el Besamanos empresario

"Como nunca antes, la Presidenta logra alinear a los líderes del sector privado. La bronca sindical. Y las trampas del modelo. Nunca Cristina de Kirchner pudo ser más feliz. En materia de poder, claro", dice Roberto García en Perfil.

"Nunca Cristina de Kirchner pudo ser más feliz. En materia de poder, claro, ya que otras instancias de la vida no le son tan favorables. Como Menem, cuando venció a Bordón o los tiempos en que un dadivoso Raúl Alfonsín ofrecía un paraguas para todos. Momentos de felicidad y empeño común de fugacidad indeterminada". La Columna de Roberto García en Perfil.

Mirá la nota completa aquí
Opiniones (0)
22 de julio de 2018 | 04:38
1
ERROR
22 de julio de 2018 | 04:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"