El Indio en Junín: el rock sin bengalas es posible

Carlos Solari cantó en Junín ante cien mil personas. Gracias a una importante campaña de prevención y un gran operativo de seguridad, durante el recital no se prendió una sola bengala. Un periodista de MDZ estuvo ahí y cuenta su experiencia.

La noticia es fácil de contar pero difícil de explicar. Carlos Solari tocó el sábado en el autódromo de Junín ante más de cien mil personas. Hasta ahí todo bien. Habrá quienes se sorprendan y quienes, conociendo la convocatoria del Indio, no muestren el menor asombro.

Ahora, pensemos un poco así tomamos dimensión de la noticia. Repitamos juntos: cien-mil-personas. Para darnos una idea, dos estadios Malvinas Argentinas repletos cobijarían a noventa mil espectadores.

El recital del sábado tenía fecha para mayo, pero se postergó por la muerte de Miguel Ramírez, quien fue a ver un toque de La Renga y una bengala naval (sí, bengala naval) se le incrustó en el cuello. Todavía investigan quién arrojó el proyectil.

Desde la organización del recital de Solari pidieron que el público no llevara bengalas. En las pantallas gigantes que estaban en el escenario se leía el cartel brillante “No Bengalas”.

Hubo un operativo de seguridad que fue integrado por cerca de 700 policías y 800 agentes de seguridad privada. Los cacheos fueron rigurosos y durante las más de dos horas que duró el show no se prendió una sola bengala. O sea, cien mil tipos entendieron.

Hasta en el tema Juguetes Perdidos, canción emblemática en las que todo se iluminaba por la luz de las bengalas, el público respetó y dejó de lado el absurdo ritual que tanta muerte sembró en el rock argentino.



Para algunos puede ser anecdótico, pero para los que viajamos por el país hace años para ver recitales, el toque del sábado pasado fue la muestra de que el rock puede –y debe– tomar real conciencia.

Lo sabemos: a Miguel Ramírez nadie le devolverá la vida y nos duele en el alma. Pero el recital del sábado demostró que no es utópico ir a ver a una banda de rock sin que tu vida peligre.

Ojalá el sábado haya sido un quiebre, ojalá baje un cambio la futbolización del rock, ojalá, de una vez y para siempre, todos hayamos entendido al Indio cuando canta “disfruta los placeres que te quedan sin dañar”.

Autor: Gonzalo Ruiz.
En Twitter: @gonza_ruiz
Opiniones (1)
14 de agosto de 2018 | 11:01
2
ERROR
14 de agosto de 2018 | 11:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No hay q meter a todo el rock en la misma bolsa. Tengo 31 años y desde los 14 q voy a recitales, tanto como los de rock barrial o ricotero como la Renga, como a bandas alternativas,punkies, indies, hardcore en dde no existe esa cultura de bengala y también es rock. Igual me parece muy bien q no hayan prendido ninguna, pero esto, como sabemos todos, se podría haber evitado llegar a esta situación, desde bastante antes que Cromañón. Un saludo Un saludo grande
    1