"La crisis mundial golpeará a la Argentina"

Los economistas Rodrigo Alvarez y Luis Palma Cané advirtieron hoy que si el mundo entra en recesión, la Argentina sufriría una caída en el volumen de sus exportaciones, principalmente de soja, y una baja en los precios de las materias primas. "Cada vez es mayor el miedo a una recesión" expresaron los analistas que estudian el escenario de la crisis.

Al respecto, Alvarez, de Ecolatina, alertó que "cada vez es mayor el miedo a una recesión sobre todo en economías desarrolladas" y sostuvo que esta situación "sí va a tener un impacto en la Argentina".
  
"China va a crecer a menor ritmo y también Brasil y en este contexto la argentina también tendrá menores perspectivas de crecimiento porque esos países nos van a comprar menos y los precios van a bajar", destacó.
  
Consideró que "el punto favorable es que los commodities están bajando en menor proporción, el ajuste es leve" y señaló que "no se cree que el precio de la soja se desplome pero sí que no siga subiendo al ritmo que lo venía haciendo".
  
Palma Cané, por su parte, alertó que "en un mundo globalizado, quien crea que está blindado se equivoca" y añadió que "a la Argentina le corresponden las generales de la ley".

"La consecuencia para la Argentina está dada en que la demanda de commodities bajará y en particular de la soja, que es el principal recurso del Gobierno", alertó el economista en declaraciones a un canal de cable.
  
Dijo que "esta situación hará bajar los volúmenes de exportaciones de la Argentina y eso tendrá un impacto en las cuentas, bajará la recaudación, las exportaciones y disminuirá la actividad económica".
  
"No estamos en situación de poder afirmar que la economía mundial se encamina hacia una recesión, estamos lejos de eso, más allá de que Europa y China están desacelerando el crecimiento", remató.
Opiniones (2)
18 de julio de 2018 | 06:50
3
ERROR
18 de julio de 2018 | 06:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Va de suyo que en una economìa de libre mercado, tal como lo es la economía mundial, debe darse la lógica de "suma cero", es decir, si algo sube, algo debe bajar, si algo baja, algo debe subir, si alguien vende más, alguien lo hace menos. Es así. Siempre. Si bajan los precios de los comodities, suben las ventas de los mismos ante el hecho cierto de estar más al alcance de todo y entonces se equilibra. Con mayor producción se equilibra la baja de precios. Si otros países venden más barato que nosotros, entonces nosotros tendremos que vender más barato y para eso estamos mejor preparados ya que somos monetariamente soberanos, con lo cual devaluamos, subvaluamos o subsidiamos cuando queramos y en función a las necesidades. O sea, si otros venden más barato y nuestras exportaciones se perjudican, pues se puede subsidiar el precio de los exportadores para que éstos vendan más barato en el exterior y acá tengan la misma renta (ganancia), ¿cómo?: con políticas activas del tipo cambiaria o vía subsidios (directos o indirectos). ¿Quién paga la diferencia? El Estado, o sea todos nosotros. ¿Con qué plata? Con la que hemos obtenido en estos años y está ahorrada o bajando alguna importación de algún producto originario del país que compite con nosotros en la venta de nuestros productos a terceros países. ¿Cuál es nuestra ventaja relativa para este tipo de competencia? Que la moneda es nuestra y nosotros decidimos sobre ella, que el Estado está dispuesto a participar en ello activamente y ha estado haciéndolo de hecho y, muy importante, que hay un aval explícito de la población para que se siga haciendo eso, tal como las urnas lo han gritado el pasado domingo. En definitiva. Ni tanto ni tan poco. A más que los europeos están prisioneros como nunca de su EURO, del que no pueden salir y al que no lo pueden controlar con independencia del mercado, cediendo autoridad política a las corporaciones dueñas del mismo mercado, quienes son las que manejan la vida de las personas, tal como se está demostrando. Son unos competidores inferiores a nosotros en todo sentido ya que no son soberanos, tienen que ceder a la rentabilidad, no son inmunes a la quiebra y no tienen liderazgo, lo cual no ocurre con un Estado como el nuestro.
    2
  2. No era, según el ministro Boudou y la Exma.señora Presidente que nuestro ´ país estaba "blindado"??? Y ahora, qué haremos?? Cómo damos vuelta el libreto ?
    1