KISS My Ass: el juego que nos gustó jugar

La banda tributo se presentó anoche en el teatro Plaza de Godoy Cruz. Hubo mucho rock, fanáticos pintados, una gran calentura en el ambiente y ganas de que regresen pronto. Mirá la galería de fotos y videos.

Ir a ver una banda tributo es prestarse a un juego: ellos, arriba del escenario, juegan a que son los originales; los de abajo, que pueblan la platea, imaginan que esos de arriba son los originales.

Desde luego, bandas y bandas. Alguna atinan, otras ni ahí y, por último, las mejores son las que se muestran igual a la original, en sus ropas, sus movimientos, sus acordes, sus voces.

Ejemplos hay muchos pero anoche, los fanáticos de Kiss descubrieron que estos cuatro muchachos oriundos de Buenos Aires son los más parecidos que hay en esta zona del mundo a los cuatro pintados originales.

En total, fueron dos horas de grandes éxitos de Kiss pero con el calor que le pusieron los mendocinos que fueron hasta el Plaza. Tal vez, la mayor decepción fue que se esperaba más gente –hubo unos 350- pero el calor que pusieron éstos, fue tremendo, llegando a convertir el lugar en una caldera.

A esto hay que sumarle que en la previa, muchos optaron por pintarse la cara como alguno de los cuatro Kiss y esto le dio una colorido aún más espectacular a la noche.


Hubo mucho rock, excelentes luces y un sonido impecable. Con eso, fue suficiente como para escuchar y disfrutar canciones como “Crazy Nights”, “I Was Made For Lovin' You”, “Detroit Rock City”, “Lick It Up”, “Love Gun”, “God Of Thunder” (con sangre y todo a cargo de “Gene Simmons”) y “Rock and rolla ll nite”, entre otras más.

El sábado a la noche hubo un juego; muchos se prendieron a él y salieron felices. Ojalá que la próxima sean más.

Walter Gazzo

en Twitter: @wgazzo

 

 

Opiniones (0)
22 de agosto de 2018 | 01:20
1
ERROR
22 de agosto de 2018 | 01:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"