Agustina Llaver, coronada en San Martín

A pesar de las fuertes lluvias que atacaron Mendoza durante el fin de semana, se llevó a cabo la elección de la reina en San Martín. La joven tenista dijo que desea “que los sanmartinianos soñemos cada día, con la misma ilusión de siempre, en las utopías que todos los vecinos ilustres y anónimos del departamento tejieron a lo largo de la rica historia sanmartiniana”.

Este  sábado en el Teatro Griego Juan Pablo II, del Parque Agnesi, de General San Martín se hizo la fiesta departamental de la vendimia. Pasada la medianoche, allí se coronó como nueva reina a Agustina Lavalle, de 20 años, representante del distrito de Chapanay.

Agustina Llaver, sobrina nieta del que fuera gobernador de la provincia, Santiago Felipe Llaver, se impuso con 59 votos a la reina de Ciudad, Lourdes Maldonado, de 18 años, quien resultó finalmente Virreina del departamento. Mientras que el tercer lugar lo ocupará Silvana Fanín.

Si bien la lluvia amenazó con estropear la velada, los 20 mil espectadores siguieron atentos, desde las gradas y provistos de paraguas y pilotos.

La Fiesta

El argumento estuvo basado en la historia de “Juancito del hospital”, un personaje muy querido y recordado de la Ciudad del Este que vivió muchos años en el hospital sanmartiniano. Esta figura entrañable, además de disfrutar de un merecido homenaje, transportará a los espectadores a un mundo fantástico, lleno de magia, sorpresas y posibilidades.

Juancito, el loco, convoca a Dionisio, el magnánimo Dios griego del vino, protector de la vida y las festividades, para que la ayude a crear el “Vino Mágico”.

Esta asombrosa relación entre un simple mortal y una deidad olímpica es la base de una admirable línea argumental que recorre la historia y la cultura del pueblo de San Martín. Es así que en los sucesivos cuadros de la propuesta recrearon situaciones ficticias, en escenarios particulares de la zona: el campo, las bodegas, el hospital, los clubes sociales.

En este viaje se rescatron las figuras emblemáticas de Don Juan Draghi Lucero, el Gral. Don José de San Martín y Martina Chapanay.

En el último cuadro, Dionisio hace brotar el “vino mágico”. En agradecimiento por el tiempo compartido con los sanmartinianos declara a este ilustre pueblo: ciudad del vino mágico y reino de las utopías hasta el fin de los siglos.

La idea central del argumento es reconstruir las viejas añoranzas  de los urdidores de utopías para tejer con sus fibras la nueva historia, revitalizándola con los aportes del presente, rescatando un espíritu netamente latinoamericano.

La fiesta se caracterizó además por el respaldo técnico de profesionales  locales, bajo la esmerada mirada estética y creativa de su directora, la reconocida coreógrafa Vilma Rúpolo.
Opiniones (0)
15 de julio de 2018 | 22:45
1
ERROR
15 de julio de 2018 | 22:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"