En 10 años Hollywood eludió el 11-S y optó por el entretenimiento

En diez años, sólo dos estudios de Hollywood produjeron películas directamente inspiradas en los atentados más mortíferos jamás cometidos en suelo estadounidense: Universal, con "Flight 93" (2006) y Paramount, con "World Trade Center" de Oliver Stone (2006).

Los atentados del 11 de septiembre han sido poco explotados por Hollywood, que prefirió conjurar el trauma y virar como nunca hacia el entretenimiento, en lugar de generar la rica filmografía que siguió a la Segunda Guerra Mundial o la guerra de Vietnam.

En diez años, sólo dos estudios de Hollywood produjeron películas directamente inspiradas en los atentados más mortíferos jamás cometidos en suelo estadounidense: Universal, con "Flight 93" (2006) y Paramount, con "World Trade Center" de Oliver Stone (2006).

No obstante, Hollywood sí reaccionó -como es habitual- a este tema durante los meses que siguieron al ataque. "Había un enorme interés por el 11 de septiembre y sus consecuencias", dijo a AFP Bonnie Curtis, quien produjo para Steven Spielberg "Saving Private Ryan" y "A.I. Artificial Intelligence", antes de dedicarse al cine independiente.

"Mucha gente comenzó a trabajar en un material (dramático) que ni siquiera habría existido si no hubiera sido por el acontecimiento en sí", agregó. Así, durante un tiempo, "circularon muchos proyectos sobre el 11 de septiembre" de 2001.

Pero comenzaron a surgir muchas dudas sobre ellos. "Teníamos muchos cuestionamientos, como: ¿Es demasiado temprano para hacer una película sobre el acontecimiento?, ¿tendrá algún interés el público en verlo?", comentó Bonnie Curtis. La respuesta llegó cuando se estrenaron "Flight 93" (2006) y "World Trade Center": ambas fracasaron en las taquillas.

La primera recaudó 74 millones de dólares en todo el mundo, la segunda 161 millones. Son cifras mediocres para Hollywood.

"Para los directores de los estudios, esto fue una señal de que había que reconsiderar el tema", observó Jason E. Squire, profesor de la Escuela de Artes Cinematográficos de California del Sur (USD) en Los Ángeles.

De acuerdo con Bonnie Curtis, resultó claro que el público no tenía ganas de ir al cine a ver aquello. "Y Hollywood es una industria; así que después del entusiasmo inicial y unos filmes sobre el tema, ya nadie tuvo la aprobación para realizar este tipo de proyectos".

"El 11 de septiembre fue traumático. Yo estaba traumatizado, como la mayoría de nosotros. No queríamos volverlo a ver", explicó a AFP Don Hahn, productor de los estudios Disney. "Preferimos divertirnos con películas que nos hicieran olvidar todo aquello".

"Tal vez por eso estamos viendo tantas películas de superhéroes, tantos Capitán América, Iron Man, porque esos personajes pueden derrotar a los chicos malos", sonríe Hahn, quien produjo "The Lion King" y actualmente trabaja en "Frankenweenie" de Tim Burton.

Para Squire, no hay ninguna duda de ello. "El 11 de septiembre puso en evidencia la importancia del entretenimiento en la sociedad como medio de evasión".

No obstante, Richard Walter, guionista y profesor de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), está en desacuerdo con esta visión: "Decir que las películas hollywoodenses permiten evadirse, es como decir que el presidente Barack Obama es demócrata. No tiene nada de novedoso".

Según Walter, el mundo del cine fue tan afectado por los atentados como el resto del mundo, pero "Hollywood está haciendo lo que siempre hizo y no cambió nada la forma en que hace películas".

Bonnie Curtis señaló en cambio un mayor apetito tras el 11 de septiembre por las películas ligeras. "Hubo un grupo de cineastas en Hollywood que pensó que lo único que quería el público era evadirse en la fantasía, los efectos especiales y los superhéroes", dijo.

Esto no impidió -agregó- que "algunos cineastas quisieran profundizar en la tragedia y mostrar los efectos que tuvo en nuestro país y nuestro planeta", como lo ilustra la cantidad del filmes inspirados en las guerras de Irak y Afganistán, así como "The Hurt Locker" de Kathryn Bigelow, Oscar a Mejor Película en 2010.

Don Hahn quiere creer por su parte que los atentados condujeron a Hollywood a ser menos caricaturesco y más abierto. "Una de las cosas negativas del 11 de septiembre es que muchos de nosotros nos volvimos muy suspicaces y muy celosos de nuestra cultura. Espero que en diez años nos hayamos vuelto más tolerantes".
Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 14:23
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 14:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"