Para Barclays, el oro llegará a U$S2.000 la onza en 2012

El banco internacional estimó hoy que el precio del oro promediaría 1.800 dólares por onza en el segundo semestre y U$S2.000 en 2012 como consecuencia de la mayor demanda internacional del metal precioso frente a los temores de una nueva crisis global. En tanto, en Alemania piden que de ahora en más los rescates financieros se respalden con oro.

El banco Barclays estimó hoy que el precio del oro promediaría 1.800 dólares por onza en el segundo semestre y U$S2.000 en 2012, en medio del temor a una desaceleración económica y a una crisis de deuda en la zona euro.
 
El oro al contado subía un 0,8%, a U$S1.845,09 por onza, tras escalar cerca de un 30% en el año y tocar máximos históricos de más de U$S1.910 en las últimas sesiones, informa hoy el diario El Cronista.com

Garantizar con oro los rescates
Alemania se opone a que haya acuerdos bilaterales con garantías entre los países del euro y los socios rescatados. Rechaza el pacto alcanzado entre Finlandia y Grecia. Pero Berlín no renuncia a pedir avales a quienes necesiten ayuda financiera a partir de ahora. Al menos no lo hacen miembros importantes del Gobierno germano y del principal partido de Gobierno.

Ayer por la mañana, la ministra de Trabajo alemana y vicepresidenta de la CDU, Úrsula von der Leyen, reclamó que los países rescatados en el futuro garanticen los préstamos que reciben con sus reservas de oro o las participaciones industriales. Por la tarde, la canciller, Angela Merkel, rechazó el recurso al oro. Nada dijo de las participaciones industriales, señala en su edición de hoy el diario El País.

El cruce de declaraciones entre Merkel y Von der Leyen muestra el creciente rechazo en el partido de Merkel y su tradicional socio bávaro, la CSU, a ampliar el fondo de estabilización hasta 440.000 millones de euros y la posibilidad de que compre deuda soberana en el mercado secundario. Para solucionarlo antes de que el 23 de septiembre se vote en el Parlamento alemán, el martes se constituyó una comisión en la coalición CDU-CSU, de la que forma parte el ministro de Finanzas, Wolfang Schäuble.
El pacto sobre el segundo plan de ayuda a Grecia contempla una cláusula que permite acuerdos sobre garantías entre rescatados y rescatadores. Finlandia, con graves problemas políticos internos para dar el visto bueno al plan, aprovechó la rendija para pactar por su cuenta garantías con Atenas. Pero el acuerdo ha encontrado la oposición de Alemania, Austria, Holanda, Eslovaquia y Estonia, que exigen dar su plácet y que el pacto no perjudique al resto de países. Ayer se sumó a ellos Bruselas. "Las negociaciones sobre las garantías siguen entre Grecia y Finlandia. Las conversaciones son bilaterales, pero tiene que ser aceptado por el resto de socios de la zona euro", declaró Amadeu Altafaj, portavoz de la Comisión Europea.

Opiniones (0)
24 de mayo de 2018 | 15:33
1
ERROR
24 de mayo de 2018 | 15:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"