
23 de abril de 2018 | 01:52
1
ERROR
23 de abril de 2018 | 01:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Aguas color Malbec
    17 de Abril de 2018
    Aguas color Malbec