Europeos reclaman facilitar propiedad participada

"El acuerdo firmado el 9 de diciembre de 2009 por las confederaciones sindicales y patronales quedó en letra muerta y auspiciamos que se genere un mejor escenario a favor de los empleados", reclamó Guido Antolini, presidente de la Federación Europea del Accionariado de Empleados. Los bajos precios tras el derrumbe de las bolsas facilitó la compra masiva de productos por parte de ejecutivos de empresas que no pueden aprovechar los citados empleados.

Ejecutivos de las empresas de toda Europa aprovechan los precios bajos tras el derrumbe de las bolsas para hacer compras masivas, pero los empleados carecen de un modelo simple y práctico de propiedad participada, también ausente en el programa que lanzó el gobierno italiano para superar la crisis.

Así lo expresa la Federación Europea del Accionariado de Empleados, cuyo presidente, Guido Antolini, dice que la propiedad participada es la "gran ausente" en el plan del gobierno italiano.
   
El acuerdo firmado el 9 de diciembre de 2009 por las confederaciones sindicales y patronales quedó en letra muerta y auspiciamos "que el Parlamento italiano genere finalmente una legislación, simple y de aplicación inmediata, para hacer avanzar las empresas italianas hacia una mayor y mejor ocupación y productividad", dice Antolini.
   
El fenómeno de la compra de acciones por parte de ejecutivos, según la asociación, está documentado en cientos de operaciones internas. En Italia sucedió con las empresas Eni, Enel, Mediobanca, Banca Intesa, Indesit y otras decenas de ejemplos y lo mismo sucede en Alemania con Metro, BASF y otras.
   
Italia, España, Portugal y Grecia son los últimos de la clase en la clasificación de la participación de los trabajadores en el capital de las empresas.
   
Estos países, agrega la Federación, precisan reformas estructurales, que incluyen el desarrollo de la propiedad participada.
   
Añade que en Bélgica, los Países Bajos y los nuevos estados miembros de la Europa central y oriental, fuera del área euro", las empresas grandes tienen entre sus accionistas a entre 10 y 15% de empleados, contra una media europea de 30%.
   
En tanto, se llega al 50% en países como Noruega, Finlandia, Gran Bretaña, Suecia y Fracia, además de Suiza.
   
Concluyen en que para las empresas pequeñas y medianas se debe seguir el ejemplo de Estados Unidos, que hace 40 años creó un mecanismo financiero que les permite a los empleados comprar acciones en las empresas para las que trabajan, con financiamiento a largo plazo.
   
Ese modelo se denomina ESOP y debería ser introducido también en Europa, finalizó Antolini.

Fuente: Ansa Latina.
Opiniones (0)
25 de febrero de 2018 | 22:32
1
ERROR
25 de febrero de 2018 | 22:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve