Deportes

Ginóbili: "No dependemos de una estrella"

Feliz por su regreso a la selección, luego de tres años, Manu muestra satisfacción porque el equipo "puede repartir mucho el goleo", y agrega que lo mejor que deben hacer "es defender muy duro".

Hace mucho tiempo que no viste la camiseta argentina con tanta alegría, satisfacción y tranquilidad. Reinsertarse en el siempre añorado grupo de amigos después de tres años, tener la autorización absoluta de los Spurs para jugar, sentirse impecable físicamente y andar de gira por el país, disfrutando del cariño de la gente, sin alejarse demasiado de los mellizos Dante y Nicola, completan un combo ideal para que Manu Ginóbili sienta el enorme placer de estar nuevamente en el seleccionado nacional.

Toda esa buena energía la transmitió en cada amistoso, ya sea con acciones espectaculares, pases de lujo, volcadas fantásticas o entrega absoluta para defender y recuperar balones, además de darse tiempo siempre para firmar autógrafos y sacarse fotos con el público. "Es que realmente la estoy pasando muy bien. Extrañé mucho compartir entrenamientos, partidos, sobremesas y viajes con este grupo. Más allá de cualquier calentura en un partido, el grupo está firme, como siempre. Y yo me siento tranquilo, disfrutando de cada momento y físicamente cada vez mejor.

- En los dos partidos contra Venezuela, en Córdoba y en Rosario, con el Súper 4 definido, penetraste entre varios rivales e intentaste una volcada espectacular. ¿Para qué, con qué necesidad, no era arriesgar demasiado? 

- Para ver cómo responden las piernas. Hay que probarse, medirse. No importa si ganás por 5 o por 40. El objetivo de estos amistosos es agarrar forma. Además, me sentí bien para intentarlas.

- Esta es tu primera gira de la selección como papá. ¿Se hace más dura que las anteriores? 

- Y, extraño, pero por suerte las concentraciones no son largas. Estamos unos días entrenando y después tenemos dos de descanso, como ya ocurrió y volverá a suceder este fin de semana, así que no es tan duro. Además, mi señora y los mellizos estuvieron en Rosario y van a ir a Mar del Plata. Lo que ahora me mata es que cuando hablo por teléfono ya me dicen "pa-pá". Lo aprendieron ahora.

Leé esta nota completa en el  link de Canchallena.com

Opiniones (0)
20 de febrero de 2018 | 07:45
1
ERROR
20 de febrero de 2018 | 07:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve